Mercados Campesinos Móviles: una opción para disminuir el desperdicio de alimentos

octubre 15 de 2020

Los mercados campesinos se reinventaron. Ante la imposibilidad de vender los alimentos en plazas de mercado, comenzaron a pensar en nuevas maneras de hacer llegar sus productos a los consumidores.

Mercados Campesinos Móviles: una opción para disminuir el desperdicio de alimentos

| | Por: Cortesía Infobae


Por: SEMANA RURAL
SemanaRural

Como una alternativa dentro de la Política Pública de Seguridad Alimentaria y Nutricional de la ciudad de Bogotá, nació “Mercados Campesinos”, una iniciativa que vincula productores y/o pequeños transformadores a circuitos cortos de comercialización de alimentos.

 

Obligados por las condiciones que ha traído la crisis sanitaria y económica, la Alcaldía Mayor de Bogotá a través de la Secretaría de Desarrollo Económico, en alianza con el Ejército Nacional y el Ministerio del Trabajo, pusieron en marcha los Mercados Campesinos Móviles. En estos, campesinos de la zona rural de Bogotá y  los departamentos de la Región Central del país cambiaron la Plaza de Bolívar y otras plazoletas por centros de acopio y camiones para llevar el mercado a la puerta de la casa de los hogares bogotanos.

 

La estrategia presenta una vitrina de oportunidades comerciales gratuita para productores rurales y emprendedores de proyectos agroproductivos. Sus beneficios incluyen la disponibilidad y suministro de alimentos saludables y con criterio nutricional; un aumento en la calidad, inocuidad y variedad de los productos; y, sobre todo, gracias a que no existen intermediarios, beneficios económicos tanto para productores como consumidores. 

 


«Su objetivo es mitigar las actuales dificultades económicas y de comercialización que enfrentan nuestros campesinos, a causa de la pandemia generada por el covid-19, brindando alternativas de comercialización y preventa de productos a domicilio»

explica César Carrillo, Director de Economía Rural y Abastecimiento Alimentario de Bogotá.


 

La iniciativa ha traído beneficios para todos. Promueve una venta garantizada para los campesinos, disminuye los riesgos de contagio y ofrece mejores precios para los consumidores. A la fecha han entregado más de 6.300 mercados a domicilio, lo que corresponde a cerca de 500 millones de pesos en ventas, dinero que va directamente para los productores.

 

En un nuevo esfuerzo por impulsar esta estrategia, se desarrolló  “La Mercatón Campesina”, maratón de mercados que conectó a los productores de la ruralidad bogotana y departamentos de la región central con clientes de la ciudad de Bogotá, a través de la plataforma tecnológica www.mercadoscampesinos.gov.co, con la finalidad de adquirir canastas de alimentos saludables por el valor de $100.000 pesos, comercializados directamente por asociaciones de productores rurales. La primera versión del evento tuvo lugar el pasado mes de agosto y se tiene planeada una segunda edición para este mes de octubre.

 

Además del componente social que ha llegado como valor agregado, esta iniciativa ha generado una reducción en la pérdida de alimentos. Al tener una preventa, los campesinos saben qué alimentos y de qué cantidad deben disponer para la entrega, garantizando que no tendrán que devolverse a sus casas con los excedentes. Esta reducción en las pérdidas y desperdicios de alimentos evita que los recursos naturales, la inversión económica y el tiempo de los campesinos, terminen en la basura.

Las pérdidas y desperdicios de alimentos en Colombia

El Departamento Nacional de Planeación (DNP) desarrolló un estudio en el año 2016 que permitió estimar que, de la oferta disponible de alimentos —unos 28,5 millones de toneladas anuales—, se pierde y desperdicia el 34,25 por ciento, correspondiente a 9,76 millones de toneladas cada año.

 

Las pérdidas originadas entre la etapa de producción y la comercialización al minorista corresponden al 63,8%. Esto se distribuye en la fase de producción, con el 40,5%; seguido del 19,8% en la fase de poscosecha y almacenamiento; y el 3,5% durante el procesamiento industrial.

 

El fenómeno de la pérdida y desperdicio de alimentos (PDA) resulta ser una paradoja, ya que los grupos de alimentos más afectados son los que aportan energía y nutrientes clave en la superación de la inseguridad alimentaria y nutricional como frutas y vegetales, raíces y tubérculos, cereales, cárnicos, legumbres, pescado y lácteos. De allí que estrategias como los mercados campesinos puedan disminuir la cantidad de alimento que se desperdicia anualmente en Colombia.

 

**Con información de la FAO

¡Suscríbete!

Y recibe primero una selección de los mejores contenidos y novedades de SEMANA RURAL. Nada de spam, promociones comerciales ni cosas aburridas.

Ingresa el correo que más utilices, gracias por ayudarnos
Al suscribirme, acepto los términos y condiciones y autorizo el tratamiento de mis datos personales conforme a las finalidades y demás condiciones descritas en la política de tratamiento de datos personales de SEMANA.





¡Comparte!



Foto de perfil del autor del comentario






Semana Rural. Un producto de Proyectos Semana S.A. financiado con el apoyo de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) a través del programa de Alianzas para la Reconciliación operado en Colombia por ACDI/VOCA. Los contenidos son responsabilidad de Proyectos Semana S.A. y no necesariamente reflejan las opiniones de USAID o del gobierno de Estados Unidos.