¿Cómo va la paz de Duque en el campo?

marzo 29 de 2019

Mientras la discusión sobre el cumplimiento del acuerdo de paz gira en torno a la JEP, los compromisos del posconflicto con la ruralidad presentan retrasos en su puesta en marcha. Ese es el caso de los Planes de Desarrollo con Enfoque Territorial y del programa de sustitución de cultivos ilícitos..

¿Cómo va la paz de Duque en el campo?

| Los PDET deben atender a los 170 municipios más pobres y afectados en el conflicto armado. | Por: Guillermo Torres / Revista SEMANA


Por: José Puentes Ramos
josedapuentes

Las objeciones que presentó el presidente Iván Duque a la ley estatutaria de la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) fijaron la atención solo en el acuerdo y desplazaron el cumplimiento de otras políticas creadas para sacar adelante lo pactado entre el gobierno y las Farc.

De los dos programas más importantes para el posconflicto en el campo, como los Planes de Desarrollo con Enfoque Territorial (PDET) y el Programa Nacional Integral de Sustitución de Cultivos Ilícitos (PNIS), el primero acaba de arrancar su etapa de ejecución y, el segundo, funciona a medias.  

Los PDET deben atender a los 170 municipios más pobres y afectados en el conflicto armado. Entre la Agencia de Renovación del Territorio (ART), en representación del gobierno, y las comunidades construyeron los 16 planes, uno por cada subregión. Pero arrancó con nueve meses de retraso.

Ahora viene una etapa de estructuración para cumplir con cada plan durante los próximos 15 años.

En cuanto al PNIS, hay quejas sobre incumplimientos en los pagos a quienes están reemplazando coca por otro tipo de cultivos lícitos.


TE PUEDE INTERESAR:

El plan Duque contra la deforestación ayuda poco a los campesinos


 

©Agencia de Renovación del Territorio

Un único plan

La Consejería Presidencial para la Estabilización (antes llamada Alta Consejería Presidencial para el Posconflicto) lanzó en diciembre del año pasado la política Paz con legalidad que traza el camino para que Duque cumpla con el acuerdo de paz. Según esta directriz, habrá una hoja de ruta única para ejecutar todos los programas y planes, incluidos los PDET: otro de los cambios que introdujo el actual gobierno al posconflicto.

“La hoja de ruta única permitirá que Estado, municipios, cooperantes internacionales y sector privado sepan exactamente qué hacer en los territorios”, dijo Emilio Archila, encargado de la consejería. La creación de esta herramienta, de acuerdo con el funcionario, pretende evitar desorden en la ejecución de los distintos programas en un mismo municipio.

Por ejemplo, existen territorios que recibirán beneficios de los PDET y que están incluidos en el Programa Nacional Integral de Sustitución de cultivos de uso ilícito (PNIS) y la herramienta, entonces, organizará la ejecución de los recursos de manera eficiente para que le puedan cumplir a los campesinos.


TE PUEDE INTERESAR:

Así quedó el plan que pretende 'rescatar' a los municipios más pobres de Colombia


 

©Luis Angel Murcia | Revista Semana.


 

¿A media marcha?

Según la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC), en el PNIS están inscritas 99.097 familias de 56 municipios, que hasta el 31 de enero de este año erradicaron voluntariamente 29.393 hectáreas de cultivos de uso ilícito y 5.374 con asistencia de la fuerza pública.

Aparentemente marcha, pero existen inconvenientes especialmente en los pagos de los subsidios por erradicación de las matas de coca de las fincas. Esta situación tiene inconforme a excultivadores y recolectores de hoja de coca.


Quienes trabajan en la sustitución en San José del Fragua, al sur de Caquetá, marcharon a principios de marzo de este año pidiendo celeridad en el cumplimiento del PNIS. UNODC dijo que el 69,5 por ciento de las familias inscritas recibieron por lo menos un pago de los subsidios por dejar los cultivos de uso ilícito. Pero faltan pagos que deberían suplir lo que reciben por cultivar y recolectar coca.
 

Cultivo del coca en el Valle. ©Luis Ángel Murcia | Revista Semana


 

Archila, por su parte, dijo que el gobierno Duque recibió un programa “mal planeado”, sin las contrataciones necesarias para cumplirles a los inscritos. El PNIS será ajustado para ampliar las opciones de sustitución con la formalización de tierras y las familias guardabosques.

En cuanto a los PDET, dependerán del tipo de iniciativas que pidieron las comunidades de los 170 municipios. “Algunas iniciativas tienen que ver con gestión para llevar algún servicio a las veredas. Se cumplen rápido. Otras, de proyecto, como construir vías y colegios, podrían demorar mientras definimos costos y responsables de las obras”, explicó Juan Carlos Zambrano, director de la ART.

Mientras se construían los 16 planes, la agencia impulsó Pequeñas Infraestructuras Comunitarias (PIC) y el plan de mejoramiento de vías terciarias que le entregó recursos a 51 municipios para que puedan invertir en la adecuación de 50 kilómetros de vías terciarias.

De las pequeñas obras aún faltan por terminar 562 de 1082 propuestas. Sobre las vías terciarias, la ART informó que de 51 municipios beneficiados con el arreglo de carreteras rurales solo falta uno por completar el proceso.


TE PUEDE INTERESAR:

Guía para entender qué está pasando con la JEP y con la Ley Estatutaria que la regula


 

Los retos

La hoja de ruta única debe organizar a todas las entidades del Estado para que asuman las responsabilidades que tienen con el acuerdo de paz, dependiendo de sus funciones, y conseguir los recursos necesarios. Si en una vereda piden la construcción de un colegio sería obligación del Ministerio de Educación y la Secretaría de Educación local y no solamente de la alcaldía del municipio al que pertenece.

“Desde hace dos años le hemos pedido al gobierno que unifique los programas y planes del posconflicto. Que las distintas agencias – la ART, la Agencia de Desarrollo Rural, la Agencia Nacional de Tierras y la Agencia para la Reincorporación – se articulen. Como está propuesta la hoja de ruta única se podría dar esa unificación”, comentó Luis Felipe Botero, investigador del Instituto Kroc, organismo que le hace seguimiento al cumplimiento del acuerdo de paz.

Para Botero, las comunidades deben recibir información sobre los avances en la ejecución de los PDET y los demás programas porque ellas verificarán el cumplimiento. “Según el acuerdo de paz, la participación de los habitantes de las zonas rurales no termina con el diseño de los planes”.

El gobierno espera que los alcaldes y los gobernadores elegidos en octubre de este año tengan en cuenta la hoja de ruta única en los planes de desarrollo municipales y departamentales. Aunque no hay obligatoriedad en su cumplimiento, sí es clave para que fluyan los acuerdos del proceso de paz en la Colombia rural.

De la celeridad en ese cumplimiento depende que mejore el panorama de seguridad en las regiones. Preocupa el balance Retos Humanitarios 2019 del Comité Internacional de la Cruz Roja, presentado el pasado jueves, que evidencia el deterioro de la situación humanitario en algunos departamentos debido a desplazamientos masivos, casos de desaparición forzada y resiembra de minas antipersona. Volver al conflicto no es una opción en los territorios.

 

Este artículo fue publicado en la edición 1926 de la revista SEMANA
 


Por: José Puentes Ramos | Editor regional 

@Josedapuentes


 

¡Suscríbete!

Y recibe primero una selección de los mejores contenidos y novedades de SEMANA RURAL. Nada de spam, promociones comerciales ni cosas aburridas.

Ingresa el correo que más utilices, gracias por ayudarnos
Autorizo el tratamiento de mis datos conforme a la política de tratamiento de datos de SEMANA.



PDETsJEPColombia rural

¡Comparte!



Foto de perfil del autor del comentario






Semana Rural. Un producto de Proyectos Semana S.A. financiado con el apoyo de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) a través del programa de Alianzas para la Reconciliación operado en Colombia por ACDI/VOCA. Los contenidos son responsabilidad de Proyectos Semana S.A. y no necesariamente reflejan las opiniones de USAID o del gobierno de Estados Unidos.