Cinco preguntas que hay que hacerse hoy sobre el turismo en Colombia

septiembre 27 de 2018

Desde que el Gobierno firmó el acuerdo de paz con las FARC, el pasado 24 de noviembre del 2016, el turismo se ha posicionado como uno de los renglones económicos más estratégicos para la economía nacional. La tarea hasta ahora comienza. .

Cinco preguntas que hay que hacerse hoy sobre el  turismo en Colombia

| 100 municipios se encuentran dentro de la estrategia 'Turismo y Paz' del Ministerio de Comercio, Industria y Turismo | Por: León Darío Peláez


Por: SEMANA RURAL
SemanaRural

Las nuevas oportunidades de Colombia en el sector turismo ya son política pública. El Ministerio de Comercio, Industria y Turismo ya trabaja en el diseño y ejecución de  la estrategia ‘Turismo y Paz’, que busca fortalecer el desarrollo social y económico de 100 municipios de 26 departamentos.

Según el Banco de la República, este sector genera 1.820.000 empleos directos en todo el país, y es bien conocido que estuvo relegado por cuenta de la guerra; buena parte de estos nuevos destinos paradisíacos no serían posibles en medio del conflicto armado con las Farc, por eso el poscacuerdo de paz ha hecho las veces de catalizador.

Las cifras de la Organización Mundial del Turismo permiten ser optimistas.  El turismo representa casi el 9% del PIB mundial y genera 1 de cada 11 puestos de trabajo, mientras la industria nacional en ese rubro creció 28,3 % frente al promedio mundial, que no superó las cifras de un dígito el año pasado.

El  país tiene grandes oportunidades, pero también enfrenta grandes retos equivalentes. Solo el escenario de posconflicto deja tareas urgentes:  fortalecer la seguridad, la infraestructura turística y el acceso por medio de vías en buen estado, que se suman a los retos particulares del sector como bilingüismo, apoyo de las autoridades locales y nacionales, o la existencia de modelos de competitivos y rentables. Asimismo, el uso de la tecnología será crucial para acelerar el negocio y poner en contacto a viajeros con estos territorios.

Para entender las posibilidades del turismo colombiano en los próximos cinco años, hicimos una primera lista  de retos e interrogantes que se tendrán que resolver en el actual y parte del próximo Gobierno. Ya lo dijo el presidente Iván Duque, el turismo es el próximo petróleo del país.
 

Caño cristales es uno de los destinos que se ha posicionado para nacionales y extranjeros. © LEÓN DARÍO PELÁEZ

 

Llegan cada vez más extranjeros y no somos un país bilingüe, ¿cómo dar el salto?

Según Migración Colombia, durante los primeros tres meses de 2018 llegaron al país 2.1 turistas extranjeros, 42% más que en el mismo periodo de 2017. Aunque exista un alto número de turistas proveniente de países hispanohablantes, existe un alto potencial en Estados Unidos, países europeos y asiáticos. En este contexto, el bilingüismo es casi una obligación. Hay mucho por trabajar, pues el informe Aprendizaje del Inglés en América Latina, del centro de análisis Diálogo Interamericano, dice que Colombia está hoy en el último lugar entre los países que tienen un nivel bajo de inglés.

Si bien no es un obstáculo exclusivo de Colombia, frente a los países de América latina, a Colombia se le suma que resolver los achaques de un sistema educativo público que falla en cobertura y pertinencia, especialmente en la educación media.  En todo caso, y existen varios programas estatales como Colombia Bilingüe, que trabaja para que el país pase del 2% al 8% en los estudiantes de grado 11, del sector oficial, que logran llegar al nivel Pre Intermedio B1 y del 7 % al 35% en los estudiantes en nivel Básico A2. Además, el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo puso en marcha  el Programa de "Formadores Nativos", que busca aumentar los niveles de bilingüismo específicamente en la industria, con profesores provenientes de países angloparlantes.

 

Las cuevas de Tuluni es uno de los lugares que atrae nuevos turistas. © JOSÉ DARÍO PUENTES

El flujo de turistas a Caño Cristales va en aumento. © GUILLERMO TORRES

Muchos sí son tantos, ¿cómo proteger los territorios del turismo masivo?

Para algunos municipios es muy fácil ser víctimas de su propio éxito. El turismo que puede proponerle a las comunidades mejores condiciones de vida también les puede traer por la llegada masiva de turistas. Conforme crece la oferta para nuevos destinos, deben atenderse criterios de sostenibilidad económica, social y ambiental.

Uno de los ejemplos en Colombia es San Andrés, que hoy día presenta una grave escasez de agua, que amenaza, no solo la sostenibilidad del turismo como motor de desarrollo de la isla, sino la disponibilidad de agua potable incluso para los residentes. Los problemas ambientales, sociales y económicos, están mermando a San Andrés como destino.

Otro ejemplo y potencial riesgo lo tiene Caño Cristales, cuya principal atracción es el río de colores. Hoy la población que habita este atractivo del Meta tiene el reto de controlar la entrada masiva de turistas, que se cuadruplicó en poco tiempo. En 2012, cuando aún no se firmaban los acuerdos de paz con las FARC, recibía 3 mil 800 visitantes, y para el 2016 aumentó la cifra a casi 16 milEl Ministerio de Comercio, Industria y Turismo recomienda que la cultura turística local debe ir en sintonía con estrategias que, más que gran número de visitantes, provoque la cualificación de mercados en lugares con ecosistemas frágiles para evitar impactos negativos. Una manera de optimizar el negocio es dosificar los turistas  y hacer que consuman más servicios en la zona.

Proteger a los territorios del turismo masivo redunda en la protección de la biodiversidad.
 

Las cuevas de Tuluni, sur del Tolima.  © JOSÉ DARÍO PUENTES


 

¿Cómo está el turismo en Colombia frente a la tendencia global?

El Consejo Mundial de Viajes y Turismo asegura que durante los próximos diez años el sector turístico crecerá anualmente 4,4 % frente a un 3,5 % del PIB mundial. Para 2024 se espera que genere más de 11 billones de dólares y 75 millones de puestos de trabajo nuevos.

Los datos nacionales por su parte, dejan ver que existe un amplio margen de crecimiento. El turismo representa el 3% del PIB en Colombia frente al 6% en la región y 9% en el mundo. Mientras la principal razón de turismo en el mundo sigue siendo recreacional, en Colombia casi una tercera parte continúa siendo de negocios.

Es por eso que para este 2018, el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo, de la mano del Ministerio de Defensa, está enfocando sus esfuerzos en impulsar la sostenibilidad de 132 destinos turísticos emergentes ubicados en municipios de menos de 200 mil habitantes y que permanecieron ocultos por la guerra y prioriza 26 rutas en trazos piloto, como el camino Teyuna de Santa Marta, el paso Urabá - Darién o el del Valle de Sibundoy, en Putumayo.
 

Utría, Chocó. © JOSÉ DARÍO PUENTES


 

¿Cómo potenciar la inversión en los territorios?

En el 2017, la inversión extranjera directa en el turismo superó los 750 millones de dólares, mientras el sector privado nacional aportó casi 2.000 millones de dólares para la infraestructura hotelera. Pese a que este interés privado es ampliamente compartido con el gobierno nacional, y las comunidades poco a poco han reclamado la participación activa en la explotación de sus recursos naturales, aún es mucho lo que falta.

Elkin Villalobo es el Coordinador de turismo del municipio de Turbo, en Antioquia, una de las zonas priorizadas por el Ministerio para fortalecerse. Sin embargo, para Villalobos aún hace falta avanzar más allá del diagnóstico de los recursos naturales con los que cuenta esta región.

Este funcionario asegura que la región desde hace varios años ha empezado a reconocer su posición natural estratégica, que contempla mar, playas, bosques de manglares, ríos cristalinos y el Parque Nacional Natural Los Katíos. Este reconocimiento, sin embargo, se ha limitado a un disfrute desarticulado de verdaderos impulsos sociales y económicos que puedan aprovecharse en toda la región.

Otro  de los retos que enfrenta esta región con una gran capacidad turística es la erosión. “Los municipios de Urabá no tienen los recursos suficientes y necesarios para contrarrestar la erosión costera”, comenta y asegura que es urgente solucionar este drama natural que poco a poco acaba con la infraestructura cercana. Además, argumenta que aún “no ha habido una inversión considerable. Hoy tenemos una región tranquila, pero todavía no logramos identificar un producto que nos convoque a todos; hay acercamientos, pero aún no lo hemos logrado”, dice.

Villalobos añade  que el turismo no ha sido una prioridad en los municipios de esta región, pues  este no ha superado aún el “voz a voz” de su promoción y en la mayoría de las administraciones locales está ausente una posición a largo plazo  para impulsar mejor este crecimiento.

Muchas regiones le están apostando al ecoturismo. © JOSÉ DARÍO PUENTES


 

¿La clave puede estar en el turismo especializado?

En los próximos años, se espera que gran parte de los habitantes del planeta pueda acceder a servicios turísticos, según el Plan Sectorial de Turismo, 2014 – 2018, del Ministerio de Comercio, Industria y Turismo También se espera que cada vez aumente la demanda por lo “auténtico” y por lugares que estén preocupados por su conservación y tengan responsabilidad con el medio ambiente, cultura y la comunidad que allí habita.

En Colombia se fortalece cada vez más el turismo ambiental y el avistamiento de aves cumple un papel protagónico, como no podría ser de otra manera en  Colombia, el primer país en diversidad de especies de aves (el 20 % de las especies del mundo) con más de 1.900. Esta apuesta podría ser una ‘mina de oro’, pues  los turistas especializados en aves gastan en promedio entre 2.500 y 3.000 dólares por visita.

En este sentido, el Programa de Transformación Productiva del Ministerio de Comercio, Industria y Turismo reconoció en el avistamiento de aves una enorme riqueza por explorar. La apuesta de hoy es promover turismo alejado de las grandes ciudades y enfocarse en la propuesta natural, cultural y gastronómica de las regiones. El presidente Iván Duque, en campaña, aseguró que trabajaría para que el turismo fuera “la principal industria de nuestras regiones”. También prometió crear exenciones tributarias para el desarrollo de megaproyectos de infraestructura y crear planes de ordenamiento territorial turísticos, además, en el último Congreso de la Asociación Nacional de Agencias de Viaje (Anato), expresó la importancia de no asfixiar a las medianas y pequeñas empresas en las que se encuentran las agencias de viaje.

Actualmente, el Gobierno busca crear una Comisión Nacional de Agroturismo,  y modificar apartes de la ley que tienen que ver con este sector económico. Sin embargo, aún hace falta legislar y definir claridades alrededor de las políticas de sostenibilidad y cuidado de la biodiversidad, además de una promoción adecuada y que los Planes de Ordenamiento Territorial incluyan el turismo en cada territorio.  Todo esto permitiría articular esfuerzos dispersos desde diferentes ámbitos.

ENCUENTRE MÁS SITIOS TURISTICOS DE TODA COLOMBIA, EN NUESTRA NUEVA APP MOVIL ARRANCA!
 

ENTRE EN ARRANCA.CO O HAGA CLIC EN LA TIENDA PARA DESCARGAR.



POR: Yénifer Aristizábal | Editora en Antioquia
@YenAristizabal


 

¡Suscríbete!

Y recibe primero una selección de los mejores contenidos y novedades de SEMANA RURAL. Nada de spam, promociones comerciales ni cosas aburridas.

Ingresa el correo que más utilices, gracias por ayudarnos



AventuraTurismoTurismo

¡Comparte!



Foto de perfil del autor del comentario






Semana Rural. Un producto de Proyectos Semana S.A. financiado con el apoyo de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) a través del programa de Alianzas para la Reconciliación operado en Colombia por ACDI/VOCA. Los contenidos son responsabilidad de Proyectos Semana S.A. y no necesariamente reflejan las opiniones de USAID o del gobierno de Estados Unidos.