ESPECIAL | Cuatro historias de lucha rural femenina

octubre 15 de 2020

Las mujeres en el campo padecen una situación desigual en casi todos los aspectos de la vida. Sin embargo, ellas dan la pelea en medio de gigantescas brechas que tienen que ver con oportunidades, inversión e infraestructura. .

ESPECIAL | Cuatro historias de lucha rural femenina

| Las mujeres suman aproximadamente 5,1 millones de personas y representan el 47,2% de la población que habita en las zonas rurales del país. | Por: Andrés Rosales


Por: Andrés Rosales García
@Andresiro


En mayo pasado, el Ministerio de Agricultura presentó el panorama de las mujeres rurales en el país, un informe que cobra relevancia a propósito del Día de la Mujer Rural, este jueves 15 de octubre. Como era de esperarse, el informe demuestra las abismales desventajas que supone ser mujer y vivir en el campo. 

 

Dos ejemplos: solo el 40,7 por ciento de ellas participan en el mercado laboral frente al 76,1 por ciento de los hombres rurales y el 57,2 por ciento de las mujeres urbanas. Otro: el ingreso laboral mensual promedio de las mujeres rurales que laboran en actividades agropecuarias fue de $339.227 (pesos corrientes de 2018), mientras que el ingreso laboral mensual promedio de los hombres rurales en actividades agropecuarias fue de $576.571.



Sin embargo, más allá de las cifras, llama la atención la fecha. El país sigue empleando datos de 2010 a 2018 para establecer el diagnóstico de la mujer rural en Colombia y, por ende, para generar las políticas públicas capaces de saldar lo que a todas luces es una gigantesca deuda histórica.



"Es muy difícil para quienes intentamos formular propuestas para el campo tomar decisiones si no contamos con los insumos fundamentales, como lo son datos reales, recientes y actualizados frente a la situación del sector y de las mujeres rurales", dice la senadora Maritza Martínez, quien ha liderado el tema de la mujer rural en el Congreso de la República.



Ella, precisamente, advirtió que la situación está lejos de cambiar bajo el entendido de la reducción de los recursos apropiados para proyectos de mujer en las vigencias 2020 y 2021. "En efecto, de acuerdo con el informe que remitió la Mesa Directiva de la Comisión Legal para la Equidad de la Mujer, a propósito del trámite del Presupuesto General de la Nación (PGN) 2021, aprobado por el Congreso recientemente, se evidencia un panorama alarmante por cuanto de las 30 entidades que realizarán inversiones en las mujeres para 2021, el 46,6 por ciento (14) presenta reducciones significativas en los recursos de inversión", aseguró la congresista.

 

Así, dentro del listado figuran entidades como el Ministerio de Agricultura, del Interior, del Deporte, de Cultura, del Trabajo, la Presidencia de la República (Consejería para la Equidad de la Mujer) y el ICBF. "En conjunto con otras congresistas pertenecientes a la Comisión de la Mujer presentamos una proposición para aumentar el presupuesto de inversión del MinAgricultura en $300.000 millones destinados al financiamiento de los proyectos cuya orientación sea la construcción de capacidades empresariales rurales, el fortalecimiento de los mecanismos de atención a las mujeres campesinas para la superación de las brechas socioeconómicas, así como para subsidios de vivienda para mujeres rurales", aseguró Martínez.

 

Sobre ese último punto, precisamente, Saira Samur, directora de vivienda rural del Ministerio de Vivienda, anunció que su despacho está próximo a lanzar la Política de Vivienda Rural en la que, según dijo, mínimo el 30 por ciento de las asignaciones de los subsidios de vivienda de interés social rural estarán orientados a las mujeres del campo. "La Política reconoce la labor de la mujer rural, por eso los hogares con jefatura femenina, madres comunitarias y mujeres víctimas del conflicto tendrán priorización en la asignación de subsidios de vivienda", aseguró.

 

Hoy, se sabe que el porcentaje de hogares rurales con jefatura femenina va en aumento, al menos hasta hace dos años. Pasó de 19,9 por ciento en 2010 a 23,9 por ciento en 2018. Así mismo, el 40,5 por ciento de las personas en hogares rurales con jefatura femenina están en condición de pobreza monetaria, frente al 34,7 por ciento de las personas en hogares rurales con jefatura masculina y el 27,6 por ciento en hogares urbanos con jefatura femenina, según el Informe Situación de las Mujeres Rurales en Colombia (2010-2018) del Ministerio de Agricultura.

 

Como sea, ellas dan la pelea y son, hoy por hoy, responsables y protagonistas de las buenas historias que ocurren en el campo colombiano. Aquí algunas de esas historias. 

 


 

¡Suscríbete!

Y recibe primero una selección de los mejores contenidos y novedades de SEMANA RURAL. Nada de spam, promociones comerciales ni cosas aburridas.

Ingresa el correo que más utilices, gracias por ayudarnos
Al suscribirme, acepto los términos y condiciones y autorizo el tratamiento de mis datos personales conforme a las finalidades y demás condiciones descritas en la política de tratamiento de datos personales de SEMANA.





¡Comparte!



Foto de perfil del autor del comentario






Semana Rural. Un producto de Proyectos Semana S.A. financiado con el apoyo de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) a través del programa de Alianzas para la Reconciliación operado en Colombia por ACDI/VOCA. Los contenidos son responsabilidad de Proyectos Semana S.A. y no necesariamente reflejan las opiniones de USAID o del gobierno de Estados Unidos.