¿Cómo acercar el sistema financiero a las regiones más apartadas?

junio 15 de 2018

Si se quiere modernizar el agro, es necesario ofrecer a los campesinos y pequeños productores oportunidades para acceder a los servicios bancarios. Este es el ejemplo de una cooperativa que ofrece crédito y ahorro en zonas rurales del Meta..

¿Cómo acercar el sistema financiero a las regiones más apartadas?

| | Por: Luis Fernando Charrupí


Por: Luis Fernando Charrupí


Jaime Moreno, un campesino de 63 años de Vista Hermosa, le huía a las entidades financieras, no porque estuviese en deuda con un banco, sino porque la parecía complicado pedir un préstamo o manejar una cuenta de ahorros. Jaime venía del Tolima y por un tiempo sembró coca. En 2005, decidió irse a vivir a la cabecera de este municipio del sur del Meta, pues los enfrentamientos de los grupos armados lo desplazaron de su vereda.

Tenía que vivir de algo. Así que montó un asadero de carne cerca del río Güejar. Pero era un negocio modesto y si quería impulsarlo, necesitaba un crédito para invertirle. Dada su poca experiencia bancaria era complicado conseguir un préstamo. Escuchó de las cooperativas de ahorro y crédito y dio con una de ellas: Congente.





“Mi primer crédito y cuenta de ahorros la tuve con esa entidad. Tenía pocos recursos y pude mejorar el asadero con la ayuda financiera. Antes estaba un poco mal de asientos, surtido y enfriadores”

explica Jaime Moreno.
 


 

Congente tiene presencia en 25 de los 29 municipios del Meta. Su idea es prestar un modelo de asistencia cooperativista a poblaciones que no han sido incluidas en el sistema financiero como consecuencia del conflicto armado. Ahora que cesó el ruido de las armas, se está viendo la necesidad de hacer posible el crecimiento económico de las pequeñas poblaciones a través del fomento del ahorro y el acceso a créditos.  Poblaciones como Lejanías, La Macarena, Uribe, Mesetas y Puerto Rico están siendo integradas a este modelo.


 ASÍ FUNCIONA UN SISTEMA COOPERATIVO 

En las cooperativas no se habla de clientes sino de asociados, quienes crean un fondo para préstamos y créditos por medio de un aporte social, explica Vicente Antonio Pabón, gerente general de Congente. Cada miembro da una cuota mensual y puede solicitar un préstamo o retirar el dinero ahorrado, junto a los rendimientos (o las utilidades).

La ventaja de este sistema de ahorro y crédito es que cualquiera puede acceder. Desde campesinos, hasta pequeños empresarios. "Los niños y jóvenes (hasta los 21 años) hacen un aporte de 5 mil pesos. Los demás dan entre 5 mil y 10 mil pesos. Esta plata se suma a las cuentas de ahorro y lo captado se mueve en créditos. A raíz de este ejercicio es que sale la utilidad que da anualmente la cooperativa”, indica Pabón. 

Desde hace dos años, Congente está aliada con la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (Usaid), que brinda apoyo técnico y financiero por medio de la Iniciativa de Finanzas Rurales. Esta alianza ha permitido ampliar los servicios financieros en zonas rurales de seis municipios del Meta, incluido Vista Hermosa. “Dentro de este convenio, estamos comprometidos en abrir cuatro puntos más este año. Uno de ellos será en Puerto Lleras”, anuncia el gerente.

Olga Gamba, de la vereda Talanqueras, ingresó al mundo financiero con la ayuda de Congente. Solicitó un microcrédito de 3 millones de pesos para sembrar maracuyá. 
 


 


“Nunca había sacado un préstamo. Aunque muchas veces lo pedí a otras entidades, exigen demasiados requisitos. Lo que uno tiene es tierra y ganas de trabajar”

Olga Gamba

 


 


 EDUCACIÓN FINANCIERA 

Congente ha visitado algunas veredas y también Espacios Territoriales de Capacitación y Reincorporación (ETCR), donde se encuentran ubicados excombatientes de las Farc que dejaron las armas como resultado del acuerdo de paz de noviembre de 2016, para aclarar cómo funciona el sistema financiero y cómo se pueden mejorar los proyectos productivos, desde que se conozcan las reglas de juego en finanzas. Por eso es clave que las entidades vayan a los territorios apartados y expliquen sus servicios.

“Uno de los objetivos primordiales cuando llegamos a las regiones es colaborar en la construcción de paz a través de la inclusión financiera”, comenta Jeison Garzón, coordinador de microfinanzas rurales de Congente en Vista Hermosa. Él llega hasta la finca más lejana donde un campesino solicita financiación. “El sector agropecuario es uno de los que está más quedado”, agrega.

De otra parte, para incentivar a los niños a ahorrar, se les entrega un ‘marranito’ (alcancía) para que guarden monedas y después consignen ese dinero en sus cuentas. Al cierre de 2017, las cuentas de los menores de 14 años sumaban cerca de 1.700 millones de pesos. “Tenemos cerca de 3.500 niños asociados”, asegura Pabón. 

 

 

 

 

¡Suscríbete!

Y recibe primero una selección de los mejores contenidos y novedades de SEMANA RURAL. Nada de spam, promociones comerciales ni cosas aburridas.

Ingresa el correo que más utilices, gracias por ayudarnos




¡Comparte!



Foto de perfil del autor del comentario






Semana Rural. Un producto de Proyectos Semana S.A. financiado con el apoyo de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) a través del programa de Alianzas para la Reconciliación operado en Colombia por ACDI/VOCA. Los contenidos son responsabilidad de Proyectos Semana S.A. y no necesariamente reflejan las opiniones de USAID o del gobierno de Estados Unidos.