“Mantenerme viva es una victoria”: Francia Márquez

mayo 09 de 2019

La líder y activista habló con Semana Rural sobre la negociación que adelanta con el gobierno para defender los derechos del pueblo negro del norte del Cauca, de los sacrificios que ha tenido que hacer por su lucha social y ambiental, de momentos alegres y de sus proyectos a futuro .

“Mantenerme viva es una victoria”: Francia Márquez

| La líder social sufrió la semana pasada un atentado cuando se encontraba en una reunión. | Por: David Amado


Por: Santiago Ramírez Baquero


¿Qué la motiva a arriesgar tantas cosas por este país y su comunidad?

Soy parte del pueblo negro. Y nada de lo que tenemos como comunidad ha sido regalado, todo lo que tenemos nos ha costado como pueblo negro mucho sufrimiento, empezó con no dejarse esclavizar en África, después implicó liberarse en Cartagena, luego trabajar en haciendas y minas esclavistas para comprar tierras, y hemos seguido caminando, esta lucha que hacemos no empezó con nosotros, es una lucha histórica como pueblo negro. Y hacemos lo que creemos que hay que seguir haciendo. Pero tenemos sueños y esperanzas y queremos que mañana nuestros hijos tengan la posibilidad de vivir dignamente y no vuelvan a la barbarie de lo que hemos vivido por el conflicto armado, en términos de racismo estructural y en términos del patriarcado.

Nos mueve la necesidad de luchar por vivir tranquilos y en paz en un territorio. Porque yo sueño con que mis hijos puedan vivir tranquilos, me niego a que mi pueblo esté condenado a vivir en la miseria, al olvido estatal, al racismo y la violencia generados por la política de la muerte.


 

"Mantenerme viva ha sido una victoria. Porque en este país, donde todos los días matan a la gente y que uno se salve yo creo que es una alegría, me llena de esperanza" © Juan Pablo Gutiérrez 


 

¿Cuándo se dio cuenta de que era una figura relevante? ¿Cómo fue ese cambio en su vida?

Mi vida ha cambiado en el sentido de que ya no puedo estar tranquila en mi tierra y extraño estar en mi comunidad. Extraño estar en mi casa con mi familia, con mi mamá, llevo mucho tiempo sin estar con ella. Solo la veo un ratico y “chao mami” y ya. Y eso extraño, extraño ver a mis hermanos. Esos de alguna manera son los costos que uno tiene que asumir para garantizar  que el resto de la comunidad puede estar en el territorio, entonces yo misma no sé en qué momento me convertí en lo que soy hoy. Pero lo que tengo claro es que soy parte de una comunidad. Yo llego y todo el mundo me trata igual, la gente no cree que yo soy reconocida en la calle, para ellos yo sigo siendo la misma y eso es importante para mí, que la gente no me vea alejada sino que esto es una construcción colectiva.

¿Cuál ha sido una gran victoria de Francia Márquez?

Mantenerme viva ha sido una victoria. Porque en este país, donde todos los días matan a la gente y que uno se salve yo creo que es una alegría, me llena de esperanza. He tenido momentos bonitos, como recibir el premio Goldman de medio ambiente. El premio de derechos humanos. Mi familia me recibió en el aeropuerto y en mi comunidad me recibieron, como decimos, con bombos y platillos.

Para mí ir a una universidad también fue una victoria. Cuando para nosotros ese espacio está vetado porque en mi comunidad soñamos con pisar las puertas de una universidad y poder decir que “yo lo hice” es una victoria. Aspirar a la Cámara por las comunidades negras fue una experiencia bella. Hacer familia extensa me alegra mucho. Esta mañana Hugo Candelario me mandó una canción que nos hizo, pasaron grabando la noche entera, esa canción nos llena de esperanza para seguir caminando.

 

«Yo sueño con que mis hijos puedan vivir tranquilos, me niego a que mi pueblo esté condenado a vivir en la miseria, al olvido estatal, al racismo y la violencia generados por la política de la muerte»


¿Cómo es un día suyo?

Depende, a veces estoy en mi casa, pensando, reflexionando, hago algo con mis hijos. Pero a veces, de mucho estrés y mucha ansiedad porque quiero avances en términos de garantías de derechos.  Pero cuando hablamos con el gobierno, nos encontramos con un gobierno que pareciera que está en contra de los derechos de nosotros y ahí tenemos días duros y frustrantes como el día de hoy. Como todo, la lucha tiene alegrías y tristezas. Eso somos, eso hacemos.

Un día muy feliz...

Cuando bailo me siento feliz y contenta (risas), estar en mi comunidad, estar con mi gente y celebrar.

¿Algo que en medio de la lucha haya significado mucho para usted?

Me hace feliz las niñas de mi comunidad. Por ejemplo le dicen a las mamás "ay, yo quiero que me hagan el peinado de mi tía Francia", "yo quiero ser como mi tía Francia". Eso me llena de felicidad. Una vez fui a un evento con la CAR de Cundinamarca había mucha gente, y una niña quería una foto conmigo, había ido con la tía, y la tía me dice: "Ella la ama a usted. Me hizo traerla porque se dio cuenta que usted estaba en este evento y me hizo venir solo para verla". Esa niña me abrazaba con un amor y eso ha sido mucho, me ha marcado la respuesta de los niños con el compromiso ambiental. Me ven como un referente para sus ideales y su lucha. Eso me llena de esperanza, es de las cosas más bonitas que he vivido.

Me mueve saber que lo que estoy haciendo les llega a los niños y niñas de este país.

 


 

"Me mueve saber que lo que estoy haciendo les llega a los niños y niñas de este país" © Juan Pablo Gutiérrez 


 


¿Y cómo piensa aprovechar eso?

Quiero hacer dos campañas: una por la reforestación en el país, quiero invitar a que por una semana la gente ayude a esa causa y que sean las voces de niños convocando a los mayores. Como ha hecho Greta Thunberg en Europa. Y otra cosa es que no tenemos cultura de reciclaje, que los niños eduquen a nosotros los mayores. Nosotros tenemos muchos vicios. Ellos tienen más sentido del cuidado que nosotros. Me gusta saber que los inspiro a cambiar este planeta, no como nosotros que hemos destruido la casa grande.

¿Qué fue lo que pasó durante el atentado?

Estábamos terminando la reunión en Lomitas, llegó una gente armada con granadas y armas. Tiraron granadas y dispararon. Los escoltas respondieron, no tuvimos heridos, pero uno de mis escoltas está herido al igual que otro de mis compañeros. Eso fue más o menos a las 5:30 p.m., llegamos al hospital con los heridos, luego pusimos el denuncio y muy tarde en la noche regresé a mi casa y desde ahí me he mantenido encerrada con miedo de salir, hasta hoy (miércoles) salí de nuevo al norte del Cauca para apoyar la reunión con el gobierno.

 

 

«La lucha tiene alegrías y tristezas»


Lo que se está discutiendo

En este momento usted regresa de Santander de Quilichao después de la negociación con el gobierno ¿Qué están discutiendo? ¿Llegaron a algún acuerdo?

Continuamos en asamblea y esperamos que el gobierno convierta en decreto lo que hemos pactado en el pasado, que no se cumplió y que dio origen a la Minga.

Estos son acuerdos que están dentro de la Minga ¿Cuáles tienen que ver con el pueblo negro?

Estos son acuerdos del norte del Cauca, del pueblo negro, en el marco de la Minga. Son acuerdos que logramos con la movilización de mujeres del 2014, acuerdos del 2015 y 2017 en el marco de la cumbre agraria, los de la Minga y los de el acta de 1986 de la Salvajina. Hablamos de todos los acuerdos que se han hecho con gente negra en el norte del Cauca.

 


 

"Me gusta saber que los inspiro a cambiar este planeta" © Juan Pablo Gutiérrez 


 

¿Y qué exigen?

Están divididos en cinco bloques. El primero tiene que ver con derechos humanos y garantías, relacionado con la implementación del A005, A092, decreto de Ley 4635 de víctimas. Estos tienen que ver con un plan de protección comunitaria colectiva que le presentamos al Ministerio del Interior y que se comprometieron a implementar, y tiene relación con las investigaciones de la Fiscalía frente a los hechos victimizantes a los que constantemente estamos sujetos.

Lo segundo tiene que ver con territorio, tierra y medio ambiente. Ahí está la revisión de títulos mineros que se han entregado sin consulta previa en el marco del conflicto armado, el reconocimiento de la minería ancestral, la permanencia en el territorio ancestral y titulación colectiva para el pueblo negro.

El tercer punto trata los planes de buen vivir y bienestar social, eso tiene que estar en el plan de desarrollo de la asociación de consejos comunitarios donde están los temas de salud, vivienda, educación, movilidad, y acceso a la comunicación.

El cuarto va relacionado con minería, la revisión de los títulos en consultas. Queremos fortalecer la minería ancestral. Y por último está el acuerdo de la movilización que gran parte tiene que ver con refrendaciones que hemos hecho antes, pero ahora tienen enfoque a la mujer. Que se construyan las casas de medicina ancestral y se hagan programas de reparación colectiva y restitución, que se hagan escuelas de formación ambiental y el fortalecimiento de guardia cimarrona.

¿Qué ha pasado con el acta del 86 de la represa de la Salvajina en Cauca?

Tiene que ver con los impactos negativos que tuvo la construcción de esa represa sobre el río Cauca, y hasta ahora no han reparado a la comunidad. Está la necesidad de reparar esos daños y restablecer los derechos de la comunidad que salió perjudicada.


 

¡Suscríbete!

Y recibe primero una selección de los mejores contenidos y novedades de SEMANA RURAL. Nada de spam, promociones comerciales ni cosas aburridas.

Ingresa el correo que más utilices, gracias por ayudarnos




¡Comparte!



Foto de perfil del autor del comentario






Semana Rural. Un producto de Proyectos Semana S.A. financiado con el apoyo de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) a través del programa de Alianzas para la Reconciliación operado en Colombia por ACDI/VOCA. Los contenidos son responsabilidad de Proyectos Semana S.A. y no necesariamente reflejan las opiniones de USAID o del gobierno de Estados Unidos.