Lanzan una beca para emprendedores que trabajan por la paz

julio 30 de 2020

Víctimas, excombatientes y exmilitares podrán postularse para recibir acompañamiento en la consolidación de proyectos que le apuesten a la reconciliación..

Lanzan una beca para emprendedores que trabajan por la paz

| Iniciativas productivas cómo 'Mi+es Tejedoras Eperara Siapidaara' podrán participar de la convocatoria. | Por: Cortesía Quántica


Por: SEMANA RURAL
SemanaRural

Por más de 50 años el conflicto armado en Colombia ha dejado a su paso miles de historias difíciles. Con 9 millones de víctimas entre militares, guerrilleros y población civil, el país ha sufrido durante décadas una guerra que parecía interminable. 

 

En 2016, con el Acuerdo de Paz firmado entre el Estado colombiano y la guerrilla de las Farc, el país empezó a transitar un proceso de pacificación y reconciliación. Gracias a esto, 13.000 excombatientes de las Farc dejaron las armas y se sumaron a las 61.000 personas que, según cifras de la Agencia para la Reincorporación y la Normalización, habían salido de los grupos armados en años anteriores.

 

Como una forma de apoyar este proceso de reconciliación entre la población colombiana e impulsar el desarrollo social y económico del país, la escuela de emprendimiento social Quántica y la Fundación Compaz crearon el laboratorio Emprende Paz.

 

El proyecto busca que la población que ha sido afectada por el conflicto armado, ya sea víctima o excombatiente, miembros de las Fuerzas Armadas de Colombia o personas que trabajan por las zonas más golpeadas por la guerra, sean parte de un curso intensivo de tres meses para fortalecer sus proyectos productivos y sociales.

 

“Inicialmente queríamos trabajar solo con los proyectos de los reincorporados, pero entendimos que el país se debía construir a través de una mirada más amplia. Había que contar otra Colombia, en la que cabían todas las historias. Ahí abrimos el laboratorio a otros actores que vivieron el conflicto y trabajan por la paz, pues solo así se podría plantear un escenario de reconciliación”,  dice Camilo Bonilla, director ejecutivo de Quántica.

 

 


Te puede interesar: Víctimas del conflicto llevan el sabor de su tierra a la mesa de los colombianos


 

La beca busca que con el emprendimiento se pueda ser parte de la transformación social del país y de la creación de oportunidades dentro de un marco de educación inclusiva. Además pretende abrir espacios de participación económica para personas afectadas por el conflicto armado, como una base sólida para la reconstrucción del tejido social.

 

La idea es que los proyectos que se beneficien con la beca puedan consolidarse de una manera sostenible. Para eso, más de 100 mentores ayudarán a los participantes en temas como establecer un modelo de negocio, las finanzas, el marketing, la comercialización, los aspectos legales, etc. Adicionalmente, la beca incluye un componente de acompañamiento psicosocial.

 

“El emprendimiento debe ser un vehículo de transformación humana, por eso en los tres meses que dura el proceso es importante preguntarse por las historias que cargan estos proyectos y todo el contexto en el que surgen”, complementa Camilo Bonilla. 

 

Los proyectos que serán seleccionados deben tener un producto o un servicio consolidado, haber logrado las primeras ventas, tener un equipo compacto de por lo menos dos personas y demostrar potencial de crecimiento. Pero sobre todo deben tener una voluntad clara de transformar la realidad a través de sus iniciativas. 

 


Te puede interesar: En Icononzo, la cerveza y la moda construyen la paz


 

Se espera que en el transcurso del laboratorio se pueda crear una red de apoyo entre los emprendimientos y los mentores como una forma de fortalecer sus iniciativas para que tengan un mayor impacto. “Muchos de los emprendimientos sociales son construidos a partir de la autogestión, a través de los aprendizajes del día a día. Pero la beca permite que los proyectos se consoliden con un acompañamiento más profundo y eso es clave para que se formalicen y puedan crecer”, cuenta Ángela Herrera, quien encabeza el proyecto de reincorporación ‘Manifiesta: hecho en Colombia’, que formó con una cooperativa de excombatientes de Icononzo, Tolima.

 

Herrera, quien ha participado en ferias de emprendimiento realizadas por Quántica, reconoce que este tipo de acompañamiento permite a los proyectos consolidarse hasta ser completamente autosostenibles, un aspecto clave para que puedan desarrollar todo su potencial. 

 

El laboratorio, que brindará sus capacitaciones entre septiembre y diciembre de este año, será a través de internet. Cualquier emprendimiento social que tenga esa vocación de paz puede ser nominado al proceso, tanto por iniciativa propia, como con el apoyo de un tercero. Hay plazo hasta el viernes 7 de agosto para postularse.

 

Para participar de esta convocatoria debe ingresar al siguiente enlace

 

¡Suscríbete!

Y recibe primero una selección de los mejores contenidos y novedades de SEMANA RURAL. Nada de spam, promociones comerciales ni cosas aburridas.

Ingresa el correo que más utilices, gracias por ayudarnos
Al suscribirme, acepto los términos y condiciones y autorizo el tratamiento de mis datos personales conforme a las finalidades y demás condiciones descritas en la política de tratamiento de datos personales de SEMANA.





¡Comparte!



Foto de perfil del autor del comentario






Semana Rural. Un producto de Proyectos Semana S.A. financiado con el apoyo de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) a través del programa de Alianzas para la Reconciliación operado en Colombia por ACDI/VOCA. Los contenidos son responsabilidad de Proyectos Semana S.A. y no necesariamente reflejan las opiniones de USAID o del gobierno de Estados Unidos.