El río de colores: otra vez abierto al público

junio 12 de 2019

Las autoridades ambientales permitirán desde este viernes el ingreso a uno de los parajes más deslumbrantes y coloridos del mundo: el Parque Nacional Sierra de La Macarena. Solo podrán ingresar 120 personas al día. .

El río de colores: otra vez abierto al público

| Macarenia clavigera es la especie que vive bajo las aguas del caño y es la responsable de pintar de fucsia el río. | Por: León Dario Pelaez - SEMANA


Por: SEMANA RURAL
SemanaRural

Cormacarena y Parques Nacionales Naturales (PNN) anunciaron lo que para la mayoría de nacionales y extranjeros es una buena noticia: el Parque Nacional Natural Sierra de La Macarena (Meta), por donde discurre Caño Cristales, le abrirá nuevamente los brazos al turismo.

Ese lugar, que por décadas se mantuvo inaccesible debido a la presencia de las Farc y que solo hasta hace unos 4 años empezó a recibir turistas de manera oficial, había sido cerrado unos seis meses atrás dados los rigores del clima.

Pero ahora, a mediados de año, cuando se espera que las lluvias aflojen y el nivel de agua descienda, la Macarenia clavigera -la especie responsable de pintar de fucsias y verdes dicho afluente-  florece y hace que el río se torne mágicamente vistoso por algunos meses. Luego, en noviembre, la planta entra en su fase reproductiva.

 

Aunque la apertura del parque es una buena noticia, hay quienes la ven con ciertas reservas. ©León Dario Pelaez - SEMANA


Para la reapertura del parque, que se hará este viernes, las autoridades ambientales harán en La Macarena un conversatorio denominado ‘Caño Cristales para el mundo’, donde reunirán a buena parte del sector de turismo sostenible de esa región para intercambiar experiencias y establecer los logros y beneficios obtenidos de esa actividad en la zona.

Sobre eso, precisamente, buena parte de los sectores económicos de la región parecen estar de acuerdo en que es posible atraer a más personas a un turismo sostenible. No obstante, algunos voceros del sector ambiental ven la noticia con cierta reservas.

Camilo Prieto, del Movimiento Ambiental Colombiano, es uno de ellos. Para él, la apertura del parque es una buena noticia -siempre y cuando se respeten los lineamientos de carga, por ejemplo-, pero es también motivo de preocupación. "La noticia trae consigo también la activación de competencias de camperos y motos en ciertas zonas del parque", sostuvo.  

La opinión de Gonzalo Andrade, director del Instituto de Ciencias Naturales de la Universidad Nacional, también va por ese lado. El científico advirtió del riesgo que llega con la apertura de ese santuario de biodiversidad y colorido. “Es posible hacer un turismo responsable siempre y cuando las personas entiendan que están visitando un ecosistema único en el mundo que, mal manejado, podría desaparecer”, aseguró.

 


«La noticia trae consigo también la activación de competencias de camperos y motos en ciertas zonas del parque»

Camilo Prieto, del Movimiento Ambiental Colombiano


 

En ese sentido, Cormacarena y Parques Nacionales Naturales de Colombia diseñaron y publicitaron el documento “ABC para visitar Caño Cristales”, en el que establecen los lineamientos fundamentales que deben seguirse dentro el parque.

Por su parte, Elsa Matilde Escobar, directora de Fundación Natura, dice que “deben tomarse las precauciones necesarios para mantener la capacidad de carga y concientizar a las personas para no botar desperdicios ni afectar el ecosistema”.

 

¡Suscríbete!

Y recibe primero una selección de los mejores contenidos y novedades de SEMANA RURAL. Nada de spam, promociones comerciales ni cosas aburridas.

Ingresa el correo que más utilices, gracias por ayudarnos




¡Comparte!



Foto de perfil del autor del comentario






Semana Rural. Un producto de Proyectos Semana S.A. financiado con el apoyo de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) a través del programa de Alianzas para la Reconciliación operado en Colombia por ACDI/VOCA. Los contenidos son responsabilidad de Proyectos Semana S.A. y no necesariamente reflejan las opiniones de USAID o del gobierno de Estados Unidos.