Los ingenieros que lograron ‘cosechar’ luz eléctrica

marzo 12 de 2020

Paola Carmona y Cristian Dallos hallaron la forma de encender tres bombillos led conectándolos al suelo. La iniciativa fue galardonada con $57 millones por un premio de innovación social latinoamericano que, además, acaba de abrir nueva convocatoria..

Los ingenieros que lograron ‘cosechar’ luz eléctrica

| Los ingenieros Paola Castañeda, de 23 años; y Cristian Dallos, de 27; lideran el proyecto. | Por: Archivo particular


Por: Andrés Rosales García
@Andresiro

La tierra no solamente provee alimentos, agua y techo. También es algo así como una batería orgánica capaz de acabar con la oscuridad. 

¿Cómo? Suena sencillo: aprovechar los electrones que excretan los microorganismos del suelo tras ‘comerse’ las sustancias que liberan las plantas durante el proceso de fotosíntesis.

Con esa fórmula, una pareja de ingenieros manizaleños logró encender tres bombillos led luego de conectarlos a la tierra en donde se entretejen las raíces de unas 100 plantas.

El proyecto, a cargo de los ingenieros Paola Castañeda, de 23 años; y Cristian Dallos, de 27; se ejecutó en un piloto en la vereda Llanitos, en el municipio de Villamaría, en Caldas. 

 


«La pareja, además, ha obtenido otros reconocimientos con ese mismo proyecto en Ecuador y en Argentina. Por ahora, trabajan en hacer más eficiente el circuito»


 

Ahí, una familia de 5 personas no solo pudo leer o ver televisión en la noche -durante la prueba-, sino que lo hizo de una manera más limpia que si usara paneles solares, afirma Dallos.

“Después de 20 años los paneles solares se vuelven muy tóxicos. Queríamos una solución más limpia, más eficiente y más económica”, dijo.

Y al, parecer, lo están logrando. Acorde con la estructura de costos del proyecto, las plantas vegetales y los materiales que suponen el circuito -cables, materos y electrodos- se traducen en una inversión por casa de unos 2 millones de pesos. Por debajo de un sistema fotovoltaico”, agrega el ingeniero.

¿Cómo se prendió el bombillo? 

Obtener electricidad del suelo fue una idea que se le ocurrió a Paola hace 4 años, en medio del grupo de investigación Propagación Electromagnética Aplicada (Propela) sobre energías renovables de la Universidad Nacional, en Manizales. 

Se la contó a Cristian -su novio- y comenzaron a experimentar, inspirados en una experiencia en Holanda, en donde científicos obtuvieron energía de plantas acuáticas.

“Entonces pensamos en hacer algo similar pero que pudiéramos adaptar a las zonas rurales del país”, aseguran.

 

Ahí empezó un largo proceso de prueba y error en el que fue determinante el recurso económico y las capacitaciones que obtuvieron al presentarse a mediados de marzo del año pasado al Premio Multilatino de Innovación Social para “jóvenes que quieran cambiar el mundo”, como dice el copy del concurso. 

En efecto, se trata de una iniciativa del Grupo Bolívar Davivienda llamada Social Skin para reconocer y reunir las iniciativas de “una juventud latina con una conciencia social mucho más activa que las generaciones anteriores”, según se lee en los lineamientos del certamen.

Ahí, la pareja obtuvo el primer lugar en la categoría Ciudades y Comunidades Sostenibles. En total se presentaron 700 iniciativas y solo 21 resultaron elegidas. Cristian y Paola fueron premiados con 40 millones de pesos, que debieron invertir en el proyecto, y con 17 más, con los que estudiaron.

Otras iniciativas como Comproagro, un proyecto dedicdo a la dignificación del campesino colombiano, también fueron premiadas. Jóvenes colombianos y latinoaméricanos concursaron con emprendimientos que incluían mejorar las condiciones de vida de adultos mayores, permitir el acceso a educación bilingüe en estratos 1, 2 y 3, y aumentar el acceso de trabajadores domésticos a clientes potenciales, entre otros. 

La pareja de ingenieros, además, obtuvo otros reconocimientos con ese mismo proyecto en Ecuador y en Argentina. Por ahora, trabajan en hacer más eficiente el circuito. “Todavía hay mucho trabajo. Estamos intentando reemplazar algunos materiales y en hacer que el sistema no necesite mantenimiento. Esas son nuestras prioridades ahora”, asegura Paola.

Y aunque por ahora solo se tienen pilotos, la idea de los dos jóvenes es poder masificar su invento y hacer que los campesinos, por toda Colombia, puedan ‘cosechar’ la luz que tanta falta suele hacer en la ruralidad colombiana.




Social Skin premia con USD $12.000 emprendimientos que estén en una etapa de desarrollo avanzada y con USD $7.000 los que estén en etapas iniciales. Inscripciones hasta el 15 de marzo en www.socialskin.com.


 

smiley

Las plantas vegetales y los materiales del circuito -cables, materos y electrodos- suponen una inversión por casa de unos 2 millones de pesos. Archivo particular

¡Suscríbete!

Y recibe primero una selección de los mejores contenidos y novedades de SEMANA RURAL. Nada de spam, promociones comerciales ni cosas aburridas.

Ingresa el correo que más utilices, gracias por ayudarnos
Al suscribirme, acepto los términos y condiciones y autorizo el tratamiento de mis datos personales conforme a las finalidades y demás condiciones descritas en la política de tratamiento de datos personales de SEMANA.





¡Comparte!



Foto de perfil del autor del comentario






Semana Rural. Un producto de Proyectos Semana S.A. financiado con el apoyo de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) a través del programa de Alianzas para la Reconciliación operado en Colombia por ACDI/VOCA. Los contenidos son responsabilidad de Proyectos Semana S.A. y no necesariamente reflejan las opiniones de USAID o del gobierno de Estados Unidos.