Tres razones por las que Bogotá está llenándose de zancudos

noviembre 09 de 2017

Una especie de zancudo mucho más avanzada crece con rapidez en las aguas estancadas de la capital. Los hallazgos de una investigación reflejan la complejidad del problema..

imagen

| El zancudo culex se encuentra en Colombia desde los 0 hasta los 3.000 metros sobre el nivel del mar. | Por: SEMANA RURAL


Por: Silvia Suárez
silviajulianaa

Para muchos bogotanos los zancudos pasan desapercibidos, probablemente no se considera que en realidad su proliferación es, por ejemplo, el reflejo de la creciente contaminación, la falta de control en las basuras y hasta de la minería en diferentes zonas de la ciudad.

Ligia Moncada, especialista en entomología médica de la facultad de Medicina de la Universidad Nacional, quien ha realizado varios estudios en barrios del sur de Bogotá, explica que hay mayor densidad de zancudos en localidades como Rafael Uribe Uribe, Usme, Tunjuelito y Ciudad Bolívar.


“El problema con estos zancudos se ve más en el sur de Bogotá y Sibaté, porque las densidades que alcanzan son muy altas y esto produce molestias, imagínese uno con 2.000 zancudos en la pared"
- Ligia Moncada -


¿Por qué hay más zancudos en unas zonas que en otras? La respuesta corta es el agua estancada. Resulta que en las zonas que participaron de la investigación se encontró que había  actividad minera , según cuenta Moncada, y esto se traduce en que los pozos de excavación se llenen de agua en las temporadas de lluvia.
 

FOTO: Santiago Londoño


Todos los zancudos se crían en las aguas reposadas, pero el que se ve en Bogotá tiene la particularidad de poder  criarse en aguas contaminadas y también en aguas limpias . “Los biólogos le llamamos eutrofizada al agua muy contaminada, cuando el agua está así hay tanta materia orgánica en descomposición que aumenta los nutrientes para los bichos, nada más ahí ya le estás dando ventaja para que aumente la población”, explica Moncada.

Cuando el agua se está eutrofizando aparece un tipo de planta llamada Buchón de Agua, y su presencia aumenta de inmediato la superficie en la que el zancudo puede crecer. En ese escenario, ya no es solo el agua estancada la que lo cultiva sino también la planta.

“El zancudo se cría alrededor de la mata y pasan dos cosas: ésta le da alimento porque todas las bacterias que están pegadas a la mata le sirven de nutrientes y además la mata les da protección”, cuenta Moncada.
 

smiley

El Culex quinquefasciatus, también conocido como mosquito doméstico del sur, puede transmitir algunos tipos de virus como el del Nilo occidental y o el de encefalitis de San Luis, pero en Bogotá no se ha registrado como una amenaza a la salud pública.
FOTO: PLOS

En los meses más lluviosos se forman criaderos temporales, según el estudio de la Nacional entre diciembre y enero la densidad de zancudos es baja, en contraste, en los meses de lluvia como abril la densidad de zancudos se dispara.

En todo caso, la minería no es el único problema si se tiene en cuenta que cualquier agua estancada puede ser un escenario perfecto para la reproducción de estos zancudos. Los investigadores explican que toda  la basura que arrojamos al agua  termina cumpliendo el papel del Buchón: aumentar la superficie y aumentar el sitio de cría.
 



Cuando las condiciones son perfectas para la proliferación del mosquito, cada hembra puede poner más de 100 huevos y de esos 56 pueden ser hembras que pondrán otros cientos. “En el experimento que hicimos, tuvimos una hembra que vivió tres meses. Ellas pican para que los huevos maduren, ese proceso desde que pica hasta que puede poner un huevo dura más o menos de siete a diez días, esta que vivió 90 días había podido poner nueve veces, son 900 huevos”.

¿Cuál es el zancudo?


Los zancudos siempre han existido en la ciudad, sin embargo no son los mismos que se ven en ciudades con temperaturas más altas. Moncada explica quién es el culex quinquefasciatus.
 


El culex se encuentra en Colombia desde los 0 hasta los 3.000 metros sobre el nivel del mar. Se tienen datos de la existencia de estos bichos en Bogotá desde 1960, aunque pueden tener un origen anterior no registrado.

¿Y si nos pica? Los culex en Bogotá no representan mayor amenaza, según el doctor Luis Mendoza, director de epidemiología de la Secretaría de Salud de Bogotá, es importante anotar que de acuerdo con datos del Instituto Nacional de Salud, hasta el momento Bogotá no se ha visto afectada por algunos de los agentes infecciosos transmitidos por mosquitos, esto quiere decir que el riesgo no trasciende a las molestias comunes que generan, el zumbido en mitad de la noche o las picaduras que en algunas personas puede causar alergia.
 


¿Cómo los controlamos?

Hay dos opciones: una es limpiar los sitios donde crece el Buchón y así evitar que haya buenas condiciones para la cría. La segunda vía es, paradójicamente, la opuesta: dejar que crezcan muchas de estas matas para que se llene tanto que las hembras no puedan poner los huevos, el problema con esta solución es que cuando la mata se pudre va al sedimento, lo que forma más contaminación y ayuda a la proliferación.

Desde la Secretaría de Salud, el doctor Mendoza explica que lo más importante para ellos es involucrar a las entidades y sectores que tengan algún tipo de responsabilidad en la proliferación de los zancudos, por ejemplo, las empresas que llevan a cabo la minería en estos barrios. “Varias de las condiciones que favorecen la proliferación de mosquitos son consecuencias de las prácticas que se adelantan principalmente por parte de la comunidad, los establecimientos comerciales y las entidades en los espacios que se ven afectados por esta situación”, afirma.

También explica que entidades como la Empresa de Alcantarillado y Acueducto incluyeron en su programación rutinaria la limpieza y mantenimiento de los canales de aguas superficiales, así como de las zonas verdes que se encuentran en inmediaciones al Río Tunjuelito.

Mendoza asegura que ya han orientado a la comunidad sobre la prevención del problema y la fumigación. Además, visitan las casas de los bogotanos que se declaran más afectados por los insectos y toman las medidas correctivas. Si bien estos avances han disminuido la densidad de mosquitos en el sur de la ciudad, la Secretaría de Salud sigue invitando a esos bogotanos que no soportan la cantidad de zancudos en sus barrios a que conozcan el origen del problema y prevengan desde sus hogares la proliferación de una eventual plaga.
 

¡Suscríbete!

Y recibe primero una selección de los mejores contenidos y novedades de SEMANA RURAL. Nada de spam, promociones comerciales ni cosas aburridas.





¡Comparte!



Foto de perfil del autor del comentario






Semana Rural. Un producto de Proyectos Semana S.A. financiado con el apoyo de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) a través del programa de Alianzas para la Reconciliación operado en Colombia por ACDI/VOCA. Los contenidos son responsabilidad de Proyectos Semana S.A. y no necesariamente reflejan las opiniones de USAID o del gobierno de Estados Unidos.