27 camas para medio millón de personas: la dura realidad de Chocó

marzo 30 de 2020

Más de 4 departamentos no cuentan con ninguna Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) para atender a la población en medio de la pandemia del covid-19. Chocó es una de las regiones más vulnerables, no solo por su falta de infraestraestructura hospitalaria, sino por los desplazamientos forzados .

27 camas para medio millón de personas: la dura realidad de Chocó

| El departamento solo cuenta con tres unidades de cuidado intensivo para los 30 municipios | Por: Matts Olsson


Por: Tannia Ardila
@tanniamarcela1

Las principales ciudades del país han sido las más golpeadas con la llegada del coronavirus, Bogotá es la que reporta más casos, seguida por el Valle del Cauca y Antioquia, que tienen 91 y 86 casos, respectivamente. Esa realidad ha llevado a las ciudades a tomar medidas. Por ejemplo, la red de salud de Medellín trabaja en la adecuación de hospitales abandonados, como la Clínica de la 80 y la Clínica Santa Gertrudis, en Envigado. Lo mismo sucede en Bogotá, donde se habilitó Corferias. 

 

La principal preocupación para enfrentar la pandemia es la disponibilidad de Unidades de Cuidado Intensivo (UCI) y camas hospitalarias. Según datos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico, a 2017 en Colombia solo se contaba con 1,7 camas hospitalarias por cada mil habitantes.

 

De acuerdo con el Registro Especial de Prestadores de Servicios de Salud  (REPS), los departamentos que mejor se encuentran en cuanto a disponibilidad de camas UCI son   Atlántico, Cesar, Valle del Cauca, Sucre y Tolima, donde cuentan con dos camas por cada mil habitantes. Sin embargo, la situación para el resto del país es otra.

 

 

En otros departamentos no se llega ni a una cama por cada diez mil habitantes. Es el caso de  Arauca, que apenas tiene cuatro camas de cuidado intensivo para adultos. Lo mismo sucede en Putumayo, Casanare y Chocó. En otros departamentos, como Vaupés, Vichada, Guainía, Amazonas y Guaviare, no hay camas UCI para atender los casos más graves.

 

Chocó es una de las regiones que más preocupa. Si bien hasta el momento no se han reportado casos positivos de  Covid 19, el departamento hace un llamado al Gobierno para que le preste atención, pues solo cuenta con tres unidades de cuidado intensivo.

 

Así lo afirma Nubia Carolina Córdoba, secretaria del Interior del Chocó, quien agregó que estas unidades son privadas y las 27 camas con las que cuenta ya están ocupadas. Según Córdoba, solo hay seis hospitales de primer nivel para atender a una población que ronda los 520.000 habitantes.

 

En el departamento el único hospital de segundo nivel es el San Francisco de Asís, ubicado en el casco urbano de Quibdó, que no reúne las condiciones de salubridad óptimas ni una infraestructura adecuada para atender pacientes con enfermedades complejas. Sin embargo, a urgencias pueden llegar hasta 40 personas a diario, sin contar con quienes ingresan por servicios especializados, informó Carlos Palacios gerente del centro hospitalario.

 

 

 

 

 

Hospital San Francisco de Asís   © Matts Olsson

Córdoba aseguró que el hospital “viene en un estado crítico de finanzas, en las instalaciones físicas y sin capacidad alguna de atención ni en cuidados intermedios ni intensivos”

A principios de febrero de este año el hospital estuvo a punto de ser cerrado por parte de la Secretaría de Salud Departamental. Esto debido a que los pacientes denunciaron la presencia de roedores y gatos en las instalaciones del servicio de urgencias. Sin embargo la entidad suspendió el cierre por ser el único hospital en el departamento que puede prestar servicios especializados.

 

Otra de las problemáticas que enfrenta el departamento es la violencia. No cesan los enfrentamientos entre grupos armados que ya han desplazado a varias comunidades. Por lo que las personas se han visto obligadas a confinarse en colegios, coliseos y campamentos improvisados. Una situación que pone en riesgo la salud de más de 1500 personas que en los últimos días se han desplazado hasta Pie de Pató, cabecera municipal del Alto Baudó, en busca de refugio. No obstante, el hacinamiento los hace más vulnerables en caso de contagio.

 

Por lo pronto la Policía Nacional y la Alcaldía de Tadó instalaron un puesto de control en Guarato, límites entre Chocó y Risaralda, para vigilar la entrada y salida de la población. El puesto cuenta con el acompañamiento de  la fuerza pública y personal de salud que harán un seguimiento médico de todas las personas que ingresen al departamento. 

 

Así mismo, se mantiene la medida de cuarentena, que ya ha dejado 34 comparendos en Quibdó, Istmina y Nóvita y 20 motocicletas inmovilizadas. 

 

En medio de la cuarentena todos las tiendas se encuentran cerradas. Pese a la medida se observan varias personas por fuera de sus casas.  © Matts Olsson

¡Suscríbete!

Y recibe primero una selección de los mejores contenidos y novedades de SEMANA RURAL. Nada de spam, promociones comerciales ni cosas aburridas.

Ingresa el correo que más utilices, gracias por ayudarnos
Al suscribirme, acepto los términos y condiciones y autorizo el tratamiento de mis datos personales conforme a las finalidades y demás condiciones descritas en la política de tratamiento de datos personales de SEMANA.




¡Comparte!



Foto de perfil del autor del comentario






Semana Rural. Un producto de Proyectos Semana S.A. financiado con el apoyo de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) a través del programa de Alianzas para la Reconciliación operado en Colombia por ACDI/VOCA. Los contenidos son responsabilidad de Proyectos Semana S.A. y no necesariamente reflejan las opiniones de USAID o del gobierno de Estados Unidos.