febrero 20 de 2018

El Macizo Colombiano, allá donde nace el agua

Por: Roberto Ramírez

Recientemente el presidente Santos firmó el CONPES 3915, donde se propone la estrategia para el Macizo Colombiano.
¿Qué significa para el país? Sencillamente, definir una ruta para proteger un lugar como tantos de Colombia, pero único en el mundo: allá dónde nace el agua.

Cinco ríos nacen allí, los enumero de acuerdo con sus caudales en metros cúbicos por segundo: el Caquetá, con 18.620, es el río número 11 en caudal del mundo, lamentablemente no aparece en las estadísticas mundiales; el Putumayo, con 8.760; el Magdalena, 7.100; el Cauca 2.364; y el Patía, con 1.291.

Atraviesan 7 departamentos, 89 municipios, y representan el 27% de la superficie de los páramos de Colombia, lo mismo que decir el 13% de la superficie de los páramos del mundo.

Allí en el Macizo nace otro monumento: dos de nuestras tres cordilleras, la Central y la Oriental. Hay 25 corredores turísticos y 6 proyectos de servicios ambientales que buscan la sostenibilidad económica de esos 89 municipios.

La estrategia del gobierno exige cero deforestaciones, pero debería complementarse con los viveros de páramo que en su momento PROCUENCA, en Manizales, promovió…y olvidó. Francisco Ocampo Trujillo, que fue el líder de ese proyecto que la burocracia hizo fracasar, está vigente para poder compartir sus conocimientos y experiencias. Tiene en su equipaje la increíble hazaña de haber logrado el más grande proyecto de mecanismos de desarrollo limpio de América Latina, y lo hizo en Manizales.

Algo que no entendí del CONPES es la frase “Desarrollo Agropecuario Rural”, porque si algo de lo que no debemos hacer en este altar de los páramos del mundo, es agricultura, si algo debemos promover es mantener lo que está sin reinventarnos nada, sin volver a su estado primigenio. La altura del Macizo oscila entre 2.600 metros y 4.700 metros, son 4,8 millones de hectáreas de aguas puras, aire limpio, suministrándonos el 70% del agua que consumimos.


Puede interesarle: Preocupación por la cuenca del río Cauca


Debe levantarse una lista de trabajos que deben llevarse a cabo, sugiero los siguientes: definir las áreas de los pisos térmicos con las que cuenta e identificar el estado de “potrerización”; esto es, cuántas fincas con ganado tiene ese tesoro. Hace dos años denuncié que, en el páramo del Ruíz, había un inventario de 2.000 cabezas de ganado y cultivos de papa. También hacer un inventario de osos de anteojos, jaguares, zainos, venados, guaguas etc., igualmente con la flora; cuando uno conoce las orquídeas diminutas de esos cofres de la naturaleza queda sin aliento por su hermosura.

El producto más promisorio con denominación de origen única en la tierra es la miel que se puede sacar, siempre a precios rentables para las comunidades. Imagínense un néctar de oxígeno, glucosa y fructuosa a 4.700 metros.

Este proyecto cuenta con $64 mil millones de pesos. Gracias al ministro Luis Gilberto Murillo y seguramente a algunos de sus antecesores por promover este proyecto y sacarlo adelante. Así les cueste trabajo a muchos, hay que agradecer al presidente, que es el primero en hacer reales diferencias en temas ambientales en un país llamado a liderar el estudio de los páramos, los ríos, el cuidado de la vida y la permanencia de un planeta del que esperamos entregarle algo a nuestros descendientes.

 

**

POR ROBERTO RAMÍREZ | 

Navegante de ríos y bloggero en Granriocol y Demogan. 

Otras columnas de este autor:

 

Los ríos y la ruralidad

 

Las opiniones de los columnistas en este espacio son responsabilidad estricta de sus autores y no representan necesariamente la posición editorial de SEMANA RURAL.

¡Suscríbete!

Y recibe primero una selección de los mejores contenidos y novedades de SEMANA RURAL. Nada de spam, promociones comerciales ni cosas aburridas.

Ingresa el correo que más utilices, gracias por ayudarnos




¡Comparte!



Foto de perfil del autor del comentario






Semana Rural. Un producto de Proyectos Semana S.A. financiado con el apoyo de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) a través del programa de Alianzas para la Reconciliación operado en Colombia por ACDI/VOCA. Los contenidos son responsabilidad de Proyectos Semana S.A. y no necesariamente reflejan las opiniones de USAID o del gobierno de Estados Unidos.