Antología: nuestras mejores fotos de la mujer rural

marzo 08 de 2019

En casi dos años, decenas de trabajos fotográficos han llegado a nuestra redacción. En muchos de ellos sus protagonistas son colombianas de carne y hueso que muchas veces son invisibles. Aquí, una selección de las imágenes que mejor retratan a la mujer de la Colombia rural.

Antología: nuestras mejores fotos de la mujer rural

| Palenquera es un tributo fotográfico a la mujer negra. Es un reconocimiento a sus luchas, a su valor, y al rol fundamental que jugaron en la independencia del primer pueblo libre de América. | Por: Alexander Urzola


Por: SEMANA RURAL
SemanaRural

En estos casi dos años de trabajo, en SEMANA RURAL hemos publicado 45 fotorreportajes en nuestra sección ZOOM y cientos de fotos en Instagram. Son historias en imágenes que retratan no solo a un país en el que caben un millón de colores, encuadres y personajes, sino una Colombia pujante que va hacia adelante con la fuerza de sus mujeres. Comunidades indígenas, afro, campesinas; reportajes desde el Caribe, las montañas de la región andina, el Pacífico hasta su mar, el Amazonas y el Llano. Imágenes que cuentan mucho más que cualquier texto. 

Esta antología es el resultado del trabajo de más de 50 colaboradores, fotógrafos aficionados y profesionales, periodistas, historiadores, viajeros. Fotografías que nos han ampliado el espectro y que nos han mostrado un lado diferente de la Colombia rural.

En el Día Internacional de la Mujer, les presentamos una selección de algunas de las mejores imágenes han pasado por nuestro portal.

 

Nallive es la chamán de la comunidad Ticuna en San Pedro. Su conocimiento en plantas y su funcionalidad la han hecho ser la principal curandera del resguardo. También usa medicina occidental para algunas situaciones. © GILLMAR VILLAMIL


 

Hasta 6 personas pueden caber en la silla trasera de un Willys. Las piernas de una madre wayuu son suficiente cama para un niño que descansa en medio del sopor del desierto. Orsini y sus hijos ya acumulan dos horas de viaje y piensan llegar a la base de la frontera en Puerto López, Uribia. © GILLMAR VILLAMIL


 

Bedsabé Moreno se ha convertido en una líder infantil que promueve la cultura en su municipio. Al salir de clases, coordina un programa de actividades lúdicas con semilleros juveniles en Galapa y veredas cercanas. © GILLMAR VILLAMIL


 

La mujer palenquera tiene un papel central en su comunidad. Es ama y señora de la creación gastronómica de su pueblo: las cocadas, las alegrías, los enyucados, el arroz de coco con frijolitos, y el pescado sudado, por mencionar algunos. En parte, por eso ha sido fundamental para el sostenimiento de la cultura de San Basilio de Palenque (Mahates, Bolívar). © ALEXANDER URZOLA



 

:::::


Palenquera es un tributo fotográfico a la mujer negra. Es un reconocimiento a sus luchas, a su valor, y al rol fundamental que jugaron en la independencia del primer pueblo libre de América. © ALEXANDER URZOLA


 

Javier Meza no conoce la calle vestido así. Su cotidianidad la camina en capris de colores y camisones de hombre. Estudió enfermería y no ha podido ejercerla. A veces limpia casas o les hace el blower a sus vecinas. Vive solo en un apartamento y a veces deja quedar a dos amigas. El vestido que tiene en la foto y la peluca que lleva puesta se los puso el día que salió a bailar en la primera Guacherna LGBTI, en Carmen de Bolívar. © CHARLIE CORDERO


 

En el oriente de Cali, una mujer transgénero de 48 años enseña a niños de tercero de primaria. Es un triunfo para ella, pero también una lucha diaria contra la discriminación, la angustia y la soledad. Los estudiantes no ven en frente suyo al señor Carlos Armando Navia, sino a una mujer que decidió llamarse Solypsi, su profe. © JAIR F. COLL




 


El concepto de “estar arreglado” y listo para una foto fue transmitido hasta nuestras generaciones. Hoy reaccionamos frente a una cámara que nos apunta con aquella misma pregunta: ¿estoy bien vestido, perfilado o arreglado para un retrato? 'Arreglados' es un acercamiento a esa idea de estarlo y no estarlo, ese antes y después, que inconscientemente buscamos, fabricamos e ideamos cuando estamos en la trayectoria del lente. © JORGE MORENO BLANCO





 

Esta enorme plaza de mercado casi nunca está quieta, excepto los 25 de diciembre y los Jueves y Viernes Santos. A cada hora hay movimiento: los coteros comienzan sus jornadas en las noches o madrugadas; los comerciantes se levantan antes que el sol salga para limpiar las legumbres, los tubérculos, las hortalizas y las frutas almacenadas en las 5.600 bodegas que comprenden la central de abastos. © JULIÁN GALÁN



 

Tres fotógrafos colombianos retrataron, cada uno a su manera y en una búsqueda experimental, los cuatro días más felices del año en Barranquilla. El resultado: un carnaval que probablemente usted no ha visto. En la imagen, Camila, una joven que desde los 6 años baila en el Carnaval de Barranquilla. © CHARLIE CORDERO



 

Del grupo de 19 madres víctimas de los mal llamados falsos positivos, Doris Tejada es la única que aún no recupera el cuerpo de su hijo. Mientras que eso no suceda, el ciclo no se cerrará y ella no podrá ir a visitarlo, conversar con él y dejarle flores. La dificultad para recuperar a Óscar tiene el rostro del horror: se cree que en el lugar hay más de 50 cadáveres sin identificar, la mayoría resultado de la violencia que se ensañó con la región. Han pasado diez años desde esa última llamada, ese último diciembre. © CÉSAR GARCÍA GARZÓN

 

"Yo a mi mamá la escuchaba cantar, pero yo no le paraba bolas. Ahora, a estas alturas de la vida, me da un sentimiento, nostalgia. No es todas las veces. En algunos momentos lloro, que si hubiera sabido que este folclor iba a tomar esta ruta, yo me hubiese empapado bien de mi mamá, porque esa sí era la señora que sabe de tambora, guacherna, tuna, berroche. Lo poquito que sé, se lo aprendí en la máquina". © EMMANUEL MOLINA
 

También se realizaron 54 entrevistas a pescadores artesanales y concheras buscando establecer un panorama inicial sobre el nivel de amenaza de los recursos pesqueros de estas comunidades. Después de 9 días en la zona, se obtuverion 278 muestras de piangüa y sedimentos que fueron recolectados para analizar 166 cepas bacterianas y sus posibles impactos para la salud humana; durante este proceso fue crucial la participación de miembros de la comunidad para ejecutar labores de identificación y recolección. © CARLOS PARRA RÍOS


 

Casi dos décadas después, en Vigía del Fuerte y Bellavista la vida sigue igual. El aire pesa lo mismo, el río Atrato mantiene su cauce. Así también la textura de los recuerdos, de las huellas de una guerra que se fue pero que dejó la misma pobreza. Por eso la esperanza se parece mucho a ser bojayaseño: agarrarse de las manos, cerrar los ojos y recordar juntos el dolor de sus muertos, seguir despidiéndolos. Y al secarse las lágrimas, volver a empezar, a bregar para seguir, a soñar con otra Bellavista, una que ahora debe llamarse "nueva". © GILMAR VILLAMIL


 

Bocachica existe desde antes de La Conquista. Quizás tenía otro nombre, pero este mismo pueblo fue un estrecho que usaron los soldados españoles ingresar a la Costa. Allá fueron a parar varios grupos de esclavos africanos que elaboraban hornos, tejas y piedras calizas. Hoy este corregimiento, que hace parte de la Isla Tierra Bomba, en Bolívar, se mantiene en pie a través de la comercialización de dulces típicos, pescados, plantas medicinales y toda la variedad de fritos costeños.Ángela Cerén Luna, la “dura” de los dulces, Adelaida Pardo Seca, la madre de los enyucados y Cleotilde Seca Pardo, la conocedora de las plantas. Ellas no saben de cuál “negro bello y luchador” vienen, pero dicen que cada plata que les llega viene con el “veneno” de sus antepasados. ALEXANDER URZOLA

¡Suscríbete!

Y recibe primero una selección de los mejores contenidos y novedades de SEMANA RURAL. Nada de spam, promociones comerciales ni cosas aburridas.

Ingresa el correo que más utilices, gracias por ayudarnos
Acepto los Términos y condiciones




¡Comparte!



Foto de perfil del autor del comentario






Semana Rural. Un producto de Proyectos Semana S.A. financiado con el apoyo de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) a través del programa de Alianzas para la Reconciliación operado en Colombia por ACDI/VOCA. Los contenidos son responsabilidad de Proyectos Semana S.A. y no necesariamente reflejan las opiniones de USAID o del gobierno de Estados Unidos.