Por la erosión, el mar se está 'comiendo' la costa de Urabá

julio 24 de 2018

Los urabaenses ven con preocupación que los 1,6 kilómetros que el mar se ha llevado en Punta Rey, Córdoba, auguren un desplazamiento si no se encuentra una solución real para mitigar la erosión costera que afecta al litoral Caribe.

Por la erosión, el mar se está 'comiendo' la costa de Urabá

| Las construcciones que se encuentran cerca a la costa peligran debido a la entrada del mar. | Por: Iván Correa


Por: Elizabeth Otálvaro
@Eliotalvaro

Desde su casa, en el barrio Minuto de Dios del municipio de Arboletes, en la punta norte de Antioquia, Félix Tabares puede ver el islote a 2 kilómetros de distancia. Vive en este lugar del norte de Urabá hace 50 años y recuerda bien que hace 10 podía llegar en carro hasta ese pedazo de tierra, hoy flotante sobre el mar. El islote es todo lo que queda de la península Punta Rey, del corregimiento Puerto Rey, en el municipio de Los Córdoba.

El barrio Minuto de Dios comprende una extensión de 145 kilómetros, está entre Arboletes y Turbo. Esta zona es una de las más afectadas del litoral sur de la costa Caribe, según el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible. La Corporación Autónoma Regional, Corpourabá, la Universidad de Antioquía, EAFIT y la administración municipal concuerdan sobre el estado del territorio. La erosión costera es un viejo y conocido problema, pero las soluciones resultan poco visibles.
 

 SOLUCIONES INADECUADAS 

Las malas intervenciones y decisiones en el territorio han sido parte del problema: una gran cantidad de barreras de piedra —espolones— que se han construido al frente de predios privados en una especie de “sálvese quien pueda", así lo considera Martha Arteaga, coordinadora para la sección de Riesgo, Información y Participación Comunitaria para las Áreas Marinas y Costeras del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible.


“El problema principal es de balance de arenas, los espolones son como la cortisona: medidas desesperadas, que si funcionan en una parte hay efectos colaterales en otros lugares.”

Iván Correa, doctor en Geología Marina y profesor de la Universidad EAFIT


 

 

A lo largo de la costa antioqueña se han construido 160 espolones, de acuerdo con 'El volcán amenazado', un artículo del periodista Juan Arturo Gómez. Pero Correa, que lleva décadas recorriendo estas costas, asegura que la solución no es nueva para Arboletes y Puerto Rey, y que ya muchas de esas estructuras ya las devoró el mar.
 


Los espolones han sido soluciones a medias para los terrenos privados. Iván Correa.


 


La entrada del mar se toma los puentes entre las partes del litoral. Iván Correa.


 

 UN PROBLEMA QUE NO ACABA 

El tema de la erosión costera siempre ha estado presente y, como el mar, sigue avanzando lentamente. Mientras tanto, las comunidades del barrio Minuto de Dios, y del corregimiento Puerto Rey que comunican a Arboletes con Montería, protestan por la falta de estrategias concretas para mitigar la erosión costera. El mar está a punto de alcanzar la carretera Las Américas en Punta Rey, lo que implicaría incomunicación entre la costa atlántica y el Eje Bananero, un desastre para la economía de región.

El volcán de lodo de Arboletes también está amenazado conforme el mar se sigue llevando su ladera. Si el volcán desaparece, afectaría la principal actividad económica de Arboletes: el turismo. “Hasta el momento no se ha logrado que el volcán sea intervenido porque está en un predio privado. Y es preocupante porque Arboletes es netamente turístico por el volcán de lodo”, esto cuenta con preocupación Rafael Peña, representante del gremio hotelero.

 


 TE PUEDE INTERESAR: 

La playa que desaparece frente a los ojos de la gente de Rincón del Mar 


 


El mar se sigue llevando la costa y las obras de mitigación no se han concretado. Iván Correa.


 

Corpourabá, autoridad ambiental de la franja antioqueña del litoral, se encarga de analizar las alternativas ambientales, pero no son responsables directos de las obras de mitigación. Su directora recuerda que desde 2005 se definieron unas obras de mitigación en el sector de Minuto de Dios, en el volcán de lodo y en la zona urbana de Arboletes, pero estas aún no se han concretado. Solo hasta 2015 contaron con una actualización de los diseños que exige esfuerzos económicos adicionales que hasta ahora nadie ha asumido.

Jhon Jairo Madrigal, secretario de Planeación de Arboletes, reclama que las entidades nacionales no dimensionan la escasez de recursos de estas regiones para hacer posibles obras que duren. “Los proyectos están, aquí han venido muchos expertos, pero lo que falta es empezar a hacer acciones. Por la envergadura del proyecto necesitamos el apoyo de la nación”, complementa el funcionario.

 

 


“Yo me pregunto qué nos pasa y qué les pasa a las autoridades, no estamos hablando de miles de millones y no lo hacemos, eso demuestra que tenemos reacciones ante el riesgo muy lento. Paquidérmico. Esa situación se veía venir hace cinco o seis años, o sea que hemos tenido todo el tiempo del mundo para reaccionar, con medidas simples, como enrocados en los puntos más críticos.”

IVÁN CORREA, doctor en Geología Marina y profesor de la Universidad EAFIT


 


El desgaste de la superficie preocupa a los habitantes del barrio Minuto de Dios. Iván Correa.

 

Martha Arteaga, funcionaria de MinAmbiente, menciona proyectos como la recuperación de manglares que se hizo en cooperación de Corpourabá. En Zapata, corregimiento de Necoclí, también se intentó mitigar el avance del mar con una pared enrocada, en cuya construcción participó la Universidad EAFIT. 

Tabares, el hombre que hace 10 años entraba en carro a esos islotes, hoy teme que la amenaza se traduzca en una evacuación definitiva. “No han tirado una sola piedra, la Institución Educativa está a unos 10 metros y está en peligro. Nos quieren reubicar prácticamente en el monte; dan los terrenos, pero no dan siquiera las tablas”, dice el lugareño. Él y sus vecinos claman por una respuesta, antes de que los 4,5 kilómetros de terreno perdido se conviertan en la desaparición de su pueblo.
 

¡Suscríbete!

Y recibe primero una selección de los mejores contenidos y novedades de SEMANA RURAL. Nada de spam, promociones comerciales ni cosas aburridas.

Ingresa el correo que más utilices, gracias por ayudarnos




¡Comparte!



Foto de perfil del autor del comentario






Semana Rural. Un producto de Proyectos Semana S.A. financiado con el apoyo de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) a través del programa de Alianzas para la Reconciliación operado en Colombia por ACDI/VOCA. Los contenidos son responsabilidad de Proyectos Semana S.A. y no necesariamente reflejan las opiniones de USAID o del gobierno de Estados Unidos.