mayo 02 de 2019

La agenda rural en el Plan de Desarrollo

Por: Juan Mauricio Ramírez

El diagnóstico del cual parte el Plan Nacional de Desarrollo reconoce los desafíos de la Colombia rural donde la pobreza por ingresos es 2,3 veces la de los habitantes de las ciudades, una persona estudia, en promedio, sólo seis años frente a 10 años de una persona en el área urbana, tan solo 17% de los hogares rurales tiene acceso a internet, y más de la mitad de los productores agropecuarios no tiene acceso a asistencia técnica, crédito o maquinaria. 

La agenda rural del Plan incluye un conjunto de estrategias para enfrentar estos desafíos.

Sin embargo, no ha sido fácil comunicar el contenido de dicha agenda a la ciudadanía. Varios críticos sostienen que esta agenda no está presente en el Plan, que se niegan los acuerdos de Paz y la Reforma Rural Integral en particular, que no hay nada para los pequeños productores, ni una agenda que le apueste en serio al desarrollo agropecuario y agroindustrial en Colombia.

Quizás una de las razones que explica esta dificultad de comunicar esa agenda rural es que no hay un “Pacto por la ruralidad” como tal. El “pacto por el sector agropecuario” está incluido en el capitulo de “Campo con progreso: una alianza para dinamizar el desarrollo y la productividad de la Colombia rural” que hace parte del Pacto por el Emprendimiento.

Pero la agenda rural del Plan de Desarrollo va más allá: incluye los temas de inclusión productiva rural para la población pobre del campo, las estrategias para empoderar y promover la mujer rural, las estrategias para aprovechar de manera sostenible el capital natural y convertirlo en oportunidades de ingresos para la población que habita en la extensa Colombia que se encuentra por fuera de la frontera agrícola a través de negocios verdes, bioeconomía, turismo rural sostenible.

Hay también estrategias cruciales para el aprovechamiento del potencial agrícola del país como los Sistema Territoriales de Innovación, y para la conexión de la Colombia rural y el aprovechamiento de los vínculos rurales urbanos a través del mejoramiento de las vías terciarias y su articulación a redes viales regionales, o la conectividad digital de las áreas rurales alejadas.

Quizás el elemento más innovador del Plan para esa Colombia rural es su enfoque territorial: mientras que los enfoques tradicionales miran la población rural como aquella que vive por fuera de las cabeceras urbanas (el “rural disperso” del DANE), el Plan rompe con la dicotomía rural - urbana, y en lugar de separar plantea conectar territorios, gobiernos y poblaciones.

Vista así, la ruralidad es diversa: desde la ruralidad del Sistema de Ciudades, hasta la ruralidad remota, pasando por la ruralidad cercana a centros urbanos. 

Se requieren políticas diferenciadas que tomen en cuenta esas diferentes ruralidades y las características y funcionalidades de los territorios, más allá, incluso de los límites político-administrativos. Los vínculos rurales urbanos y la conectividad efectiva de las áreas rurales con las ciudades y núcleos urbanos son catalizadores y potenciadores del desarrollo rural.

El Plan señala, en particular, el papel crucial que juegan las ciudades intermedias. Ciudades intermedias dinámicas generan dinámicas rurales favorables a la inclusión social y productiva de los habitantes rurales.
 

Juan Mauricio Ramírez hace parte del Equipo Coordinador del Plan Nacional de Desarrollo 2018 - 2022.
 


Las opiniones de los columnistas en este espacio son responsabilidad estricta de sus autores y no representan necesariamente la posición editorial de SEMANA RURAL.
 

¡Suscríbete!

Y recibe primero una selección de los mejores contenidos y novedades de SEMANA RURAL. Nada de spam, promociones comerciales ni cosas aburridas.

Ingresa el correo que más utilices, gracias por ayudarnos




¡Comparte!



Foto de perfil del autor del comentario






Semana Rural. Un producto de Proyectos Semana S.A. financiado con el apoyo de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) a través del programa de Alianzas para la Reconciliación operado en Colombia por ACDI/VOCA. Los contenidos son responsabilidad de Proyectos Semana S.A. y no necesariamente reflejan las opiniones de USAID o del gobierno de Estados Unidos.