Es urgente un enfoque diferencial para salvar a los grupos étnicos

mayo 02 de 2020

Las desigualdades que por años han enfrentado las poblaciones negra e indígena son más evidentes que nunca. ¿Por qué necesitan una atención especial? .

Es urgente un enfoque diferencial para salvar a los grupos étnicos

| Estas comunidades en su mayoría se dedican al rebusque diario. En chocó pese a la cuarentena muchos siguen saliendo a trabajar. | Por: Matts Olsson


Por: Tannia Ardila
@tanniamarcela1

 

“Medidas iguales para territorios desiguales sólo contribuirán a profundizar la desigualdad” . Así finaliza un artículo de opinión publicado este 29 de abril en The New York Times. El texto deja en evidencia que la población negra, palenquera y raizal de Colombia es mucho más vulnerable que el resto del país frente a la pandemia del coronavirus que se viene expandiendo.

 

La precaria capacidad hospitalaria para atender las necesidades de la población; la falta de medicamentos e insumos clínicos; el incumplimiento en el pago a enfermeras y doctores; y la desigualdad económica que obliga a la gente a violar la cuarentena conforman un gris panorama en varias regiones del país. En zonas de población afro la situación es especialmente compleja por la falta de inversión. 

 

“Mientras el resto de los municipios colombianos invirtieron en promedio 532.000 pesos por cada habitante en 2017, los municipios con numerosa población afrocolombiana solo invirtieron unos 498.000, según datos oficiales del Departamento Nacional de Planeación”, dice el texto. Esto quiere decir que los recursos que se requieren en las regiones afrocolombianas para garantizar condiciones dignas y recuperar la infraestructura médica son mayores que los de otros sectores del país. 

 

 

 Para 2017, la incidencia de pobreza extrema en Chocó fue 4,4 veces la incidencia nacional. © Cortesía Plan Nacional de Desarrollo 2018-2022

 

 

 

Las condiciones físicas y los hábitos de alimentación también son un factor de riesgo que se incrementa con el aislamiento. “Los municipios afrocolombianos tienen una mayor probabilidad de morir de la enfermedad. La hipertensión, el sobrepeso y la obesidad son factores de riesgo que aumentan la letalidad de la Covid 19 y, según la Encuesta Nacional de Salud de 2007, la incidencia de estos factores es alta en los habitantes de la región del Pacífico”, afirma el autor.

 

Según el Plan Nacional de Desarrollo, a las regiones les corresponden 851,9 billones de pesos de los recursos del Plan Plurianual de Inversiones. Sin embargo, el sistema de salud sigue siendo precario. “Solo hay un hospital de segundo nivel que encima no está funcionando en su totalidad mientras que en los municipios hay unos pocos centros de salud con cuatro o cinco camillas, eso nunca ha sido suficiente y menos en estos momentos”, afirma Luis Ernesto Olave,  coordinador de Pueblos Afro de la Red Latinoamericana y del Caribe para la Democracia.

 

Pero las regiones afro no son las únicas que sufren los estragos producidos por la pandemia. Los indígenas han sido protagonistas durante la cuarentena porque se ha puesto en evidencia la desigualdad que viven tanto en sus territorios como en las ciudades a las que han sido desplazados por la violencia o la pobreza.

 

 

 

Son más de 30 las denuncias que ha hecho la Organización Nacional Indígena de Colombia (ONIC) desde que inició la cuarentena. El desabastecimiento y la violencia han sido los principales factores de riesgo en las zonas más apartadas. Los enfrentamientos entre grupos armados y la llegada de panfletos han obligado a decenas de familias a salir hacia la selva o desplazarse hasta las cabeceras municipales en busca de refugio. 

 

En Bogotá se han documentado decenas de casos de familias indígenas que están siendo desalojadas por falta de recursos para pagar las residencias. Según la Mesa de Participación de Pueblos Indígenas, en Bogotá muchas de estas personas habitan en "pagadiarios", donde el hacinamiento es común. Por lo general, los albergues constan de una sola habitación en la que conviven entre seis y diez personas.

 

“Si nos encontramos por fuera de nuestros territorios de origen no es porque nos guste. Se debe a los efectos del conflicto armado y las desigualdades que hemos heredado”, dice la indígena nasa Maria Violet Medina Quiscué, consejera de la Mesa de los Pueblos Indígenas Víctimas en Bogotá. 

 

 

 

Medina afirma que además de todas las necesidades que están pasando, el mayor golpe ha sido espiritual. “Ya nos encontrábamos lejos de nuestra tierra -dice-, pero ahora el aislamiento nos mantiene lejos de los nuestros. Para los pueblos es importante la sabiduría de sus ancianos y más en tiempos de crisis. Ahora no podemos estar con ellos y casi que ni ayudarlos”

 

Un estudio del Instituto de Estudios Fiscales (IFS, por sus siglas en inglés), un centro de investigación con sede en Londres, indica que el porcentaje de muertes entre la población negra y las minorías es mucho mayor que entre la población blanca, en parte porque trabajan en ocupaciones que son más expuestas al virus. “Un análisis efectuado por la cadena británica BBC, confirmó que, de los 135 sanitarios fallecidos hasta la fecha, 84 pertenecían a minorías étnicas”, informó el medio alemán Deutsche Welle.

 

Las estadísticas de lo sucede en Europa dan luces de lo que puede pasar en Colombia si no se toman las medidas específicas para las minorías. Así lo resume Ricardo Machuca, del pueblo Dobida, quien trabaja por los indígenas en Bogotá:  “No basta con las ayudas de  comida que después de un tiempo no vuelven a llegar. Se necesitan medidas que acaben con el abandono a las etnias”. 

 


Te puede interesar La radio vuelve a educar

 

 


 

¡Suscríbete!

Y recibe primero una selección de los mejores contenidos y novedades de SEMANA RURAL. Nada de spam, promociones comerciales ni cosas aburridas.

Ingresa el correo que más utilices, gracias por ayudarnos
Al suscribirme, acepto los términos y condiciones y autorizo el tratamiento de mis datos personales conforme a las finalidades y demás condiciones descritas en la política de tratamiento de datos personales de SEMANA.





¡Comparte!



Foto de perfil del autor del comentario






Semana Rural. Un producto de Proyectos Semana S.A. financiado con el apoyo de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) a través del programa de Alianzas para la Reconciliación operado en Colombia por ACDI/VOCA. Los contenidos son responsabilidad de Proyectos Semana S.A. y no necesariamente reflejan las opiniones de USAID o del gobierno de Estados Unidos.