El agua que no llega a Buenaventura

septiembre 03 de 2017

A pesar de que en Buenaventura hay once cuencas hidrográficas, 70 por ciento de sus habitantes no cuenta con servicio de agua constante..

imagen

| El Gobierno Nacional invirtió unos 200.000 millones para la implementación de obras que nunca avanzaron. | Por: Fabio Augusto Gallo


Por: Gerardo Quintero
gerardoquinte

Según cifras del Departamento Administrativo de Planeación, el 71 por ciento de la ciudadanía solo tiene agua entre cuatro y ocho horas al día. ¿Cómo pasa eso en un lugar en el que hay once cuencas hidrográficas?
 

Aquí, al que está de buenas, le llega agua unas horas, pero día de por medio. Hay gente que pasa hasta cinco meses sin agua

-Narcilo Rosero, uno de los líderes de la movilización-
 

 ¿QUÉ SE HA HECHO? 

En los últimos diez años el Gobierno nacional destinó más de 200.000 millones de pesos en contratos para obras que permitirían ampliar y mejorar la distribución del agua desde la planta de Escalerete, pero se produjeron incumplimientos de los contratos y sobrecostos. “El problema no se va a resolver con la salida del operador actual, pues la infraestructura del acueducto ya está obsoleta. La plata la han girado varias veces y siempre se ha perdido. El problema es que el prestador del servicio dice que la responsabilidad es del municipio y viceversa. Todos se lavan las manos y nadie hace nada”, sostiene Leonard Rentería, quien además es líder de la Asociación Rostros Urbanos.
 

Las mejoras en el servicio de agua podrían notarse solo hasta el próximo año. | Foto: Aymer Andrés Álvarez.

 ¿QUÉ SE PROPONE PARA MEJORAR?

La gobernadora del Valle, Dilian Francisca Toro, asegura que, en lo concerniente a la construcción del acueducto, “hay 150.000 millones de pesos que está dando el Gobierno Nacional, nosotros estamos aportando 22.000 millones de pesos para hacerlo”. En los próximos días está prevista la entrega del tanque de Venecia, que corresponde al 30 por ciento de la planta de Escalerete. Sin embargo, la posibilidad de que la comunidad cuente con agua permanente, aunque sea 18 horas diarias, solo se podría materializar el próximo año.

Por eso, la mandataria seccional propone que sea la misma ciudadanía la que ejerza un control y lleve a cabo una veeduría que garantice la ejecución de las obras. Quien mejor sintetiza lo que sucede es la artesana Rosalba Viveros:
 

Somos un pueblo rico en agua, que sufre y lucha por lo que le pertenece, pero al que, increíblemente, no le dan su agua
 



¡Suscríbete!

Y recibe primero una selección de los mejores contenidos y novedades de SEMANA RURAL. Nada de spam, promociones comerciales ni cosas aburridas.




HistoriasReportajesGente

¡Comparte!



Foto de perfil del autor del comentario






Semana Rural. Un producto de Proyectos Semana S.A. financiado con el apoyo de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) a través del programa de Alianzas para la Reconciliación operado en Colombia por ACDI/VOCA. Los contenidos son responsabilidad de Proyectos Semana S.A. y no necesariamente reflejan las opiniones de USAID o del gobierno de Estados Unidos.