octubre 03 de 2019

Agricultores, líderes del desarrollo rural

Por: Adriana Senior

La tendencia de consumo de alimentos apunta hacia productos con prácticas de cultivos limpias, naturales y ambientalmente sostenibles, con inclusión social y en donde los agricultores minifundistas, arrendatarios y poseedores de tierra de cualquier color y raza, ancianos, jóvenes y mujeres rurales, son la base del encadenamiento productivo para responder por un producto de calidad que sea bien pagado por el mercado. 

Hoy los alimentos se ajustan a la tendencia saludable de Colombia y del mundo, es así como la producción de nuestros productores rurales, en un 20% pequeños (por su tamaño, pero grandes en su corazón), pueden ofrecer alimentos frescos y procesados de manera natural, sin grasas ni azúcares saturados, libres de excesos de químicos, procurando una producción responsable con el medioambiente y también con la salud de la humanidad. 

El desarrollo rural integral tiene dos puntas de lanza y piedras angulares; la primera es el liderazgo de los productores en términos de asociatividad con la existencia de bienes públicos, siendo los más necesarios: el saneamiento básico, la educación práctica agropecuaria y agroindustrial con metodologías como aprender haciendo para lograr una verdadera formación, el mejoramiento de vías terciarias con programas como los de Mintransporte que dispone de un presupuesto para su programa Colombia Rural, la conectividad a través de MinTiC y de operadores privados, la existencia de acceso a agua con sistemas de riego adecuados para poder adelantar el desarrollo de sus cultivos con acopios y poscosechas de pequeña y mediana escala, incluyendo un acompañamiento técnico y socioempresarial permanente. 

La segunda piedra angular es, si y solo si, brindar una respuesta sólida a la demanda de los compradores locales y/o externos que piden una oferta de productos con fichas técnicas precisas tanto en términos de frescura, calidad y valor agregado, buscando productos que cumplan con estándares que incorporen trazabilidad, buenas prácticas, inclusión social, factores ambientales, con sostenibilidad frente al cambio climático y a la huella de carbono, sin olvidar las competencias laborales que son parte fundamental para que nuestros productores gocen de bienestar y equidad. 

Creo en un desarrollo rural integral que junte ambas piedras angulares para catapultar a un país en el que la ruralidad está llena de brechas que se pueden ir cerrando a través de la ejecución de una política sostenible, respondiendo a las necesidades de la oferta y demanda de alimentos de calidad y enfocando el esfuerzo en zonas estratégicas del país y en lineas productivas de mayor potencial competitivo, para empezar con indicadores económicos y sociales ciertos. 

Quiero aprovechar a invitar a quienes leen y cuentan al mismo tiempo sus historias en este medio importante para nuestra ruralidad como lo es Semana Rural, a que piensen en ser parte de proyectos que involucren las dos piedras angulares para lograr mejorar las condiciones de nuestras veredas y de sus habitantes; quiero decirles que sí se puede, que lo importante es empezar y tener un nuevo pensamiento de sus cultivos en condiciones de competitividad y rentabilidad para que todos nos quedemos en el campo y sea nuestro lugar de vida sin sufrimiento, solo con bienestar.   

Adriana Senior, Presidenta de la Corporación Colombia
Internacional (CCI)


Las opiniones de los columnistas en este espacio son responsabilidad estricta de sus autores y no representan necesariamente la posición editorial de SEMANA RURAL.

¡Suscríbete!

Y recibe primero una selección de los mejores contenidos y novedades de SEMANA RURAL. Nada de spam, promociones comerciales ni cosas aburridas.

Ingresa el correo que más utilices, gracias por ayudarnos
Autorizo el tratamiento de mis datos conforme a la política de tratamiento de datos de SEMANA.




¡Comparte!



Foto de perfil del autor del comentario






Semana Rural. Un producto de Proyectos Semana S.A. financiado con el apoyo de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) a través del programa de Alianzas para la Reconciliación operado en Colombia por ACDI/VOCA. Los contenidos son responsabilidad de Proyectos Semana S.A. y no necesariamente reflejan las opiniones de USAID o del gobierno de Estados Unidos.