"Lo clave ahora es mantener los acuerdos"

agosto 29 de 2019

SEMANA RURAL habló con tres líderes sociales de diferentes regiones que han sido golpeadas por el conflicto armado a propósito del anuncio de Márquez, Santrich y El Paisa del regreso a la lucha armada.

| El frente 33 de las Farc, aunque no tiene más de 70 hombres, ha crecido gracias a la permisividad del ELN en Catatumbo | Por: Santiago Ramírez Baquero


Por: SEMANA RURAL
SemanaRural


Minutos después de que Iván Márquez apareció ante la opinión pública en un video de media hora al lado de Jesús Santrich, El Paisa y una decena de guerrilleros armados con fusil, varios líderes en diferentes regiones de Colombia hicieron sus respectivas reuniones con sus organizaciones.

Desde el Catatumbo, por ejemplo, y donde la disidencia Frente 33 no suma más de 70 hombres, Juan Carlos Giraldo, líder social en esa región, se refirió a la noticia desde su cargo como representante de Ascamcat, organización comprometida con el proceso de paz a pesar de sus dificultades. 

“Le pedimos a Duque que mantenga el documento del acuerdo y que se implementen medidas que impidan el crecimiento de nuevos grupos en nuestro departamento y la región”, dijo Giraldo.

En Catatumbo no solo hay una crisis por grupos armados, sino que el Ejército no ha cumplido un papel para aliviar la tensión en el territorio. Las denuncias de abuso de la fuerza y la supuesta propuesta de alianza del general Diego Villegas con el EPL para acabar con insurgentes, ha propiciado un ambiente de desconfianza hacia el Estado. 

Precisamente, como le dijo Ariel Ávila a SEMANA, el gobierno de Iván Duque no se ha enfocado en una implementación cumplida del acuerdo. Un informe hecho por la oposición, con cifras del propio Gobierno, deja constancia de que la Alta Consejería para la Estabilización y la Consolidación a pesar de varios esfuerzos, no ha mostrado mayor ahínco para el cumplimiento del punto uno sobre reforma rural.  
 

smiley

En el ETCR de Icononzo, Tolima muchos excombatientes han pedido trasladarse hasta allí dado que sienten que es de los pocos ETCR donde se sienten seguros. © Santiago Ramírez Baquero


 


“Hay una falla inmensa en la reincorporación colectiva, los ETCR ya se culminaron como figura el mes de agosto y no existe el decreto en relación a transformar estas figuras en veredas y corregimientos. Es peligroso porque deja de llegar abastecimiento a los excombatientes”, afirmó el líder social.

Sin lugar a dudas, uno de los mayores temores de los excombatientes que se encuentran en los ETCR, en voz de muchos de ellos, es la “incertidumbre”. “A veces estamos bien pero otras veces mal por el futuro”, aseguró un exguerrillero.  


Andrés Gil, miembro de la Asociación del Valle del Río Cimitarra -organización ganadora del Premio Nacional de Paz en 2010-, en Magdalena Medio, rtecibe la noticia con mucha tristeza. "En 50 años fue el campesinado el que más padeció la guerra con las Farc”, dice el líder.

Además, Gil reconoce que un anuncio como el que hace Márquez justifica mirar los territorios como operaciones de guerra, y eso justifica el asesinato de líderes sociales y la persecución contra el movimiento campesino.

Víctor Moreno Mina, consejero mayor de la Asociación de Consejos Comunitarios del norte del Cauca, habló sobre la preocupación colectiva que siente en estos momentos el pueblo negro de ese departamento.

Según el líder, el pronunciamiento de Iván Márquez devela “la inoperancia del estado colombiano de garantizar el proceso”. Esa zona, donde opera la disidencia Frente Sexto, es un corredor importante del narcotráfico en el que  además confluye la minería ilegal.


 

smiley

Sin embargo, a pesar del ambiente hostil, muchos políticos han salido en defensa del partido Farc por su compromiso con el proceso de paz. Según Pastor Alape y Juan Manuel Santos, el 90% de los excombatientes le siguen apostando a la paz. © Daniel Reina Romero

Moreno Mina no ve con visto bueno la falta de pronunciamiento del gobierno de Iván Duque, y por lo demás, ha hecho un llamado a que se fortalezca la guardia cimarrona como un garante de seguridad de esta comunidad que ha sido golpeada por siglos. “Aquí juega un papel importante el sistema de justicia ancestral que nos puede ayudar a contener muchas cosas. Como diría una líder exigimos el derecho a la tranquilidad y la paz”.

El pronunciamiento, que le abre las puertas a una nueva guerrilla en el mapa del conflicto armado en Colombia, ha causado todo tipo de reacciones en la esfera política, económica y social del país.

Desde hace un año se había hablado de la refundación de las Farc de la mano de Iván 'Mordisco', Gentil Duarte y 'Jhon 40', los cabecillas más importantes de las disidencias y jefes al mando de los frentes 1, 7 y 40 del bloque oriental.

Sin embargo, aunque el suroriente del país sería la zona de agrupamiento de la nueva guerrilla, el norte del Cauca y el Catatumbo ya se han configurado potencialmente como sitios estratégicos de avanzada, debido a la permisividad del ELN en esas zonas. 

Precisamente, el anuncio de Márquez contempla la unión con el ELN, y la respuesta de ese lado parece propositiva: Alias Uriel, comandante en Chocó, ve viable ese camino.
 


 

¡Suscríbete!

Y recibe primero una selección de los mejores contenidos y novedades de SEMANA RURAL. Nada de spam, promociones comerciales ni cosas aburridas.

Ingresa el correo que más utilices, gracias por ayudarnos
Autorizo el tratamiento de mis datos conforme a la política de tratamiento de datos de SEMANA.




¡Comparte!



Foto de perfil del autor del comentario






Semana Rural. Un producto de Proyectos Semana S.A. financiado con el apoyo de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) a través del programa de Alianzas para la Reconciliación operado en Colombia por ACDI/VOCA. Los contenidos son responsabilidad de Proyectos Semana S.A. y no necesariamente reflejan las opiniones de USAID o del gobierno de Estados Unidos.