La playa que desaparece frente a los ojos de la gente de Rincón del Mar

septiembre 27 de 2017

La erosión costera en este pueblo de Sucre se está convirtiendo en un problema que ya pone en riesgo el mayor ingreso económico de la región.

imagen

| Para muchos de los más de 3.500 pobladores de este corregimiento la principal razón del problema es la falta de atención de las autoridades | Por: Cortesía


Por: Antonio Canchila
Acanchila13

Durante años, el pueblo de Rincón del Mar, un corregimiento de San Onofre, Sucre, con playas frente al mar Caribe, tuvo que soportar los embates de la violencia que vestida de paramilitarismo se apoderó de sus tierras. Entre 1999 y 2005, los asesinatos selectivos, extorsiones y secuestros que sufrió la mayoría de la población hicieron que los turistas dejaran de llegar a este pueblo de pescadores.

Hoy, cuando la construcción de una vía asfaltada que los comunique con el casco urbano (algo que llevan décadas esperando) parece estar cerca, los desvela otro fantasma: la pérdida acelerada de sus playas por cuenta de la erosión costera. Les preocupa que ahora, cuando los turistas pueden disfrutar con tranquilidad de este corregimiento, se queden sin su principal atractivo: unos 60 kilómetros de playas de arena blanca, rodeadas de naturaleza frente al Archipiélago de San Bernardo.
 

smiley

El proyecto de una vía que comunica al casco urbano de San Onofre con Rincón ya está esperando luz verde del Departamento Nacional de Planeación. Comprende la pavimentación en asfalto de 17.3 kilómetros de la vía San Onofre – Berrugas – Ramal – Rincón del Mar y tendrá un costo de 45 mil millones de pesos del Contrato Plan para la paz y posconflicto.


La erosión costera es un fenómeno que afecta a la mayoría de las playas de la Costa colombiana, pero en Rincón la situación es cada vez peor.

En los puntos más críticos, los nativos han pasado de tener unos 30 metros de playa frente a sus casas a contar con apenas 15. Esto quiere decir que han visto cómo el mar se ha comido -literalmente- casi el 50 por ciento del terreno en donde venden sus productos, y realizan actividades turísticas.

Para muchos de los más de 3.500 pobladores de este corregimiento la principal razón del problema es la falta de atención de las autoridades. Aunque tradicionalmente ha sido tierra de pescadores, la principal actividad económica de Rincón sigue siendo el turismo, por lo que conservación de sus playas es vital para su desarrollo.


“Ahora que ya se acabó esa violencia armada que no pedimos y que nos tocó soportar sufrimos una situación igual o peor: el abandono del Estado”
- Dionisio Banquez, representante legal del Consejo Comunitario de Rincón del Mar -

 


 LLAMADOS DE ALERTA SIN RESPUESTA 

Banquez asegura que varias veces han alertado a la Alcaldía de San Onofre e incluso han pedido que visiten a la población para que analicen de cerca el tema y tomen medidas, pero hasta la fecha no han hecho caso al llamado.

La primera voz de alerta la lanzaron en marzo, durante una reunión en Rincón. Le pidieron a la Alcaldía que tuviera como prioridad la erosión que ya empezaba a acabar con parte de sus playas. Ante la falta de atención, volvieron a solicitar el acompañamiento de la administración municipal para frenar la erosión con un derecho de petición, el pasado 8 de septiembre. Tampoco recibieron respuesta.

Álvaro Olmos, secretario de Planeación de la Alcaldía de San Onofre, reconoce que ha sido recurrente la petición de los habitantes de Rincón del Mar, pero explica que desde la administración no cuentan con recursos para invertir en las obras que se requieren.

“Ahora estamos tratando de adecuar algunas vías de los corregimientos que han sido afectadas por las lluvias y no se cuentan con los recursos para tratar el tema de la erosión, sin embargo, vamos a tocarlo con la Gobernación de Sucre con quien ya habíamos estructurado un proyecto para tal fin”, explicó Olmos.
 

smiley | Justo en el punto donde están estas barcas quedaba uno de los principales espolones que protegía del mar las playas de La Boca y de la zona de cabañas conocida como Balsillas. Al fondo se observa el espacio de playas que se ha ido perdiendo. FOTO: Cortesía


 UN PROYECTO QUE NO FUE 
 

SEMANA RURAL indagó sobre el proyecto del que habló el funcionario municipal y encontró que sí existió un plan de protección costera para la zona de playas del departamento de Sucre, en el cual estuvo incluido Rincón del Mar, pero en eso se quedó: en proyecto.


«El año pasado presentamos la propuesta ante la Vicepresidencia de la República y la idea era poderla desarrollar con su apoyo, pero no hubo recursos y fue imposible ejecutarla. Ahora estamos en mora de volver a presentarla porque sabemos que es urgente»,

Luisa Pérez, secretaria de Planeación de la Gobernación de Sucre. -

 

Según coincidieron ambos funcionarios, se trataba de un ambicioso plan para Tolú, Coveñas y Rincón del Mar -los tres municipios más turísticos del departamento de Sucre- que contaba con estudios técnicos de una empresa alemana que estuvo a cargo de la recuperación de las playas de Crespo, en Cartagena.

 


 LOS ESPOLONES, UNA POSIBLE SOLUCIÓN 

Para los nativos de Rincón del Mar las respuestas de los funcionarios son simples excusas. Consideran que la solución está en el fortalecimiento de espolones, una especie de muro que se erige desde la playa hasta un determinado punto dentro del mar, y que ayuda a disminuir considerablemente la fuerza de las olas.

“Nosotros sabemos que sin necesidad de tanto estudio se puede solucionar esto porque con los espolones se habían mantenido las playas, pero lo que realmente ha faltado es voluntad de las administraciones, expresó Luis Manuel Berrio, representante legal del Consejo Comunitario de Rincón del Mar.
 

smiley | Con ayuda de la comunidad se ha mantenido este espolón frente al Hotel Arrecife. Su fortalecimiento ayudó a recuperar más de 10 metros de playa en este sector. Foto: Cortesía


Desde hace más de una década se construyeron unos 14 espolones que ayudaban a mitigar la fuerza del mar y mantenían la viabilidad de sus playas. De esas construcciones hoy solo quedan siete, que han sido reforzados por la comunidad. Sin embargo, los muros se han ido deteriorando, según Robinsón Lozano, presidente de la Junta de Acción Comunal, porque después de su construcción nunca se les hizo mantenimiento. “El mar ha ido arrastrando las piedras y nunca han hecho reforzamientos”, afirma.
 

Pese a que esperan el apoyo de las autoridades con la construcción de los espolones, los rincomarenses no se han quedado quietos y han optado por comprar volteos de piedras entre varios vecinos y hoteleros de la zona de playas para construir unos artesanales.
 

Emilio Aparicio, nativo y dueño del hotel Arrecife, cuenta que invirtió 450 mil pesos, pero logró recuperar más de 10 metros de playa que ya el mar se había robado. “En esto nos apoyamos todos, unos traen los materiales, otros ayudan a ponerlas piedras y así, entre todos hemos recuperado algunas zonas de playa”.

Con las heridas de la violencia a medio cerrar, los habitantes de Rincón del Mar esperan que el abandono estatal no termine robándoles más de lo que les ha quitado hasta ahora. No están dispuestos a perder las playas: su única esperanza de vivir en desarrollo.

 


POR: ANTONIO CANCHILA
@Acanchila13 

Es comunicador social y periodista egresado de la Universidad de Cartagena. Nació en San Onofre (Sucre). Ha sido redactor político en medios como El Universal de Cartagena y El Heraldo y participó en el equipo de La Silla Vacía en el Caribe, donde cubrió las movidas de los poderosos en esa región del país. Actualmente cursa una especialización en Comunicación y Periodismo Digital en la Universidad Pontificia Bolivariana.  

¡Suscríbete!

Y recibe primero una selección de los mejores contenidos y novedades de SEMANA RURAL. Nada de spam, promociones comerciales ni cosas aburridas.





¡Comparte!



Foto de perfil del autor del comentario


Te puede interesar






Semana Rural. Un producto de Proyectos Semana S.A. financiado con el apoyo de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) a través del programa de Alianzas para la Reconciliación operado en Colombia por ACDI/VOCA. Los contenidos son responsabilidad de Proyectos Semana S.A. y no necesariamente reflejan las opiniones de USAID o del gobierno de Estados Unidos.