¿No existe el conflicto en Colombia? Seis proyectos de memoria le responden a Darío Acevedo

febrero 18 de 2019

Los voceros de seis iniciativas que llevan años trabajando por la memoria en las regiones le responden al nuevo director del Centro Nacional de Memoria Histórica, quien dijo que "el conflicto no puede convertirse en una verdad oficial".

¿No existe el conflicto en Colombia? Seis proyectos de memoria le responden a Darío Acevedo

| Museo Tras la huella de El Placer, una iniciativa de memoria en zona rural de Putumayo | Por: Juan José Toro - CNMH


Por: SEMANA RURAL
SemanaRural

La incertidumbre sobre el futuro del Centro Nacional de Memoria Histórica (CNMH), la entidad encargada de reunir información sobre lo ocurrido en el conflicto armado, llegó a su fin este martes luego del nombramiento de Darío Acevedo como su director. Después de asegurar en entrevista con El Colombiano que “el conflicto armado no puede convertirse en verdad oficial” y que la función de esta entidad no es escuchar a los victimarios, el historiador recibió una ola de críticas por parte de víctimas, académicos y líderes de opinión.

Mientras se elegía al nuevo director, la operación del Centro de Memoria entró en un limbo. Aunque durante los seis meses de interinidad el equipo trabajó y publicó informes con autonomía, la contratación permaneció congelada y aún existen áreas directivas sin cabeza. Así lo confirmó un funcionario que pidió la reserva de su nombre, y agregó que la elección planteó una situación nueva para el gobierno, pues el nombramiento en su momento de Gonzalo Sánchez, el único director que ha tenido el CNMH, “fue casi tácito, no había ninguna duda porque venía del Grupo de Memoria Histórica”.
 

SEMANA RURAL consultó a líderes de seis iniciativas locales de memoria en algunas de las regiones más afectadas por el conflicto. Son proyectos de comunidades que llevan entre seis y 16 años construyendo museos, galerías y centros para recordar que la guerra pasó por sus pueblos y que no quieren que la violencia se repita. Esto es lo que tienen para decirle a Darío Acevedo:

 



Galería con más de 300 rostros de víctimas en el Salón del Nunca Más de Granada, Antioquia. © CORTESÍA.


 

“El Estado incurre en negacionismo”: Galerías itinerantes de la memoria (Villavicencio, Meta)
 

El capítulo en el Meta del Movimiento Nacional de Víctimas de Crímenes de Estado (Movice) comenzó a crear en 2007 un archivo de fotografías de quienes murieron o desaparecieron en medio del conflicto. Ese proceso contó con la ayuda de familiares de víctimas en todo el departamento que aportaron las imágenes para que sus seres queridos no quedaran solo en las estadísticas de la guerra.

Así nacieron las Galerías itinerantes de la memoria, una serie de exposiciones que ya recorrieron 15 municipios del Meta. Vilma Gutiérrez, integrante de Movice, le responde a Darío Acevedo:
 



¿Qué le respondería a Darío Acevedo cuando dice que “el conflicto armado no puede convertirse en una verdad oficial”?

Es gravísimo porque vemos que el Estado está incurriendo en el negacionismo de lo que aquí ocurrió. ¿Dónde van a parar los derechos de las víctimas?, ¿dónde quedará la verdad para la no repetición? Nosotros hemos participado en el proceso de paz y apoyamos los acuerdos, a pesar de los enemigos que tienen.

Hay empresarios poderosos y políticos que tienen responsabilidad en lo que ocurrió. A ellos no les conviene que salga a la luz el trabajo de entidades como el CNMH. Vemos que el Estado quiere colocar ahí a los enemigos de la paz.
 

Acevedo expresó que “la función del Centro de Memoria no es escuchar a los victimarios”. ¿Qué piensa de esto?

Para nosotros es una parte importante que los responsables hablen. Muchas víctimas quisieran ver condenas o sentencias duras, por la gravedad de los delitos. Pero se espera que ellos hablen, que digan qué hicieron con nuestros familiares, que cuenten dónde están. Eso es lo interesante, no tanto los procesos judiciales y las condenas. Por eso es fundamental escucharlos.
 

¿Qué requisitos cree que debería cumplir el nuevo director del CNMH?

Debe ser imparcial, estar comprometido con la verdad, recoger todas las voces y usar el CNMH para visibilizarlas. Creemos que con el señor Acevedo no funcionará.
 


 

“Desconocer el conflicto es revictimizar”: Centro de Memoria del Conflicto (Valledupar, Cesar)
 

Este espacio se inauguró en 2012 como una iniciativa de profesionales de las ciencias sociales que escucharon la petición de habitantes de territorios afectados por la violencia: visibilizar sus vivencias en un lugar y de manera permanente. La Gobernación del Cesar les dio una espacio en la Biblioteca Rafael Carrillo Lúquez, donde estuvieron hasta 2017.
 

Tras más de un año sin sede lograron un convenio con la Universidad de Santander en Valledupar y esperan ubicarse el próximo mes en las instalaciones de la institución. Uno de los líderes de esta iniciativa le responde a Acevedo:
 



¿Qué le respondería a Darío Acevedo cuando dice que “el conflicto armado no puede convertirse en una verdad oficial”?

Preocupa que alguien que pueda quedar encargado del Centro Nacional de Memoria Histórica, una institución que ha convocado a todas las víctimas, no reconozca la historia. Desconocer el conflicto es revictimizar, es quitarles a las víctimas el reconocimiento que han obtenido con esfuerzo durante todo este tiempo, es no entender cómo sufrieron en los territorios. Es un desacierto, un gran error de este Gobierno, si nombra a este señor.
 

Acevedo expresó que “la función del Centro de Memoria no es escuchar a los victimarios”. ¿Qué piensan de esto?

La parte del victimario es clave en la reconstrucción de memoria, que debe hacerse desde diferentes puntos. Se escuchan varias voces para construir el relato y para que las víctimas no sigan invisibilizadas. Necesitamos que los victimarios también cuenten dónde y cuándo ejecutaron las acciones.
 

Desde su punto de vista, ¿qué requisitos debe cumplir el nuevo director del CNMH?

Debe ser un académico que entienda qué pasó durante el conflicto, que tenga experiencia en trabajo con víctimas y que sea investigador social. Pensamos que la academia permite desligarse y ver más allá de donde uno está parado. Esta persona también debe estar comprometida con la paz y dar protagonismo a las víctimas. El Centro de Memoria Histórica es un importante escenario para que las víctimas puedan manifestarse.
 


 

“Está en el lugar equivocado”: Salón del Nunca Más (Granada, Antioquia)
 

Este espacio nació hace 10 años por  iniciativa de las víctimas de Granada. La idea era simple: conseguir un lugar donde se exhibieran las fotos de todos los desaparecidos y asesinados durante el conflicto en el municipio.

Con el tiempo, pasó a ser mucho más que una pared con rostros y ahora es el rincón donde los granadinos van a conectarse con sus seres queridos cada vez que los extrañan. Gloria Elsy Ramírez, una de sus creadoras, le responde a Darío Acevedo:
 



¿Qué le respondería a Darío Acevedo cuando dice que “el conflicto armado no puede convertirse en una verdad oficial”?

Le diría que está en el lugar equivocado pues no conoce el contexto, la situación del país es mucho más grave de lo que él pueda imaginar.

Nuestro trabajo municipal continúa de manera autónoma y no vamos a parar porque él acepte o niegue el conflicto. Nosotros tenemos clara nuestra posición y la defenderemos hasta donde la vida nos dé, así dejemos de recibir apoyo.
 

Acevedo expresó que “la función del Centro de Memoria no es escuchar a los victimarios”. ¿Qué piensan de esto?

Si no fuera necesario escuchar a los victimarios, entonces ¿dónde vamos a encontrar la verdad, la justicia y la reparación? Una parte de la verdad la tienen ellos: dónde están los desaparecidos, por qué cometieron esos crímenes, quiénes patrocinaron todo esto, por ejemplo.
 

¿Qué requisitos cree que debería cumplir el nuevo director del CNMH?

Debe ser alguien muy imparcial y tener la intención de entender la justicia. Si es una persona justa, no va a cometer grandes errores. El de Darío Acevedo sería otro de los tantos nombramientos del actual gobierno con el que no nos identificamos.

 

TE PUEDE INTERESAR:

La vaca para recuperar el espacio que guarda la memoria de Granada
 


 

“¿Qué hay que hacer con la verdad, entonces?”: Lugar de memoria (Bojayá, Chocó)
 

El lugar de memoria en el antiguo Bellavista nació en 2002 como una iniciativa del Grupo de Artesanías Guayacán, conformado por mujeres, tras la masacre ejecutada durante un enfrentamiento entre las Farc y las AUC el 2 de mayo del mismo año.
 

Con este proyecto aún buscan reconstruir propiedades afectadas por el cilindro bomba que cayó en la iglesia para usarlas como parte de los procesos de perdón, reconciliación y no repetición del conflicto. Rosa de las Nieves Mosquera, miembro del Comité por los Derechos de las Víctimas de Bojayá, da su punto de vista sobre las declaraciones de Darío Acevedo:

 



¿Qué le respondería a Darío Acevedo cuando dice que “el conflicto armado no puede convertirse en una verdad oficial”?

¡¿Cómo?! ¿Qué hay que hacer con la verdad, entonces?, ¿esconderla? Alguien que quiera negar que la historia de cada pueblo y de cada persona fue a raíz del conflicto no debe estar liderando un proceso como el del Centro Nacional de Memoria Histórica. ¡Por eso se llama de memoria histórica! Sencillamente, ni debe estar postulado.
 

Acevedo expresó que “la función del Centro de Memoria no es escuchar a los victimarios”. ¿Qué piensan de esto?

Escuchar a los victimarios y ponerlos en nuestros zapatos es entendernos como una familia. Hay que empezar a entender que cada familia tiene algo negativo. No estoy diciendo que debemos aceptar el conflicto, me refiero a que debemos enfocarnos en el perdón y la reconciliación. Cuando miramos a los ojos de los victimarios sabemos si están o no arrepentidos. Además, podemos reconstruir la verdad y la historia escuchándolos.

El pasado 6 de diciembre, las mujeres les mostramos el telón que conmemora el ataque y en el que aparecen los nombres de las víctimas. A pesar de que algunos quedaron sordos o sin un pie, por ejemplo, deseamos que vean nuestra fortaleza a través del bordado y que sepan que las armas no resuelven los problemas.
 

¿Qué requisitos cree que debería cumplir el nuevo director del CNMH?

Debe ser una víctima del conflicto armado para que sienta, en carne propia, lo que nosotros hemos pasado. Debe ser humilde y tener sentido de pertenencia por la labor que ejecuta la organización. Debe mostrar que lo que ha aprendido como víctima.

 

TE PUEDE INTERESAR:

La conmovedora historia de perdón que no pudo escuchar el Papa

 


 

“Está diciendo que las víctimas no existimos”: Hijos e hijas (Barrancabermeja, Santander)
 

Bajo la inspiración de H.I.J.O.S, uno de los grupos ha luchado por la verdad de los desaparecidos de la dictadura argentina, nace en 2006 en Colombia ‘Hijas e hijos por la memoria y contra la impunidad’. Con presencia en ocho regiones, estos hijos de desplazados, desaparecidos y asesinados durante el conflicto se dedican a hacer memoria a través del arte (murales, postales, libros, cartillas). Hablamos con Luisa Malo, una de las voceras de Hijos e hijas en el Magdalena Medio:
 



¿Qué le respondería a Darío Acevedo cuando dice que “el conflicto armado no puede convertirse en una verdad oficial”?

Está diciendo que las víctimas en Colombia no existimos, que no hemos vivido estas barbaries. Le diríamos que nuestros familiares vivieron en carne y hueso un país en conflicto y nosotros lo seguimos viviendo. Sabemos que la guerra existió y existe, y mientras existan personajes como él, va a seguir existiendo.
 

Acevedo expresó que “la función del Centro de Memoria no es escuchar a los victimarios”. ¿Qué piensan de esto?

Exigimos la verdad y parte de ella está en los victimarios. Queremos que nos digan dónde están nuestros desaparecidos, por qué cometieron los crímenes y quiénes fueron los autores intelectuales. Por eso le apostamos a la Comisión de la Verdad.
 

¿Qué requisitos cree que debería cumplir el nuevo director del CNMH?

Debe tener respeto hacia las víctimas y tener claro que si exigimos un Centro de Memoria Histórica es porque le apostamos al reconocimiento de un país en guerra y no queremos que exista más. Tiene que conocer lo que se ha vivido, ser totalmente imparcial y tener presente la necesidad de darle prioridad a la voz de las mujeres.
 


 

“¿Cómo va a decir que el conflicto no pasó?”: Museo de la Memoria El Placer (Valle Del Guamuez - Putumayo)

Al cura Nelson Cruz se le ocurrió en 1996 recolectar las piedras y flores que le parecían llamativas de la verdad El Placer, en el municipio de Valle Del Guamuez (Putumayo). A esa colección la llamó ‘La galería de la piedra’. A partir de los enfrentamientos entre los paramilitares, las Farc y el Ejército en la región, empezó a incorporar partes de armas, casquillos de balas y fragmentos de granadas a su galería.

Cuando el religioso se fue del pueblo, la comunidad tomó esa colección y organizó en 2012 el Museo de la Memoria Tras la Huella de El Placer, un espacio de al menos 400 objetos que recuerdan el paso del conflicto armado en este rincón del sur de Colombia. Stella Guerrero participa en esta iniciativa de memoria y le responde a Darío Acevedo:

 



¿Qué le respondería a Darío Acevedo cuando dice que “el conflicto armado no puede convertirse en una verdad oficial”?

Parece que no está compartiendo nuestra voluntad. Lo que vivimos en ese tiempo fue muy duro. ¿Cómo va a decir que el conflicto no pasó? No estoy de acuerdo con ese señor. Si incluso actualmente seguimos en conflicto: dicen que rondan disidencias de las Farc. Como a gente como él no les pasó la guerra… Pero la verdad es que quienes vivimos eso somos los afectados. Necesitamos que ellos se pongan en nuestros zapatos, que nos tengan en cuenta y no nos olviden.

¿Qué le diría frente a su percepción de que “la función del Centro de Memoria no es escuchar a los victimarios”?

Desde que empezó el museo no hemos tenido la oportunidad de hablar con los victimarios. Unos están en la cárcel, otros no sabemos dónde están. Aunque sí nos gustaría tener un diálogo con ellos. Muy maluco hacer como si nada hubiese pasado. Cuánta muerte, cuánto desaparecido, cuántos secuestrado. Y va a decir que no ha pasado nada. Al menos que se dé la paseada por estos lugares y escuche, que reparen a las víctimas. Acá en El Placer la Unidad de Víctimas no nos ha cumplido.

¿Qué requisitos cree que debería cumplir el nuevo director del CNMH?

Para mí los requisitos son que nos escuche, que tenga el sentir del pueblo, que esté presto a apoyar las iniciativas de memoria, que siempre esté de parte de nosotros.
 


POR: Marcela Madrid | Editora Desde el territorio

@marcemv91

Alejandra Castaño | Editora y periodista

@CastanoAleja

José Puentes Ramos | Editor regional

@josedapuentes


 

¡Suscríbete!

Y recibe primero una selección de los mejores contenidos y novedades de SEMANA RURAL. Nada de spam, promociones comerciales ni cosas aburridas.

Ingresa el correo que más utilices, gracias por ayudarnos




¡Comparte!



Foto de perfil del autor del comentario






Semana Rural. Un producto de Proyectos Semana S.A. financiado con el apoyo de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) a través del programa de Alianzas para la Reconciliación operado en Colombia por ACDI/VOCA. Los contenidos son responsabilidad de Proyectos Semana S.A. y no necesariamente reflejan las opiniones de USAID o del gobierno de Estados Unidos.