SOS por el tití de Caquetá

junio 04 de 2019

Tras una expedición al piedemonte amazónico, científicos descubrieron un nuevo primate en el 2010. Nueve años después, esa especie está en peligro de desaparecer para siempre.

SOS por el tití de Caquetá

| En 2010 diversos medios del mundo publicaron el hallazgo en Colombia del 'Callicebus caquetensis'. | Por: Por Esmeralda López


Por: Graicy Ramírez Aldana



Baltasar Ramírez Rosas es un campesino del municipio de Valparaiso, en Caquetá. Desde que tiene memoria ha vivido en la vereda Las Acacias. Cuando era joven, recuerda que había mucha selva y tigres, loros, armadillos, venados y micos zogui zogui.

En ese entonces no habían talado los bosques y apenas estaban colonizado la hoy inspección de Santiago de la Selva. Se trata de un rincón olvidado por el Estado que ha vivido todas las etapas de la colonización de Caquetá, desde el desflore del cedro y el caucho hasta la violencia entre paramilitares y guerrilleros de las FARC.

Cuenta mi padre que cuando él era aún un adolescente, escuchaba y observaba el tití de Caquetá, pero él no sabía cómo se llamaba esa especie, para entonces desconocida por la ciencia. Por la tala de bosques indiscriminada que vino después para abrir fincas, muchas especies de animales tuvieron que desplazarse, entre esas el tití.

 

Además del tití, los niños y jóvenes alertaron durante el taller de otras especies en peligro de extinción. Diana Rey Melo / SEMANA


Llegaron la ganadería y la coca. Y mientras más tumbaban montañas y quemaban, en el peor de los casos, muchas especies morían calcinadas. La población de esos primates ha disminuido hasta casi desaparecer.

Dice mi padre, y algunos familiares, que hoy en día es muy difícil encontrarse o ver a este mico en parte porque los campesinos desconocen que no deben tumbar más montaña y en cambio sí tener una ganadería sostenible y amigable con el medio ambiente.
 

Descubierto, y en vías de extinción

Aunque se sospechaba de la existencia de un primate nuevo desde hacía tres décadas, la presencia de las FARC y de los paramilitares en la región no permitía determinar con certeza que había una nueva especie. Eso hasta el 2008, cuando una delegación de científicos pudo viajar a la región con un estudiante nacido allí, Javier García. Ahí se encontraron con 13 grupos de monos del titi de Caquetá. Todas las mañanas, los animales se hacían sentir con gritos fuertes y complejos.

En 2010 la revista Primate Conservation publicó un artículo sobre el descubrimiento del Callicebus caquetensis. Hablaba de un tití de pelaje gris y marrón que se halló entre el río Orteguaza y el río Caquetá por investigadores de la Universidad Nacional. El nombre de este primate hace alusión a la región donde fue encontrado.

El titi de Caquetá está, sin embargo, en las listas de especies amenazadas. Se calcula que sólo hay 250 individuos de la especie, que se encuentra en riesgo debido a la deforestación, alerta Conservación internacional, que financió la expedición que permitió el descubrimiento de esta nueva especie que, sin embargo, esta desapareciendo.

 


Graicy Ramírez tiene 16 años y actualmente cursa undécimo grado en la Institución Educativa Santiago de la Selva. Es presidenta del colectivo de comunicación Medio Ambiente y Arte, también vicepresidenta de la plataforma juvenil de Valparaiso (Caquetá), entre otros.  Ama escribir y hacer fotos.

¡Suscríbete!

Y recibe primero una selección de los mejores contenidos y novedades de SEMANA RURAL. Nada de spam, promociones comerciales ni cosas aburridas.

Ingresa el correo que más utilices, gracias por ayudarnos
Autorizo el tratamiento de mis datos conforme a la política de tratamiento de datos de SEMANA.




¡Comparte!



Foto de perfil del autor del comentario






Semana Rural. Un producto de Proyectos Semana S.A. financiado con el apoyo de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) a través del programa de Alianzas para la Reconciliación operado en Colombia por ACDI/VOCA. Los contenidos son responsabilidad de Proyectos Semana S.A. y no necesariamente reflejan las opiniones de USAID o del gobierno de Estados Unidos.