diciembre 07 de 2020

La economía circular quiere tener cédula

Por: Jhon Jairo Martínez

Los tiempos de pandemia dispararon el contacto digital, con montones de ‘webinars’ sobre temas como la economía circular, en respuesta a lo obvio y vigente.

 

La economía circular es un modelo experimental que aspira a convertirse en hegemónico. La idea comienza cuando algunos científicos y economistas entendieron que no era sostenible una producción acelerada, con la disminución de recursos y aumento de residuos; por eso buscaron un modelo que permitiera mantener los niveles de crecimiento económico, pero sin impedir que los humanos del futuro pudiesen ser parte del sistema.

 

La economía circular no es reciclaje, si bien hace parte, no es siquiera su reto más grande. Pero para que alcance la mayoría de edad y tenga cédula, debe solucionar problemas como la obsolescencia programada (¿ha notado que sus bombillos se funden al mismo tiempo?), la producción con energías limpias (menos petróleo y carbón), el reuso de bienes (la ropa usada se pone de moda), la producción con materiales fáciles de reciclar (hoy la mayoría de plásticos no son reciclables), el cambio de productos por servicios (¡alquile un carro!).

 

Pero el reto es lograr esta transición sin afectar la economía, a muchos no les va a importar garantizar un ambiente sano a sus nietos si no pueden llenar el plato a sus hijos. Sin embargo, ese modelo ya tiene resultados positivos: el desarrollo de una economía de servicios y el incremento sostenido en los volúmenes de materiales reciclados. Las oportunidades económicas están en:  la producción de energía limpias; el desarrollo de servicios que reemplacen comprar productos; alargar la vida de los productos, reparación, fabricación y mejoramiento; recuperación de recursos a través del aprovechamiento y el reciclaje; y el desarrollo de plataformas de intercambio para aproximar consumidores y recursos, como Airbnb.

 

Estudios señalan que este modelo tiene una oportunidad de US$4.5 trillones, nada mal para un mundo que necesita un cambio urgente en el uso de sus recursos ambientales.

 


Jhon Jairo Martínez es el director de Regulación en Veolia Colombia, una empresa de servicios medioambientales, especializada en la gestión integral de agua y residuos.


 


Las opiniones de los columnistas en este espacio son responsabilidad estricta de sus autores y no representan necesariamente la posición editorial de SEMANA RURAL.


 

¡Suscríbete!

Y recibe primero una selección de los mejores contenidos y novedades de SEMANA RURAL. Nada de spam, promociones comerciales ni cosas aburridas.

Ingresa el correo que más utilices, gracias por ayudarnos
Al suscribirme, acepto los términos y condiciones y autorizo el tratamiento de mis datos personales conforme a las finalidades y demás condiciones descritas en la política de tratamiento de datos personales de SEMANA.





¡Comparte!



Foto de perfil del autor del comentario






Semana Rural. Un producto de Proyectos Semana S.A. financiado con el apoyo de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) a través del programa de Alianzas para la Reconciliación operado en Colombia por ACDI/VOCA. Los contenidos son responsabilidad de Proyectos Semana S.A. y no necesariamente reflejan las opiniones de USAID o del gobierno de Estados Unidos.