La indígena nasa que llevó la suavidad de luna y la fuerza del sol a Seattle

septiembre 05 de 2019

En el Día Internacional de la Mujer Indígena, SEMANA RURAL cuenta la historia de María Cecilia Valencia, descendiente de la Cacica Gaitana, la mujer que lideró la primera insurrección indígena en Colombia, durante la Colonia. Valencia es caficultora y viajó hasta EE.UU. para representar a las mujeres de su organización..

La indígena nasa que llevó la suavidad de luna y la fuerza del sol a Seattle

| Maria Cecilia Valencia es una indígena Nasa que lleva su legado cosechando café en Tierradetro | Por: FAO


Por: Mónica Castaño - FAO.


Descendiente de la Cacica Gaitana, la mujer que lideró la primera insurrección indígena en Colombia durante la época de la colonia, María Cecilia Valencia es indígena del pueblo Nasa y lleva en la sangre el tesón de su legado. Caficultora, tesorera de la Asociación de Pequeños Productores La Esperanza (ASPROLE) y presidenta de la junta de vigilancia de la Central de Cooperativa del Cauca (CENCOIC), ha ido hasta Seattle, Estados Unidos, a representar a las mujeres indígenas caficultoras de su organización en la Specialty Coffee Expo.

En Tierradentro, región ubicada entre Huila y Cauca, en el sur de Colombia, yace el pueblo Nasa que traduce “Gente del Agua”. Son comunidades que, reunidas en resguardos, tienen un profundo arraigo territorial y conciben su mundo desde el concepto de yet (“casa”, en español) que en Nasa Yuwe (su lengua ancestral) representa un espacio de abrigo y construcción colectiva de vida, materializado en la tierra y el cuerpo, casas que unen a vientos y espíritus.

María Cecilia nació en el Resguardo de Pioyá, pero desde los 18 años vive en el Resguardo San Lorenzo de Caldono, de donde es oriundo su esposo. Es madre de 5 hijos que estudian Ingeniería agroindustrial, agropecuaria y etnoeducación y todos tienen la convicción de regresar e impulsar su territorio. Una de sus hijas, Lucía, ingeniera agroindustrial de la Universidad del Cauca, está convencida en la fuerza de la juventud indígena por lo que desde inicios de su carrera se vinculó a la Cooperativa CENCOIC y fue designada para viajar a Lima, Perú en representación de los jóvenes indígenas.

Aunque fue criada gran parte de su infancia en el convento de las hermanas Lauritas, María Cecilia conserva su legado cultural: habla Nasa Yuwe, tiene un profundo conocimiento de las semillas y la siembra de acuerdo con las fases lunares heredado por su madre y padre, y el bienestar de su casa lo provee un tul, un lugar donde además del maíz se siembran plantas que curan las enfermedades.

 

© FAO

En ASPROLE Cecilia no sólo vende su café, sino que participa en los procesos organizativos pues hace parte de la junta directiva y tesorera de la Asociación, cargo que desempeña desde hace 7 años.

En la junta me dijeron que colaborara. Mi esposo me dijo que tomara el riesgo, él fue vicegobernador, consejero de la Asociación de Cabildos Indígenas del Norte del Cauca (ACIN) y trabajó como tesorero de la Christian Children's Fund, así que con su experiencia me enseñó a manejar libros contables. Hemos pasado por auditorías externas y al principio, no lo voy a negar, me hacían llorar porque no sabía cómo manejar toda esa papelería, pero ahora cuando pasan, por el contrario, hago quedar bien a la Organización” narra Cecilia.

ASPROLE integrada por indígenas del Resguardo San Lorenzo de Caldono, compra y comercializa el café de sus 442 familias socias a través de la Cooperativa CENCOIC, que tiene como base a organizaciones como esta en 14 resguardos y 6 municipios del Cauca, sumando ya un total de 2604 asociados con los que exportan café de altura, convencionales, orgánicos y de alta calidad. Los caficultoras vinculados en ASPROLE cuentan con diversas certificaciones: Fairtrade, Fairtrade-Practices, Fairtrade-orgánico, Fairtade-rainforest.

Sobre los retos que ella ha debido afrontar como mujer, responde sin titubear: “El respeto se gana, yo me gané el respeto de las personas que nos colaboran y de la comunidad como mujer líder”; sin embargo, es consciente de que en su Resguardo aún hay enormes desafíos que superar. "En este cabildo, especialmente, hay una raíz muy profunda que percibe al hombre como el tomador de decisiones, por eso no hemos podido tener una gobernadora, aunque en otros territorios ya se ha ganado esos espacios. Sin embargo, aquí las mismas mujeres son conscientes de ello y han logrado posicionarse para ser tenidas en cuenta en los cabildos y llegar a ser vicegobernadoras”.
 

María Cecilia Valencia es indígena del pueblo Nasa y lleva en la sangre el tesón de su legado. Caficultora, tesorera de la Asociación de Pequeños Productores La Esperanza y presidenta de la junta de vigilancia de la Central de Cooperativa del Cauca. | © FAO

Como mujer tesorera, presidenta, líder es una trabajadora incansable y como madre y esposa ha logrado junto a su esposo sostener su hogar: "ha sido muy duro tener a veces que descuidar a los muchachos, pero gracias a Dios tengo un esposo maravilloso y cuando no puedo, él me ayuda.  Ver en lo que se han convertido mis hijos me hace pensar que hemos hecho un buen trabajo, han tenido una buena formación”.

María Cecilia es ATE-SEK, suavidad de luna, fuerza del sol, pues aunque es el nombre y slogan elegido para el café de ASPROLE, refleja perfectamente lo que ella y muchas mujeres de su comunidad representan, si bien la luna, en su intención, alude especialmente a la mujer, ellas demuestran que de la fuerza del sol no están desprovistas.

Cecilia es hoy, junto a más 700 familias caldoneñas, participante de la estrategia liderada por la Agencia de Renovación del Territorio (ART), que en alianza con la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) llegó desde el 2017 a apoyar 3304 familias de 5 departamentos del país, con el objetivo de impulsar la reactivación económica de aquellas zonas golpeadas duramente por la violencia. En el marco de la misma, 71 familias de ASPROLE han siendo fortalecidas de manera directa con el acompañamiento técnico y un nuevo Centro de Acopio con el que ya ven los frutos de sus actividades producción y comercialización de café Nasa ATE-SEK.

 

© FAO

¡Suscríbete!

Y recibe primero una selección de los mejores contenidos y novedades de SEMANA RURAL. Nada de spam, promociones comerciales ni cosas aburridas.

Ingresa el correo que más utilices, gracias por ayudarnos
Autorizo el tratamiento de mis datos conforme a la política de tratamiento de datos de SEMANA.




¡Comparte!



Foto de perfil del autor del comentario






Semana Rural. Un producto de Proyectos Semana S.A. financiado con el apoyo de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) a través del programa de Alianzas para la Reconciliación operado en Colombia por ACDI/VOCA. Los contenidos son responsabilidad de Proyectos Semana S.A. y no necesariamente reflejan las opiniones de USAID o del gobierno de Estados Unidos.