La seguridad en una de las zonas más complejas del Meta

octubre 18 de 2018

Pese a que las autoridades aseguran que las cifras de delitos no aumentan y que no se han presentado graves alteraciones en el orden público, los habitantes de Mesetas y Vista Hermosa tienen una percepción negativa de su seguridad..

La seguridad en una de las zonas más complejas del Meta

| Los campesinos denuncian ser víctimas de extorsión, hurtos y 'vacunas', mientras las autoridades afirman que los crímenes no han aumentado. | Por: Paula Castañeda


Por: SEMANA RURAL
SemanaRural

Con el desarme de las Farc y el arranque del posconflicto, la tranquilidad regresó a buena parte de la subregión de La Macarena, en el Meta. Los municipios de Uribe, Mesetas, Vista Hermosa y La Macarena sufrieron por la violencia que ejercieron los grupos armados durante décadas. Ahora sus habitantes esperan que la paz persista en sus pueblos y venga consigo la infraestructura, los proyectos productivo en agricultura y turismo y las mejoras en salud y educación.

Pero a pesar del fin de la violencia, los metenses de esa subregión tienen una percepción negativa de la seguridad en sus municipios. Hurtos a finqueros, robo de ganado o de vehículos, extorsión a comerciantes y cobro de 'vacunas' a campesinos son algunos de los delitos que dicen aquejarlos. Sin embargo, y según las autoridades consultadas por SEMANA RURAL, los ciudadanos no denuncian estos casos, lo que dificulta la tarea de capturar a los responsables y de llevar un registro serio.

¿Quiénes están detrás de esos delitos? Campesinos y comerciantes hablan de grupos armados nuevos que han llegado a la región, pero también comentan que se trata de disidentes de las Farc. Sobre este tema, la organización Insight Crime señala que en Vista Hermosa, La Macarena y Uribe se ha reportado presencia de miembros de la disidencia del frente Primero. Las autoridades locales, en cambio, niegan la existencia de este grupo en la zona.

Este medio puso la lupa en Mesetas y Vista Hermosa, dos municipios en donde tiene presencia, para tratar de entender si de verdad hay inseguridad o solo se trata de mala percepción ciudadana.    
 

Según las autoridades de Mesetas, no han llegado denuncias graves a los consejo de seguridad que organizan. © ISRAEL JIMÉNEZ


 

Mesetas

Son las seis de la tarde y Mesetas recibe con calma el anochecer. Desde finales de los noventa y comienzos de los 2000, los años más duros del conflicto armado, sus habitantes tenían que refugiarse en casa temprano porque había toque de queda. Hoy se ve gente hasta la medianoche en la plaza principal del pueblo.

No obstante, entre enero y julio se presentaron algunos hechos violentos que hacen dudar de la tranquilidad en el municipio: el asesinato de un hombre a principios de febrero, crimen atribuido a un ajuste de cuentas por abigeato (robo de ganado en veredas); la emboscada a un camión de la Policía que dejó como resultado seis heridos; y la quema de un bus de Flota La Macarena, ambos ocurridos en enero. Las autoridades responsabilizan a las disidencias de las Farc del ataque contra los uniformados y la empresa de transporte, según contó Erick Giovanny Martínez, subteniente de la Policía de Mesetas.
 


 

Los casos de extorsión en Mesetas también preocupan a los habitantes del municipio. © ISRAEL JIMÉNEZ


 

Luis Alberto Pinto Gómez, inspector de la Policía del pueblo, señaló que: “El municipio lleva tres años sin hechos violentos o de gran magnitud”, lo que cualquier incidente logra inquietar a la comunidad. De hecho, varios habitantes le contaron a SEMANA RURAL que se sienten inseguros.

Un conductor de carga aseguró que, bajando la vía que comunica hacia el Alto de la Bodega, en San Juan de Arama, delincuentes ingresaron a dos fincas. “Se metieron a las casas. En una de ellas estaba el dueño. Lo encañonaron”. Y en repetidas ocasiones, los mesetenses han expresado preocupación por las extorsiones.

De acuerdo al coronel Nicolás Zapata, comandante de la Policía del Meta, Mesetas ha logrado consolidar la seguridad a partir de la presencia de uniformados en corredores de movilidad estratégicos como Jardín de Peñas, que comunica con el municipio de Uribe. Esta vía, que antes era utilizada por grupos al margen de la ley, ahora es controlada en coordinación con el Ejército. Sin embargo, persiste la percepción de inseguridad en los ciudadanos.
 


«No hay inseguridad como tal en el municipio. No se han reportado anomalías en los Consejos de Seguridad. Se siente cierta intranquilidad por la circulación de algunos panfletos, pero realmente en el pueblo no se ven personas ajenas a la región repartiendo dichos papeles»

JANETH HERRERA, secretaria de Gobierno de Mesetas


 

En Vista Hermosa denuncian que las extorsiones a comerciantes y finqueros aumentaron . ©EFRAÍN ALDANA


 

Vista Hermosa

La extorsión es el delito que más preocupa a los habitantes de Vista Hermosa. Un campesino, residente en una de las veredas de la margen derecha del río Güejar —la zona más productiva en cuanto a agricultura—, nos comentó cómo operan las bandas criminales. “No sabemos si son grupos armados o delincuencia común, pero llegan a los caseríos para hacer reuniones a las que todos los campesinos están obligados a ir”.

En esas reuniones, que se convocan a nombre de las Juntas de Acción Comunal para así asegurar la asistencia, los criminales se presentan y aseguran que brindarán seguridad en la región. 

“Dicen que van a imponer las reglas, que son ellos los que ponen las condiciones de ahora en adelante”. Bajo la estrategia de atemorizar a la población, piden dinero a cambio del ‘servicio’ de la seguridad.
 


Algunos criminales se han presentan en las veredas asegurando que 'prensatarán seguridad' a cambio de cuotas de dinero. ©EFRAÍN ALDANA


 

En la cabecera municipal de Vista Hermosa, la situación de orden público mejora un poco, aunque también se presentan casos de extorsión. Una comerciante del pueblo indicó que a varios integrantes de su gremio los han amenazado a cambio de dinero. “Aquí, en la cabecera, vemos una criminalidad organizada y desorganizada al mismo tiempo. Luego del asesinato del muchacho conocido como ‘el Costeño’ (ocurrido en los primeros días de febrero de este año y que obedeció a un caso de no pago de una extorsión), los comerciantes nos hemos organizado para defendernos”.

La mujer también aprovechó para pedirle a los vistahermoseños que denuncien ante las autoridades cuando tengan conocimiento de extorsiones que estén teniendo lugar, pues es la mejor manera de no ceder ante los delincuentes.

Deisy Melo, secretaria de Gobierno del municipio, se refirió precisamente a la importancia de denunciar cualquier amenaza ante la Policía o el Ejército cuando le consultamos sobre las medidas que toma la administración local frente a la inseguridad que percibe la población. 

 


«A principio de este año tuvimos un Consejo de Seguridad con la fuerza pública que hace presencia en Vista Hermosa. La conclusión de esa reunión es que se les dificulta la tarea de perseguir a los delincuentes si la gente no denuncia»

DEISY MELO, secretaria de Gobierno del Vista Hermosa


 



A finales de 2017, la Policía del Meta implementó el ‘Plan Orus’ cuyo objetivo es intensificar estrategias que conlleven a copar las regiones donde antes tenían presencia las Farc. Este plan se desarrolla principalmente en veredas como San José de Jamucó, donde notablemente han mejorado las condiciones de seguridad e interacción ciudadana.

También lanzó hace tres meses el ‘Programa de enfoque de género con el servicio policial’, una iniciativa que complementa las acciones en seguridad, buscando prevenir las violencias basadas en género.  


POR: 
Reportería | Paula Castañeda, Israel Jiménez y Stefany Linares
Redacción | José Puentes 
 @josedapuentes


 

¡Suscríbete!

Y recibe primero una selección de los mejores contenidos y novedades de SEMANA RURAL. Nada de spam, promociones comerciales ni cosas aburridas.

Ingresa el correo que más utilices, gracias por ayudarnos




¡Comparte!



Foto de perfil del autor del comentario






Semana Rural. Un producto de Proyectos Semana S.A. financiado con el apoyo de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) a través del programa de Alianzas para la Reconciliación operado en Colombia por ACDI/VOCA. Los contenidos son responsabilidad de Proyectos Semana S.A. y no necesariamente reflejan las opiniones de USAID o del gobierno de Estados Unidos.