Indígenas y campesinos toman medidas para frenar el Coronavirus

marzo 23 de 2020

Sus decisiones también se basan en la vulnerabilidad de estas comunidades y la ausencia estatal en cuanto a garantías de seguridad y salud.

Indígenas y campesinos toman medidas para frenar el Coronavirus

| | Por: Archivo Semana


Por: SEMANA RURAL
SemanaRural

 Ante los crecientes casos de coronavirus en el país y el alto índice de contagio, los pueblos indígenas y los campesinos se han unido para exigirle al gobierno su protección y divulgar ciertas recomendaciones para evitar la transmisión del Covid-19. Sus decisiones también se basan en la vulnerabilidad de estas comunidades, la falta de acceso a bienes públicos y la ausencia estatal en cuanto a garantías de seguridad y salud.

 

Como una iniciativa de la sociedad civil, zonas humanitarias y de biodiversidad, organizaciones campesinas y organizaciones indígenas de varios departamentos del país se unieron para pedir un cese al fuego por parte de actores armados como el ELN, las Autridades Gaitanistas de Colombia (AGC), la Fuerza Pública y las disidencias de las FARC. Se escribieron cuatro cartas, cada una dirigida a los grupos. 

 

Comunidades campesinas

Los integrantes de la Asociación Campesina del Catatumbo (ASCAMCAT) establecieron un corredor comunitario en la región para permitir el tránsito de familias con menores de edad, adultos mayores, personas en condición de discapacidad y mujeres embarazadas; así como la movilización de medicamentos, coches fúnebres y misiones médicas.

 

A su vez, los campesinos levantaron los bloqueos de las vías en los municipios del Catatumbo y en el corredor Cúcuta-Costa Atlántica. Con esto, buscan evitar los impactos negativos a la economía de la región y el desabastecimiento de medicinas.

 

En medio de la emergencia sanitaria, los campesinos de ASCAMCAT denuncian la presencia de más de 800 hombres de la Fuerza Pública que realizan jornadas de erradicación forzada de cultivos dentro del territorio. También alegan falta de garantías para erradicar los cultivos, así como la no implementación del Acuerdo de Paz. Por eso, solicitaron suspender las erradicaciones a la Gobernación del Departamento, a la Asamblea Departamental, a las alcaldías regionales y a la Defensoría Regional.

 

El campesinado argumenta que la permanencia de los soldados significa un riesgo para ellos como para los habitantes de la región, y que son víctimas de violación de los derechos humanos.

 

Sobre la presencia de la Fuerza Pública hay otra posición. César Páchón, representante a la Cámara y líder campesino, le pide al Presidente que los militares y policías entreguen tapabocas y productos de primera necesidad en las zonas rurales.
 


«Adicionalmente, informamos que atendiendo a las indicaciones de las autoridades sanitarias y las recomendaciones del señor Gobernador, hemos definido medidas comunitarias de cuidado frente al riesgo de contagio del COVID-19 en todos nuestros puntos de asentamiento»


 

Por otro lado, y como alternativa para atender a la población rural, la Agencia de Desarrollo Rural, entidad adscrita al Ministerio de Agricultura, habilitó sus canales oficiales para atender cualquier duda o emergencia:

    Teléfono fijo: 7482227. Opción 0. Ext. 5400 y 5402

    Celular: 3168341665


 

Pueblos indígenas

En el caso de los pueblos indígenas, las comunidades han replicado medidas de prevención como el cese al contacto físico y la cancelación de eventos masivos o reuniones. No obstante, han emitido comunicados y piezas de divulgación para exigir una mayor protección por parte del gobierno. Los primeros en pronunciarse fueron los indígenas de la Sierra Nevada de Santa Marta, quienes ordenaron el cierre de los sitios turísticos dentro de su territorio.

 

El pasado 12 de abril, el presidente Iván Duque decretó el estado de emergencia sanitaria a nivel nacional. Respecto a los pueblos indígenas, señaló que además de las instrucciones generales para prevenir el contagio, el Gobierno asumió que cada uno aplicaría las normas de su jurisdicción especial, siempre y cuando cumplan con el aislamiento preventivo como primera medida. 

 

Por su parte, el resguardo indígena Zenú San Andrés de Sotavento declaró estado de emergencia para evitar el contagio dentro del territorio. El cacique mayor del pueblo emitió un comunicado en el que hace referencia al artículo 246 de la Constitución Política y el convenio 169 de la OIT que garantizan la autonomía de los pueblos indígenas; la alta vulnerabilidad de las comunidades y la necesidad de tomar medidas excepcionales en el estado de emergencia declarado por el presidente.

En cuanto a sus medidas, el resguardo ordenó la cancelación de todos los eventos culturales y reuniones con más de diez personas, la presencia de ‘capitanes menores’ y Guardia Indígena para velar por la protección de la comunidad, y operar de manera rápida ante posibles casos de contagio. El cabildo mayor regional del pueblo Zenú le solicitará a la justicia especial que aplique de manera estricta el artículo 368 del Código Penal sobre la violación de las medidas sanitarias: "El que viole medida sanitaria adoptada por la autoridad competente para impedir la introducción o propagación de una epidemia, incurrirá en prisión de cuatro a ocho años”.

 

Siguiendo su cosmovisión, los mamos y sagas de los pueblos de la Sierra mencionan que el nombre del virus no debe ser nombrado y se deben realizar trabajos articulados para prevenir la enfermedad. "No debemos llamar a la enfermedad pronunciando su nombre, ni la divulgación por redes sociales, porque en ese caso estaríamos trayendo la enfermedad a nuestros territorios”, aseveran.

Otras comunidades se han sumado al clamor y a la prevención nacional. La Organización Indígena de Antioquia, que cobija a los pueblos Embera Eyábida, Chamí, Dóbida, Senú y Guna Dule, ha usado su cuenta de Twitter para compartir recomendaciones, en español y en su lengua materna, para evitar el contagio. 

 

De igual manera, los indígenas del Cauca cerraron las fronteras para evitar el ingreso de personal ajeno a sus resguardos y, con esto, el riesgo de contagio. Entre sus medidas de prevención está el uso de huertas medicinales, la medicina ancestral y el trueque.

¡Suscríbete!

Y recibe primero una selección de los mejores contenidos y novedades de SEMANA RURAL. Nada de spam, promociones comerciales ni cosas aburridas.

Ingresa el correo que más utilices, gracias por ayudarnos
Al suscribirme, acepto los términos y condiciones y autorizo el tratamiento de mis datos personales conforme a las finalidades y demás condiciones descritas en la política de tratamiento de datos personales de SEMANA.





¡Comparte!



Foto de perfil del autor del comentario






Semana Rural. Un producto de Proyectos Semana S.A. financiado con el apoyo de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) a través del programa de Alianzas para la Reconciliación operado en Colombia por ACDI/VOCA. Los contenidos son responsabilidad de Proyectos Semana S.A. y no necesariamente reflejan las opiniones de USAID o del gobierno de Estados Unidos.