marzo 23 de 2018

Creer en el territorio: la necesidad de romper mitos y descubrir la capacidad de nuestra gente

Por: Mariana Díaz Kraus

En Colombia existen muchos mitos y crecemos alrededor de éstos. Tenemos mitos históricos, geográficos y étnicos, de los cuales se ha perpetuado en el imaginario colectivo la falsa idea de que las regiones alejadas del interior del país carecen de capital humano y condiciones para impulsar proyectos de innovación y tecnología.

De todas formas, el país no ha permanecido ajeno a la incursión de las tecnologías en la vida cotidiana de la población. Según cifras de Vive Digital, para el tercer trimestre de 2016, había en el territorio nacional 15.130.185 suscriptores de internet, 5.889.626 acceden a través de internet fijo y 9.240.559 lo hacen a través de internet móvil. Esto tiene una cercana relación con el hecho de que el número de abonados a telefonía móvil alcance los 58.523.750, es decir, hay más celulares que personas.

El crecimiento exponencial del uso de dispositivos móviles, así como creciente penetración de internet fortalecida por iniciativas del Gobierno Nacional como Vive Digital y expansión y accesibilidad a la banda ancha, son un excelente capital para potenciar proyectos que dispongan del uso de tecnologías para la participación ciudadana.

A pesar de estos hechos, persisten los mitos. Es por este tipo de percepciones que tendemos a ser un país centralizado donde nos hacemos los ciegos ante las realidades, necesidades y el potencial de todo nuestro territorio. Es aquí donde tenemos que trabajar y cambiar nuestros imaginarios. Darnos la oportunidad de conocer mucho más de Colombia, de sus regiones y sus habitantes.

Para lograr esto existen varias metodologías y aproximaciones. Personalmente considero que para lograr descubrir toda la capacidad de nuestra gente nos tenemos que centrar en metodologías que precisamente se concentren en las personas para sobrepasar los retos y liberar todo el potencial de cada individuo.

En este orden de ideas, es necesario trabajar en los territorios de una manera humilde, abierta a aprender más que a enseñar, con una visión de empoderar y de poner herramientas a disposición de las regiones.

Tenemos que aprender a escuchar como primer paso. Recopilar historias, anécdotas y elementos de inspiración propios de cada contexto. Esto a través de la investigación y el trabajo de campo. Llegar a una etapa de creación donde se tome todo lo observado y recopilado del trabajo con las personas y grupos de interés, con el fin de proseguir a adaptarlo a marcos teóricos, oportunidades, soluciones y prototipos.

Por medio de esta metodología es posible brindarles la oportunidad a todos los ciudadanos que buscan transformar su realidad de encontrar caminos innovadores y que pueden ser potenciados a través de la tecnología. No es una simple teoría, está comprobado. Desde Movilizatorio, con el apoyo de la Embajada de Suecia, el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo-PNUD y Heart For Change, implementamos en 2017 una iniciativa llamada Diciendo Y Haciendo. Allí buscamos concéntranos en las personas, cambiar de manera de pensar y dar el paso del dicho al hecho. Así, empoderamos a jóvenes de Córdoba, el Urabá antioqueño y Caquetá para que cambien situaciones adversas con las que conviven muchos ciudadanos colombianos.

Esta experiencia solo me afirma que tenemos que romper los mitos, creer en nuestros territorios y en la capacidad de nuestra gente. El mejor esfuerzo es invertir en los ciudadanos que a pesar de la adversidad buscan transformar realidades y saben que está en cada uno de nosotros lograr verdaderos cambios.  

**

POR MARIANA DÍAZ KRAUS | @MarianaDiazKraus

Directora de alianzas y estrategia de Movilizatorio

Otra columna del autor:

¿Cómo dar  un primer paso a la reconciliación?

 


Las opiniones de los columnistas en este espacio son responsabilidad estricta de sus autores y no representan necesariamente la posición editorial de SEMANA RURAL.

¡Suscríbete!

Y recibe primero una selección de los mejores contenidos y novedades de SEMANA RURAL. Nada de spam, promociones comerciales ni cosas aburridas.

Ingresa el correo que más utilices, gracias por ayudarnos




¡Comparte!



JOSE IGNACIO URIBE SANINT mayo 21 de 2018

Con relación a los temas de Paz: Soy solicitante de Restitución de Tierras desde hace 7 años, he pasado en la URT por 6 abogados, el penúltimo cometió un yerro y ahora me dicen que está la tierra que solicito en Restitución en Reserva Forestal. Me ayudarían a dilucidar si el que me la quitó si la puede explotarla y Yo No?

Foto de perfil del autor del comentario






Semana Rural. Un producto de Proyectos Semana S.A. financiado con el apoyo de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) a través del programa de Alianzas para la Reconciliación operado en Colombia por ACDI/VOCA. Los contenidos son responsabilidad de Proyectos Semana S.A. y no necesariamente reflejan las opiniones de USAID o del gobierno de Estados Unidos.