Por miedo, indígenas piden aplazar juegos binacionales

junio 05 de 2019

El evento deportivo, que arrancaría a mediados de junio entre indígenas de Colombia y Panamá, no ocurriría debido a los enfrentamientos entre grupos armados en el norte de Chocó. Juradó sería la sede, pero los deportistas temen por su seguridad..

Por miedo, indígenas piden aplazar juegos binacionales

| La situación en Chocó cada vez se pone más crítica con el pasar de los días, foto de la primera edición de los juegos en 2017 | Por: Pandeportes


Por: Santiago Ramírez Baquero


Al menos 2020 indígenas en Chocó están en situación de desplazamiento o confinamiento desde abril de este año. En ese mes, enfrentamientos entre el grupo de autodefensas AGC y guerrilleros del ELN propiciaron que un número importante de habitantes de la comunidad de Alto Guayabal, alrededor de 900, se aislaran de cualquier conexión elemental para sobrevivir. No podían llegar a servicios de salud porque a su alrededor fuentes afirmaron que todo estaba minado y que tampoco había comida o agua. Para una comisión médica era igual de complicado y riesgoso llegar hasta el lugar.

Las comunidades de El Jagual y Marcial, y ahora en Juradó, han sentido como la amenaza crece cada vez más. Una comisión de la Diócesis de Apartadó, en cabeza del padre Luis Antonio Yepes, llegó hasta Alto Guayabal para alertar de lo que está pasando.

En las imágenes todo se ve más claro y crítico. Niños atrincherados o a quienes se les está haciendo un funeral, el cuerpo de Aquileo Mecheche, rector de un colegio, que yace frente a la comunidad, y largas filas de personas, varias con niños en brazos, que caminan sin un rumbo estable porque la inseguridad no los deja tranquilos.

 


 

Indígenas en Chocó se atrincheran mientras ocurre otro enfrentamiento: este, un cruce de disparos entre militares y AGC © archivo particular


 

El ELN y las Autodefensas Gaitanistas (AGC), brazo armado del Clan del Golfo, se disputan la parte norte del departamento por ser una zona clave para hacer minería ilegal, crear rutas del narcotráfico y ganar territorios. Pero ahora, el problema empieza a sentirse en la frontera con Panamá, pues ese país, a través de su organización étnica, mostró su preocupación por la realización de los Juegos Binacionales Indígenas.

"Los enfrentamientos entre grupos armados son más fuertes cada día”, dice en una carta firmada por indígenas panameños. Y sí, son más fuertes cada día. Hay registros del 2 de junio que dan cuenta de enfrentamientos entre disidencias de las Farc y el ELN en el sur de Chocó.

Además, hace dos días, ocho indígenas aseguraron haber sido maltratados por militares que se encontraban en la zona, quienes los tildaron de guerrilleros.

 


 

Una mujer le exige al gobienro que actúe en la compleja situación que se viven en estas zonas del departamento © archivo particular


 

“No hay seguridad, no nos confiamos de nadie, ni del ejército, la seguridad la hacemos nosotros como indígenas. Militares irrespetuosos entraron a un resguardo y señalaron a varios jóvenes de guerrilleros, que son comandantes, y les han dicho que se entreguen. Ellos dicen que no son guerrilleros y piden respeto. Dijeron que si los veían por el resguardo los iban a levantar a plomo y a picar. Pero ellos necesitan salir a buscar el plátano para comer. Pero pasa también en el casco urbano de Juradó”, dijo una fuente en Juradó cuyo nombre no se publica por seguridad.

 


 

Esta foto muestra la primera y única edición de los juegos, que se realizó en Playa Muerto, Panamá en 2017 © Pandeportes


 

La importancia de los juegos

Solo se ha realizado una versión de los juegos, en Playa Muerto, Provincia del Darién en Panamá. En la integración participaron 380 deportistas de las comunidades indígenas embera y wounnan del corredor fronterizo Colombia-Panamá. Ese fue uno de los proyectos institucionalizados en la XVI Comisión de Vecindad de ambos países, que quería fortalecer la integración.

Pero ahora que los juegos pisarían por primera vez este lado de la línea imaginaria, en Juradó, que divide ambas naciones, las organizaciones indígenas piden al gobierno que se pospongan por la falta de garantías.

“Los indígenas de Colombia y Panamá queriamos compartir nuestras  culturas y tradiciones, con el sentido de pertenencia de nuestros ancestros. Ya no practicamos nuestra herencia cultural y estos juegos la revivirían", dice la fuente.


 

En los juegos el protagonismo lo tienen los deportes tradicionales. Fotos de la primera edición de los juegos en 2017 © Julián Lineros


 

Dentro de las disciplinas que hacen parte de los Juegos Binacionales Indígenas están arco y flecha, canotaje tradicional (piragua), sumersión, atletismo en la modalidad de 100 metros, fútbol, natación, tiro al arco, pesca artesanal y muestras culturales. Por lo que hay una base que se concentra en las disciplinas tradicionales.

El Municipio de Juradó, Chocó, se encuentra ubicado al norte de Colombia en la frontera con Panamá, al Oeste con el Municipio de Riosucio, al sur con el Municipio de Bahía Solano y por el Oeste con el océano Pacífico;  habitan alrededor de dos millares de indígenas de los pueblos embera dóbida y wounaan según el Sistema de Información de Población de la Organización Nacional Indígena de Colombia (ONIC). Algunos de sus ríos más importantes son: Juradó, Partadó Curiche, Jiguadó, Jampabadó y Putumia, los cuales han sido fundamentales en la organización de sus vidas y en el ordenamiento de sus territorios.

Y aunque los juegos son un intento porque la cultura se mantenga viva, no se puede desconocer que actualmente las comunidades Indígenas que habitan el Municipio de Juradó se encuentran en riesgo de exterminio físico y cultural, tal como lo ratifica el auto 004 de 2009 de la Corte Constitucional ante la grave situación de conflicto armado existente en el territorio y las crisis humanitarias que persisten y se han agravado en las últimas semanas.


 

Fotos de la primera edición de los juegos en 2017 © Julián Lineros


 

Mientras tanto el gobierno de Colombia, en cabeza de la Cancillería, Coldeportes, la Alcaldía de Juradó,  Fuerza Pública; y el Gobierno de Panamá, a través de su Cancillería, insisten en realizar los II Juegos Binacionales indígenas transfronterizos Colombia–Panamá.

“Estos territorios nos han pertenecido desde hace muchos años, en la antigüedad transitábamos sin problemas y sin miedo. En este territorio está la naturaleza y esa es una herencia ancestral. Hemos pedido que la fecha se aplace por la situación que estamos viviendo en el territorio. No estamos diciendo que no queremos los juegos, queremos los juegos pero con garantías para realizarlos”, dijo la fuente protegida.

 


 

¡Suscríbete!

Y recibe primero una selección de los mejores contenidos y novedades de SEMANA RURAL. Nada de spam, promociones comerciales ni cosas aburridas.

Ingresa el correo que más utilices, gracias por ayudarnos




¡Comparte!



Foto de perfil del autor del comentario






Semana Rural. Un producto de Proyectos Semana S.A. financiado con el apoyo de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) a través del programa de Alianzas para la Reconciliación operado en Colombia por ACDI/VOCA. Los contenidos son responsabilidad de Proyectos Semana S.A. y no necesariamente reflejan las opiniones de USAID o del gobierno de Estados Unidos.