El 77 por ciento de los excombatientes es optimista frente a los acuerdos de paz

agosto 14 de 2020

Una investigación de la Universidad de los Andes analiza las actitudes de exguerrilleros y población civil frente al proceso de reincorporación .

El 77 por ciento de los excombatientes es optimista frente a los acuerdos de paz

| La mayoría de excombatientes cree que la reconciliación es posible | Por: © León Darío/Semana


Por: SEMANA RURAL
SemanaRural

A pesar de las trabas que ha tenido la implementación del acuerdo de paz por asuntos de seguridad, estigmatización o retrasos, hoy el 70 por ciento de los exintegrantes de las Farc cree que existen las condiciones para la reconciliación y un 77 por ciento indica que se siente optimista frente al futuro.

 

Esta realidad, vista desde la cifras pero también desde una mirada transdisciplinaria, hace parte de la investigación ‘Actitudes de exintegrantes de las Farc-EP frente a la reincorporación’, de la Universidad de los Andes, en donde se estudiaron los procesos de 10.415 firmantes del proceso de paz que aparecían en el Registro Nacional de Reincorporación (RNR).   
 

Los números son muy esperanzadores y se sustentan en los cerca de 1.400 proyectos productivos en los que actualmente trabajan 4.342 excombatientes, según la Agencia para la Reincorporación y la Normalización (ARN). Ahí se enlistan iniciativas como cerveza La Roja o la marca de ropa Manifiesta: Hecho en Colombia, que le han dado una nueva vida a Icononzo, en Tolima. Proyectos como Confecciones La Montaña del ETCR en Anorí, Antioquia, que este año participó por primera vez en Colombiamoda. 

 

“Nosotros somos discriminados cuando (las personas) no conocen a los seres humanos que formamos la comunidad fariana. Cuando nos conocen, empiezan a vernos de otra manera, y hacer unas lecturas diferentes”, dice Doria Martínez, una mujer que mira con esperanza el acuerdo.

 

Pero las cifras no siempre son alentadoras: el 73 por ciento de los excombatientes es cuidadoso al decir que fue miembro de la guerrilla, el 44 por ciento se siente en riesgo por estar en procesos de reincorporación y el 17 por ciento ha tenido problemas de seguridad. Según el partido Farc, 214 exguerrilleros han sido asesinados tras la firma del acuerdo. En junio, por ejemplo, familias enteras fueron trasladadas de Ituango a Mutatá, en Antioquia, por amenazas contra sus vidas.

 


Te puede interesar: Excombatientes salen de Ituango a Mutatá por inseguridad


 

De ahí que la caracterización no sea un asunto sencillo. Como mecionó Angelika Rettberg, profesora de la Facultad de Ciencia Política de los Andes en la presentación de la investigación:“hay que ponerse en el lugar de estas personas que cambian radicalmente su estilo de vida. Eso implica cambios significativos que deben representar procesos emocionales y psicológicos importantes”.

Ahora, estas cifras, que ya hablan bastante de las condiciones en las que están los excombatientes, deben ser entendidas en un sentido más amplio. Según los investigadores es clave reconocer que los procesos de reincorporación son diversos y se ven afectados por las condiciones y el lugar dónde se hacen, por el nivel educativo, por habilidades, sexo, ingresos, estado de salud y por otras variables que deben ser tenidas en cuenta para establecer una política pública.

“En línea de seguir con esos procesos de reincorporación la diferencia que hacemos en relación a las políticas de lo que pasa en los territorios y en la ciudad es completamente determinante. Es clave estar en los territorios y entender la reconciliación desde una perspectiva más amplia”, dijo Emilio Archila, el Consejero Presidencial para la estabilización y la consolidación, en la presentación del paper.

 

 

sad

'Rafting por la paz' en Miravalle,  Caquetá es un proyecto productivos de excombatientes que dan muestra de esa voluntad de paz.

 

La investigación, por ejemplo, identifica que las personas en los ETCR así como en municipios con Planes de Desarrollo con Enfoque Territorial (PDET) se sienten más seguros y son más positivos frente al proceso. Es el caso de  Giancarlo Albino, excombatiente en Icononzo. “A pesar de todos los problemas, y de los imaginarios de la gente, cada vez nos sentimos más parte del municipio, de la zona, hemos trabajado fuertemente con todas las comunidades y queremos seguir haciéndolo” dice. 

 

Giancarlo hace parte del ETCR de Icononzo, ubicado en uno de los predios que fueron adquiridos y formalizados por el Gobierno recientemente. Allí más de 200 excombatientes y sus familias que han hecho del ETCR su hogar, tienen varios procesos productivos consolidados y son muestra de lo que se puede gestar en estas zonas.

 

Pero a pesar de que en los ETCR las personas se sienten más seguras, están menos inclinadas a reconocer que fueron parte de la guerrilla. Esto fue un fenómeno recurrente en el estudio, “aún exintegrantes con actitudes positivas en unas dimensiones, enfrentan dificultades en otras”.

 

Este fenómeno lo explica Pastor Alape, delegado al Consejo Nacional de Reincorporación (CNR) por el componente FARC. “En las poblaciones donde más acogen a nuestros miembros es donde se sienten más inseguros porque les toca romper aún más el proceso de estigmatización por la visibilidad que tienen”, dijo.

 

Esto también vale la pena entenderlo en cifras: de los 12.773 excombatientes en procesos de reincorporación, 9.335 viven por fuera de los ETCR y 2.800 aún siguen en estas zonas, según el informe de junio de 2020 de la ARN. 

 


Te puede interesar: En Icononzo, la cerveza y la moda construyen la paz


 

La investigación, por otro lado, también reconoce la importancia de comprender la mirada de la población civil frente a estos procesos de reincorporación, en aras de contrastar dicha información con las miradas establecidas por los excombatientes.  Esto lo hicieron utilizando la última encuesta de opinión realizada por el Observatorio de la Democracia, en donde entrevistaron a 4.000 personas. 

 

Las cifras en este estudio no fueron concluyentes, pero permiten tener una mirada, al menos parcial, de la percepción que tiene la población civil frente al proceso de reincorporación. Por ejemplo, menos del 13 por ciento de los encuestados cree que los exintegrantes de las Farc están contribuyendo en el proceso. Pero de esos mismos encuestados solo el 50 por ciento cree que la reconciliación es posible. Una cifra compleja, si se tiene en cuenta que los reinsertados creen veinte veces más en la reconciliación.

 

La investigación permite tener una perspectiva interesante frente a cómo las políticas públicas en relación a los excombatientes también deben tener un enfoque más amplio. “Es importante monitorear diferentes medidas de éxito en el proceso de reincorporación, pues el análisis de una dimensión puede dar una impresión incompleta”, concluye la investigación. Algunas de las vulnerabilidades de esta población están articuladas y merecen tener una atención particular. Así mismo el paper permite reconocer que es clave profundizar el trabajo con la población civil para prevenir la discriminación y la estigmatización de los exintegrantes de las Farc.

 

En noviembre 24 el acuerdo cumple 4 años de haberse firmado en el Teatro Colón. Los procesos de reincorporación y la aceptación de los exguerrilleros dentro de la sociedad civil son claves si se quiere mantener el proceso y el proyecto de país que surge a partir de su implementación. El camino todavía parece lejano, pero estas investigaciones permiten tener una mirada más amplia en torno al proceso, sus integrantes y lo que se puede hacer para mejorar su implementación.

 

La investigación fue liderada por los profesores Ana Arjona, Leopoldo Fergusson, Natalia Garbiras Díaz, Juana García, Tatiana Hiller, Lewis Polo y Michael Weintraub; y hace parte de la publicación periódica de la Escuela de Gobierno de la Universidad de los Andes, Notas de Política.

 


Te puede interesar: Los actores del país narran las historias de los líderes asesinados


 

¡Suscríbete!

Y recibe primero una selección de los mejores contenidos y novedades de SEMANA RURAL. Nada de spam, promociones comerciales ni cosas aburridas.

Ingresa el correo que más utilices, gracias por ayudarnos
Al suscribirme, acepto los términos y condiciones y autorizo el tratamiento de mis datos personales conforme a las finalidades y demás condiciones descritas en la política de tratamiento de datos personales de SEMANA.





¡Comparte!



Foto de perfil del autor del comentario






Semana Rural. Un producto de Proyectos Semana S.A. financiado con el apoyo de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) a través del programa de Alianzas para la Reconciliación operado en Colombia por ACDI/VOCA. Los contenidos son responsabilidad de Proyectos Semana S.A. y no necesariamente reflejan las opiniones de USAID o del gobierno de Estados Unidos.