Resistencia en tacones: el reinado trans volvió a Chaparral

enero 15 de 2019

Una líder y exreina cuenta cómo lograron sacar este evento de la clandestinidad luego de años de ataques y amenazas .

Resistencia en tacones: el reinado trans volvió a Chaparral

| Después de dos años de hacerlo clandestino, volvió el Reinado trans del río Tuluní en Chaparral, Tolima. | Por: Alanis Bello Ramírez para el CNMH.


Por: Asociación LGBTI Chaparral Diversa


El pasado 6 de enero, la comunidad LGBT de Chaparral logró recuperar uno de sus eventos más preciados: el Reinado trans del Río Tuluní. Además de coronar a una reina cada año, entre el 2000 y 2015, las mujeres trans lograron reclamar sus derechos básicos y sentar un manifiesto de resistencia contra la violencia directa hacia esta población.

Durante esos quince años el reinado se llevó a cabo en medio del conflicto entre las Farc, los paramilitares y el Ejército. La cita se mantenía cada 6 de enero a pesar de las amenazas, asesinatos y desapariciones forzadas hacia miembros de esta población. Pero en 2015, la coronación pasó de la fiesta al luto y no quedó más opción que cancelarlo.

Una de sus organizadoras cuenta cómo lograron revivir el Reinado luego de tres años y recuerda las alegrías, miedos y decepciones que vivió con cada edición.
 

Desde el 2015, la continuidad del reinado estaba en duda. © EDNA XIOMARA PÉREZ


 

****

Mi nombre es Adriana Gómez* y fui una de las reinas trans del río Tuluní. Esa es la experiencia más linda que una mujer trans puede tener en la vida, pues ahí tienes un momento de aceptación, alegría, visibilidad e inclusión; son muchas emociones que te llevan a liberarte y mostrarte al mundo como lo que realmente eres: mujer.

Recuerdo que el reinado se creó con cuatro mujeres trans en el año 2000, la idea se les ocurrió en un paseo de olla. Luego, año tras año, cada vez más chicas le perdían el miedo a participar. Después de ese primer impulso, el reinado se volvió un referente para la comunidad LGBT de otros lugares del país y llegaban candidatas de Bogotá, Ibagué, Huila, Caquetá, Quindío.

Lo mejor del reinado durante sus 15 años era ver al municipio volcado hacia el río. Eran familias enteras que se iban a ver los desfiles y el pueblo quedaba solo, incluso llegaban turistas de otras partes y hacíamos muestras artísticas. Yo hacía trajes de fantasía con materiales reciclados.

 

El reinado del río Tuluní en el 2011.  © EDNA XIOMARA PÉREZ


 

Los recuerdos oscuros

Cada diciembre, cuando empezábamos a organizar el reinado, era normal que circularan amenazas, rumores y panfletos en contra de la comunidad LGBT y de cualquiera que nos apoyara. A pesar de eso, todos los 5, 6 y 7 de enero -como parte de la celebración del cumpleaños de Chaparral- salíamos al río, cumplíamos con la programación y coronábamos a la reina.

El evento se mantenía incluso a pesar de las pérdidas de nuestras compañeras. Ya hemos perdido a 12 personas de los sectores sociales LGBT entre el 2000 y el 2017, pero salir al río con nuestros trajes y muestras folclóricas era parte de la resistencia.

Sin embargo, la violencia que marcó el reinado de 2015 nos obligó a suspenderlo indefinidamente. La madrugada del 7 de enero de ese año asesinaron al dueño de un estadero; todo el mundo empezó a decir que fue culpa de nosotras porque supuestamente nos había prestado el lugar para el reinado, pero eso era mentira.

Al año siguiente no hubo reinado, pero en 2017 y 2018 decidimos hacerlo de manera clandestina en un lugar que bautizamos ‘el club privado’. Vimos la importancia de rescatarlo, no solo porque es lo mejor que le puede pasar a una mujer trans que quiere ser admirada por su comunidad, sino también porque ha sido un espacio de lucha política y social para llevar el mensaje de inclusión.

Danna Méndez, una líder trans de 19 años, quedó de virreina en 2017 y decidió que iba a aprovechar ese rol para promover el derecho a la salud de la población trans, especialmente el acceso a cirugías estéticas seguras. Era un tema muy importante porque en Chaparral las personas trans hemos tenido que recurrir a cirugías estéticas invasivas en clínicas de garaje.

Danna nunca pudo cumplir su promesa de virreina. Ella desapareció el 12 de febrero de 2017 y cuatro días después fue encontrada muerta y con signos de violencia sexual en el Llano del Loco, a las afueras del pueblo, el mismo lugar donde en 2012 Nicol Roldán, trabajadora sexual y reina trans, fue hallada muerta con 10 heridas de bala a sus 19 años. Era la misma edad que tenía Vanessa, quien apareció en el aeropuerto Navas Pardo con 36 puñaladas en 2009. Todas ellas fueron asesinadas por su identidad de género. No nos hemos podido recuperar de esas pérdidas.

 

Danna Méndez, líder trans de Chaparral, desapareció el 12 de febrero de 2017 y cuatro días después fue encontrada muerta y con signos de violencia sexual. ©CORTESÍA CHAPARRAL DEIVERSA.


Regresa la resistencia

 

Este año decidimos salir a las calles nuevamente para seguir presionando por las causas que hemos defendido hace tanto: salud, educación, trabajo digno y libre movimiento. No vemos por qué tenemos que seguir escondiéndonos.

Esta vez pedimos el apoyo de diferentes entidades del municipio como la Alcaldía, la Policía y el Ejército, en un consejo de seguridad. No solo logramos que nos aprobaran el evento sino que además nos prestaran el coliseo Pijao de Oro.

Lo primero que hicimos fue un encuentro de reconciliación con el río Tuluní: volvimos al río, abrazamos sus aguas y dimos a conocer la historia de nuestra comunidad a las representantes de otras ciudades.

Después de los desfiles, las entrevistas con el jurado y las muestras folclóricas, coronamos a la señorita San Luis. Ella se comprometió a trabajar durante su reinado por la inclusión de la población LGBT entre los adolescentes, especialmente acercándose a las instituciones educativas.
 

Este año regresaron al río que le da el nombre al reinado para reafirmar sus intenciones de resistencia. © CORTESÍA CHAPARRAL DIVERSA.


 

Así logramos recuperar el reinado como escenario de resistencia, pero la comunidad LGBT sigue en riesgo y las amenazas hacia nosotras no han parado. La semana pasada, un militar le gritó a una mujer trans que la iba a matar.

Es por esto que lucho para que el reinado sea reconocido y para que seamos incluidas dentro de una política pública nacional que garantice los derechos a la población LGBT como víctimas en este territorio. También para que el Gobierno reconozca nuestros derechos y podamos tener un trabajo digno, que nos vean en almacenes, empresas, oficinas y así eliminar patrones de discriminación. En otras palabras, que sepan que podemos ser más que putas o peluqueras.

 

*El nombre de la autora ha sido cambiado para proteger su identidad.

¡Suscríbete!

Y recibe primero una selección de los mejores contenidos y novedades de SEMANA RURAL. Nada de spam, promociones comerciales ni cosas aburridas.

Ingresa el correo que más utilices, gracias por ayudarnos
Autorizo el tratamiento de mis datos conforme a la política de tratamiento de datos de SEMANA.



ChaparrallgtbilgtbiReinado

¡Comparte!



Foto de perfil del autor del comentario






Semana Rural. Un producto de Proyectos Semana S.A. financiado con el apoyo de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) a través del programa de Alianzas para la Reconciliación operado en Colombia por ACDI/VOCA. Los contenidos son responsabilidad de Proyectos Semana S.A. y no necesariamente reflejan las opiniones de USAID o del gobierno de Estados Unidos.