La apuesta ecológica de 120 fincas de Boyacá

septiembre 22 de 2020

Tras 19 meses de investigación, la Gobernación del departamento dará a conocer los resultados del modelo agroecológico que busca unir la ciencia con los cultivos ancestrales. ¿Es posible que tomates y moras crezcan en la misma parcela?.

La apuesta ecológica de 120 fincas de Boyacá

| La iniciativa hace parte del proyecto Boyacá Agro | Por: Gobernación de Boyacá


Por: Mateo Medina Abad
@teomedinabad

Por años,  el cambio climático y la falta de acceso a tecnología e información  han afectado los cultivos de miles de productores del país. Como respuesta a esta situación, la Gobernación de Boyacá, de la mano de 52 expertos agrónomos y ambientales, dará a conocer los resultados del proyecto ‘Desarrollo estratégico agroecológico para el fortalecimiento del sector productivo’, que busca enseñar métodos de cultivo que cuiden el medio ambiente e impulsen la capacidad de los sembrados del departamento.

 

Con una inversión de 15 mil millones de pesos provenientes de las regalías de Ciencia, Tecnología e Innovación del Departamento, y tras 19 meses de trabajo, esperan que en ocho municipios se conozcan más a fondo los factores que permiten cosechar alimentos orgánicos, inocuos, competitivos y saludables, mientras se preserva el agua y el suelo.

 

Lo primero fue socializar la iniciativa en las comunidades, donde el equipo conoció las fincas involucradas y recolectó datos sobre aspectos sociales y económicos de la zona. Después acompañaron la entrega de plántulas de papa, arracacha, ahuyama, zanahoria, cítricos, ciruela, durazno, mora, tomate de árbol, plátano, maíz, fríjol común, aguacate, cacao, repollo y cebolla, que se cultivarían en cada parcela durante 19 meses.

 

Antes de sembrar, la gobernación consiguió imágenes cartográficas de la zona, instaló ocho estaciones meteorológicas y analizó 240 muestras del suelo para conocer los aspectos químicos y físicos del terreno, y así entender mejor el espacio de cultivo. Aun en medio de la pandemia, los cultivos se monitorearon a distancia.

 

smiley

52 expertos agrónomos y ambientales acompañaron el proceso con varios cultivos de la región.

©Gobernación de Boyacá

 

El proyecto mostró que, en una misma área, puede establecerse cultivos permanentes y transitorios de varios productos, según las condiciones de terreno en cada vereda. 

 

“Se implementaron cultivos que no se sembraban acá en la zona. Cuando salía el fríjol rojo, ya estaba empezando a germinar la cebolla. Eso fue muy bueno, porque nos ayudó a diversificar la siembra, a tener más fuentes de ingreso. Fue una bendición de Dios”, cuenta Ismael Salamanca, productor del municipio de La Capilla que participó en el proyecto.

 

Ismael reconoce que, gracias a las enseñanzas del proyecto, aprendió a cultivar de forma consciente y a tener en cuenta las características de su tierra y las necesidades específicas de su parcela. “Estamos cuidando el medio ambiente y preservando mejor nuestra tierra. Antes no le devolvíamos al piso lo que realmente necesitaba, ahora sabemos qué productos usar, cuánta agua, cuánto fertilizante”, dice.

 


Te puede interesar: La app colombiana que ganó el premio de innovación más importante del agro en Latinoamérica


 

Es productor desde pequeño. El cultivo, una herencia de sus padres y sus abuelos, le permite sacar adelante a su hijo de 28 años, cuya discapacidad física lo obliga a estar en casa. Este proyecto, según Ismael, “Nos enseña a no sembrar por sembrar, sino a organizarnos y mejorar lo que hacían nuestros padres. Yo ahora llevo un control de cada aspecto. Sé cuánto se demora una cosecha según el producto, conozco mejor la tierra y eso impulsa nuestra productividad”.

 

El propósito del proyecto es articular la ciencia y la academia con la producción agrícola, para así mejorar los procesos productivos y cuidar el medio ambiente. Hoy, gracias a la iniciativa, el departamento tiene 120 granjas agroecológicas, donde se evidencian las consecuencias de los cultivos convencionales en la tierra

 

smiley

A la izquierda un cultivo de moras que hizo parte de la investogación. A la derecha el proceso de instalación de una estación meteorológica

©Gobernación de Boyacá

 

“Durante mucho tiempo ha sido modificado el paisaje rural. El suelo tiene problemas de erosión y está degradado. Es indispensable reforestar y acudir a abonos naturales. Con pequeñas acciones es posible alcanzar grandes cambios”, dice Fabián Agudelo, ingeniero agrónomo con magíster en desarrollo rural, quien lideró la iniciativa en dos municipios. 

 

Este elemento también lo destaca Deisy Velasquez, productora cabeza de familia de Gachantivá.  “Hemos aprendido mucho en el proceso. El cambio es radical. Veníamos con otras costumbres para cultivar, pero con la asesoría por parte de los ingenieros, hemos mejorado mucho el proceso. En este momento estoy recogiendo mora, y ya estoy cerca de recoger los tomates. Jamás había hecho algo así”, cuenta. Deisy reconoce que la iniciativa les permite a los productores conocer aspectos más técnicos de los cultivos y articularlos con sus prácticas tradicionales. 

 

“La gobernación valora el trabajo del campesinado boyacense, otorga un lugar especial a su conocimiento y reconoce la cultura productiva. La estrategia genera una sinergia perfecta entre biodiversidad, la oferta de cada entorno y el uso pertinente de las semillas. Además, provee una canasta de calidad a beneficiarios y a mercados especializados”, dice Luis Gerardo Arias, secretario de Agricultura del Departamento.  

 

El proyecto es el primero de Boyacá Agro, la apuesta de desarrollo sostenible que lidera la Gobernación alrededor de la agroecología, el cierre de brechas y la mitigación de efectos del cambio climático. La investigación, que se realizó en los municipios de Nuevo Colón, Maripí, Gachantivá, La Capilla, Tuta, Santa María, Zetaquira y Chitaraque, concluyó a principios de septiembre. 

 

Una vez se conozcan todos los resultados, la Gobernación espera tener una plataforma tecnológica que, a través de sus canales de comunicación, ofrecerá información detallada de las 120 fincas, ocho libros con las caracterizaciones agroecológicas de los municipios y una vitrina de biocomercio para agricultores y compradores.

 

smiley

El proyecto busca articular a los académicos con los productores

©Gobernación de Boyacá

¡Suscríbete!

Y recibe primero una selección de los mejores contenidos y novedades de SEMANA RURAL. Nada de spam, promociones comerciales ni cosas aburridas.

Ingresa el correo que más utilices, gracias por ayudarnos
Al suscribirme, acepto los términos y condiciones y autorizo el tratamiento de mis datos personales conforme a las finalidades y demás condiciones descritas en la política de tratamiento de datos personales de SEMANA.





¡Comparte!



Foto de perfil del autor del comentario






Semana Rural. Un producto de Proyectos Semana S.A. financiado con el apoyo de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) a través del programa de Alianzas para la Reconciliación operado en Colombia por ACDI/VOCA. Los contenidos son responsabilidad de Proyectos Semana S.A. y no necesariamente reflejan las opiniones de USAID o del gobierno de Estados Unidos.