Minuto a minuto | Así transcurre el Paro Nacional en las regiones

mayo 12 de 2021

En medio del paro, Semana Rural les da voz a las zonas rurales de Colombia. Algunas marchan por primera vez, otras piden que se abran corredores humanitarios y algunas denuncian desabastecimiento e infiltrados en las marchas .

Minuto a minuto | Así transcurre el Paro Nacional en las regiones

| En este minuto a minuto le contamos lo que se vive en el país durante esta nueva jornada del Paro Nacional. | Por: Daniel Reina Romero


Por: SEMANA RURAL
SemanaRural

El ‘Kit de la Resistencia’
Karol Juliana Espinosa aprovechó el alcance de las redes sociales, específicamente de su cuenta de Twitter, para ayudar a la Primera Línea de Bucaramanga y Piedecuesta. Se inspiró en el trabajo de dos de sus amigas que, en Cali y a nivel nacional, reunieron insumos médicos y dinero para apoyar a los marchantes. “Siempre he sido partidaria de apoyar las marchas porque es un derecho constitucional, sobre todo cuando es con justa razón. Acompañé a los muchachos de la Primera línea y estaban muy desprotegidos”, cuenta Karol. Recuerda que, cuando habló con ellos, algunos le dijeron que no habían probado bocado antes de marchar. Decidió colaborar y fue a la plaza de mercado local para comprar algunos alimentos y, de paso, apoyar a los campesinos de Santander que llevan sus productos. Así creó el ‘Kit’ de la resistencia’, un combo que incluye varios elementos esenciales para quienes marchan: limonada de panela, bocadillo y sándwiches de queso para la energía, y leche y bicarbonato para la protección. No te imaginas la carita que hicieron cuando les entregué los kits —dice—. Algunos ni habían comido”.
 

Hasta la fecha, Karol entregó 70 kits y quiere entregar otros 100 en las siguientes marchas. Con el dinero que ha recibido, compró monogafas y máscaras de doble filtro para entregarle a algunos de la Primera Línea. Anhela obtener más recursos para seguir con su labor y también entregarles guantes y escudos. Quienes deseen ayudarle pueden escribir a su cuenta de Twitter, @julestww, o donar insumos médicos, artículos de protección o dinero.

 

 

El directorio del agrocolombiano

 

 

Yuca para el sancocho en Lejanías, Meta

 

El mercado campesino de Usme (Bogotá)

 

Arándanos dulces en Zipaquirá

 

Zuquinis amarillos y frescos 

 

Tómates larga vida y chonto (Iza, Boyacá)

 

Un mercado virtual para el sur del país

Debido a los bloqueos y las restricciones de movilidad, muchos campesinos no lograron vender sus productos. “Veíamos muchas noticias negativas que nos afectaron. El pueblo estaba en contra del mismo pueblo”, recuerda Johana Martínez. Ella y dos de sus amigos, Alexandra y Leonardo, crearon un grupo de WhatsApp para ayudar a los productores y mitigar el problema. El objetivo era recibir información sobre aquellos que necesitaran una ayuda extra para comercializar sus productos, sin importar en qué parte de Nariño se encontraran. Crearon el Mercado Campesino Nariñense, en Facebook e Instagram, y en tan solo tres días lograron más de 2.000 seguidores, y empezaron a recibir mensajes de agradecimiento y buenas noticias. Algunos lograron vender sus productos,  yotros ampliaron su red de contactos y buscaron qué más vender. “La problemática que estamos viviendo, ellos la han tenido por muchísimo tiempo. Actuamos sin esperar algo a cambio —dice—. Lo hacemos con la satisfacción de ayudar a los campesinos, para visibilizar su labor”. 

 

En este mercado hay una amplia oferta de frutas, verduras, hortalizas y otros alimentos de zonas como Ipiales, La Unión, La Cruz y veredas cercanas. En cada post encontrarán el nombre del productor o del campesino, su ubicación, el número de contacto y el producto con su respectiva imagen. 

 

Las plazas locales continúan con sus labores

Teófila Manrique lleva 25 años en la producción de tamales y hallacas. Vive en una finca a diez minutos de la plaza y cada domingo, sale a vender entre 60 hallacas y 50 tamales en su puesto en la plaza de Tauramena, Casanare. Respecto al Paro, el pasado fin de semana vio a algunos ciudadanos y jóvenes que marcharon cerca a la plaza local. Teófila los vio e incluso, los escuchó haciendo pedagogía sobre el porqué de las marchas. También cuenta que “el impacto más notorio es que han subido los precios de la comida, pero no ha sido mucho”. Para las hallacas y los tamales, compra entre $60.000 y $80.000 de promasa, alverjas, 10 libras arroz, carne de cerdo y alimento para los pollos que tiene en su finca. Doña Teófila y otros comerciantes venden sin ningún problema en la plaza de Tauramena.

Si está interesado en adquirir sus productos, puede llamar a los siguientes números. La oferta gastronómica es bastante amplia:
 

smiley

 


Productores de leche en Paipa se unen para apoyar a los campesinos

“El paro desnuda lo que ha pasado toda la vida, muestra la vulnerabilidad que siempre hemos tenido los productores”, dice Carolina Suárez, productora de leche en Paipa (Boyacá), “la falta de garantías para comercializar nuestros productos no es algo nuevo. Es un entorno que claro, se ve afectado por el paro, pero ha pasado siempre en la cadena de comercialización”. Los intermediarios, explica, son los que se benefician de todos los procesos: a los campesinos se les paga poco por su producto y al consumidor se le cobra caro. “El litro de leche que un consumidor paga en 2500, nosotros lo vendemos en 1100”, explica.

 

Es durante los bloqueos, cuando no recogen su leche que esa vulnerabilidad, que afecta sobre todo al productor y al consumidor, se destapa. “Solo se preguntan por el campesino durante el Paro, pero esas dificultades para vender nuestros productos, que nos llevan incluso a botar nuestras cosechas, pasan todo el tiempo—dice Carolina—. No hay quién defienda al pequeño o mediano productor frente a las empresas y eso es absurdo en un país con una vocación agropecuaria”. 

 

Por eso, con las carreteras cerradas y con mucha de su leche aún sin comercializar, Carolina y otros productores de Paipa han empezado a vender sus productos directamente al consumidor e incluso, como saben que el Paro afecta a cientos de personas, le han donado leche a los que más lo necesitan en el municipio. “Queremos vender, claro, pero tenemos que ayudar a la gente. Para nosotros no es rentable regalar la leche, pero nos estamos uniendo a la causa como podamos. Si hay alguna forma en la que podamos apoyar al paro, nos toca, así hacemos nuestro aporte”. Si quiere apoyar a estos productores a vender su leche, lo puede hacer en los siguientes números: 3125808081-3107511113-3118710676. 

 

smiley

Se estima que en el departamento de Boyacá hay, por lo menos, 300.000 litros de leche represados como consecuencia del paro nacional

©Ministerio de Agricultura cedida a SEMANA

 

Estos son los productos más costosos y los más baratos en Corabastos 

Según la central de abastos más grande del país, el abastecimiento continúa mejorando y de esa manera la tendencia al alza de muchos productos ha mermado. No obstante, hay productos que continúan escaseando y cuyos precios son más altos, como la carne, el plátano, el limón, el lulo, la maracuyá, la zanahoria, la  piña, la remolacha, la guayaba y la arracacha. 

 

Los cuatro más costosos son el limón, el lulo, la yuca  y la carne. Con respecto a este último producto, muchas famas de la capital se hallan cerradas o con una oferta muy limitada. Otros productos que subieron de precio son: mazorca, cuyo precio por bulto de 50 kilos pasó de $100.000 a $120.000; la curuba, cuya canastilla pasó de  $45.000 a $50.000, y el lulo, que subió de $150.000 a $180.000 por canastilla de 25 kilos.

 

Corabastos recomienda a los consumidores que, para ahorrar gastos, compren mango de azúcar, patilla, banano, mora de castilla, curuba, coco, naranja, ahuyama, ahuyamín, panela, repollo, pepino común, repollo, arroz frijol seco, lenteja, Arveja verde seca, enlatados y pastas alimenticias.

 

smiley

Según el Ministerio de Agricultura, los precios estarán volátiles durante toda la manifestación.

©Archivos Semana Rural

 

Piña para construir país en Lebrija (Santander)

Fabian Andrés Beltrán, de 20 años, es un productor de piña, en Lebrija (Santander). Él, como cientos de agricultores del país, cada vez siente más los problemas por los bloqueos  que  le impiden que venda sus productos, como el abandono por parte del Estado frente a los campesinos. “No alcanza ni para recuperar la inversión”, se le escucha decir al lado de un camión repleto de piñas, “prefiero regalarselas a mi pueblo de Lebrija, que ir a regalarsela a otro man allá (en la central de abastos)”.

 

Su reclamo, que hizo frente a la Alcaldía del municipio, se debe al abandono a los jóvenes campesinos. “Es triste que tenga que regalar mi cosecha… el insumo caro, la comercialización imposible”, dice Andrés, reclamando al Gobierno y la Alcaldía para que apoyen a los campesinos. Si quiere ayudar este productor, lo puede hacer  a través del siguiente número de teléfono: 3164574357.

 

 

La crisis del plátano y banano en Armenia

En Quindío cientos de cultivadores de plátano y banano se han quedado sin vender sus productos. Por este motivo, a espera de vender 40.000 kilos de banano y 100.000 de plátano que tienen estancados, estos productores necesitan ayuda. Si desea comprar lo puede hacer a través del siguiente número de teléfono: 3135344384. 15 kilos de plátano cuestan 15.000 pesos y 30 kilos de banano 40.000 pesos.

 

smiley

Miles de kilo de plátano están estancados en la ciudad.

©Archivo Semana Rural

 

¿Dónde comprarle a los productores en Boyacá?

El representante a la cámara por el Partido Verde, el boyacense Wilmer Leal Pérez, compartió por sus redes sociales cómo comprarle a productores en varios municipios del departamento de Boyacá. Acá puede encontrar la lista por ciudad así como la información de contacto: 

 

Lechetón para la comunidad

En Sogamoso (Boyacá) los productores convocan al Gran Lechetón, en el que esperan ayudar a los productores de la región a vender sus productos para así mitigar los impactos de los bloqueos en el marco del Paro Nacional. Habrá cinco puntos de venta en toda la ciudad: la calle 1 con carrera 14; barrio Magdalena; Coliseo Alfonso Patiño Roselli; Plaza 6 de Septiembre; y el barrio Los Libertadores sobre la carrera 26. Cada litro de leche tendrá un costo de 1.000 pesos. En Suesca (Cundinamarca), varios productores están donando leche para evitar que 2 mil litros se pierdan por los bloqueos. Si quiere ayudar con esta causa puede llamar al 3005015629

 

smiley

©Archivo Semana Rural

 

Los plataneros del Urabá 

En el Urabá antioqueño las vías de acceso, desde Medellín y Montería, están cerradas. La báscula de Río Grande, en Turbo, donde pesan los camiones que salen para el mercado nacional fue incendiada, generando miedo en los transportadores. Mientras tanto, los trabajadores de las fincas de plátano y banano no pueden ir a trabajar por los bloqueos.“Estamos en medio de la incertidumbre y no sabemos qué hacer. Solo el 15 por ciento del plátano que sale de la región es el que abastece la zona. Ahora nos preguntamos qué hacer con el restante si no lo podemos comercializar ni en el mercado interno, ni en el exterior donde las ventas también han bajado. —dice Juan Esteban Estrada, agricultor de la región—El plátano se va a tener que ir para compostaje, donde pagan muy mal”. 

 

Con el paso de los días, el paro se agudiza aún más y las opiniones de los productores de la región cambian rápidamente. Unos días apoyan el Paro y otros temen por la situación económica de sus familias. “¿Cómo vamos a vivir cómo agricultores si vivimos del día a día? De lo que podamos sacar en nuestro trabajo diario. Por una semana que no saquemos el producto, no podemos comer”, dijo Estrada, quien le pide al Gobierno Nacional y al Departamento de Antioquia que se haga un llamado al diálogo, pues la situación es casi insostenible. “Si esto sigue así vamos a sufrir mucho más”, concluyó.

 

 

sad

En este video se puede ver cómo varias personas, sin identificar, queman la báscula de Río Grande, en Turbo.

Cedido por Juan Esteban Estrada

Mi primera marcha en San José del Guaviare

Eran las 6:30 de la tarde del 5 de mayo cuando Andrea Perdomo salió de su casa, en San José del Guaviare, para protestar por primera vez. A pesar de estar en condición de discapacidad desde que era bebé, le dijo a sus hermanos, con algo de nervios, que quería salir a las calles con la gente. Se puso su camiseta de la Selección Colombia, agarró una olla, una cuchara, alistó su silla de ruedas y se fue a marchar.

 

En San José del Guaviare, a diferencia de lo que ha ocurrido a nivel nacional, la situación de orden público ha estado tranquila. En esta región, por muchos años zona roja, los jóvenes han tomado la vocería y se han fortalecido los liderazgos. Hoy la juventud exige un cambio. “No te quieres quedar quieta, quieres ser parte de la transformación del país”, explica Andrea.

 

smiley

En la foto se ve a Andrea durante las manifestaciones en San José. Fue su primer marcha.

©KATIA HERRERA

 

Para ella, hacerle frente a lo imposible no es algo nuevo. Fue una bebé prematura y tenía 8 meses cuando decidió salir de la barriga de su madre, sin preguntarle a nadie. En ese momento, por negligencia médica, los doctores del Hospital de San José de Guaviare no la metieron a la incubadora, y, por la falta de oxígeno, su pronóstico no era el mejor. Según los doctores su expectativa de vida era de tan solo un mes. “Si fuera por los médicos yo no me podría mover”, cuenta. 

 

Con 26 años, su vida ha superado todas las expectativas. Aunque no tiene toda la movilidad en sus dos piernas, nada ha podido detenerla. Ese 5 de mayo, el fervor popular  y las ganas de ser parte de el Paro la llevaron a marchar. “Agarré todo el valor que tenía y me atreví a alzar la voz. Tumbaron la tributaria, pero tiene que haber una voluntad real de diálogo”, dice. Incluso su mamá, quien siempre la ha protegido, tuvo que aceptar que marchara a la brava. “Me llamó preocupada, y nosotros ya estábamos en el parque”, cuenta entre risas.

 

Hoy, mientras San José empieza a sentir los estragos de los bloqueos: escasez de gas, gasolina, algunos alimentos y hasta bienes básicos de consumo, a Andrea no le preocupa del todo. “Nosotros somos productores. Si comemos solo yuca o plátano, pues eso comemos”, dice, mientras reconoce que la situación puede ser peor si  el gas no entra y las personas se quedan sin qué cocinar. Su voz, como la de cientos de habitantes de San José, se suma al paro con la convicción de que el cambio es posible y deben hacerse sentir. “Salí ayer, pero si me toca salir hoy, me toca salir mañana, lo volveré a hacer”.

 

smiley

En la foto se ven a varios de los manifestante durante el plantón realizado en esta ciudad.

Cedida por Andrea Perdomo

 

En Gachancipá, las flores no pueden pasar ni en bicicleta. Ya hay desabastecimiento

“Desde esta mañana, las personas que están generando los bloqueos no dejan pasar al personal de las empresas de flores que iban caminando y en bicicleta. También cerraron vías internas”, dice Karen Milena León, alcaldesa de Gachancipá. Según cuenta, hay un foco de personas externas al municipio que se han hecho sentir por medio de la intimidación y la violencia. Armados con bombas molotov, palos y otros objetos, estas personas están exigiendo dinero a quienes necesitan ingresar al casco urbano del municipio.

 

“Ellos no forman parte de Gachancipá ni del sentir de la marcha pacífica que han desarrollado jóvenes del municipio y transportadores”, dice León. Los bloqueos están generando desabastecimiento en todas las tiendas del municipio, pues los camiones que las proveen no pueden ingresar. Muchos comerciantes apoyan el paro, pero no el bloqueo total. Hoy los manifestantes quemaron la bicicleta de un habitante que necesitaba ir a trabajar. “Prácticamente lo devolvieron a su casa”, cuenta la alcaldesa.  

 

 

sad

Este video grabado por la alcaldesa muestra cómo está el paso por Gachancipá.

En Putumayo las vías están cerradas, pero ambulancias y suministro de oxígeno pueden transitar

Varias carreteras del departamento están bloqueadas, tanto en el Bajo Putumayo como del Alto Putumayo. La mayoría de manifestaciones son encabezadas por la Guardia Indígena y han transcurrido con tranquilidad. Sin embargo, los bloqueos impiden el paso de vehículos y camiones. Solo pueden transitar ambulancias, vehículos que transporten oxígeno y campesinos que comercializan sus productos en las ciudades principales: Mocoa y Puerto Asís. El 5 de mayo en la noche se presentó un enfrentamiento con el Esmad en la capital. Varios jóvenes denunciaron que fueron atacados a piedra por miembros del escuadrón y registraron los hechos en video.

 

 

sad

En este video se ve  el enfrentamiento entre las comunidades y los miembros del ESMAD.

Cedido

 

La leche de Ubaté se pierde. Abren mercados campesinos en el municipio

“No hemos podido sacar la leche. La están botando en las alcantarillas y las tomas de agua. Esto no está nada fácil”, dice el alcalde de Ubaté, Jaime Torres Suárez. Pensando en los productores, que están perdiendo leche, frutas, verduras, papa y otros alimentos, Ubaté abrirá este viernes 7 de mayo un mercado campesino, con el lema 'Ubatense compra ubatense',  en el Parque Ricaurte del municipio. Allí se acondicionarán puestos con mobiliario para que los agricultores vendan sus productos. 

 

 

sad

Varios produtores han tenido que botar su leche pues no tienen cómo sacarla de Ubaté

Cedido

 

El miedo por el desabastecimiento en Mitú

Según Emilia Cárdenas, antropóloga de la ONG sinergias, la ubicación geográfica del Vaupés, así como los problemas de conectividad en la zona, hacen que todo llegue tarde a su capital, Mitú. El Paro Nacional, por consiguiente, empezó unos días después. En la noche del 5 de mayo, en el casco urbano del municipio, varios líderes sociales e indígenas se reunieron en una velatón por la violencia que ha vivido el país en medio del Paro Nacional. “El temor que existe acá, es que a pesar de que el Paro no se ha sentido tanto, los bloqueos a nivel nacional terminen generando desabastecimiento y acrecentando la zozobra que ha habido en la región”, dice Cárdenas. En Mitú, hace un par de semanas, casi toda la ciudad estuvo sin energía por 7 días. Este hecho, además del nuevo pico de la pandemia y la posible presencia de la cepa brasileña del virus—que es más contagiosa—, genera incertidumbre en la mayoría de  habitantes del municipio

 

smiley

En la imagen se ve la velatón realizada en la noche del 5 de mayo.

Foto cedida

 

En Meta escasea el gas y la gasolina

Los bloqueos en las carreteras del Meta han impedido que se suministre gas en varias zonas del departamento. La empresa de servicios públicos Llanogas emitió un comunicado en el que informa que, “los vehículos que hacen parte del esquema de abastecimiento de gas comprimido no han podido transitar para abastecer los siguientes municipios: Puerto Gaitán, Puerto López, Cabuyaro, San Carlos de Guaroa, Cubarral, El Dorado, El Castillo, San Juan de Arama, Puerto Lleras, Puerto Rico, Puerto Concordia y San José del Guaviare”.  La empresa pidió a las 115 mil personas afectadas de estos municipios que hagan uso racional del gas.En Meta también se registra escasez de gasolina en varios municipios, entre los que se cuentan Mesetas, Granada, Lejanías, Algeciras y El Castillo. 

 

 

Bloqueos en Cundinamarca

Según la Secretaría de Movilidad de Cundinamarca, 16 municipios en el departamento tienen su movilidad afectada en varios puntos. Lugares como Madrid, donde las protestas han sido acompañadas masivamente, presentan cierres totales en las vías que lo conectan con Facatativá y Bogotá. Así mismo, en Tocancipá, donde se encuentran varios manifestantes y transportadores en el kilómetro 26 que separa dicha ciudad con Bogotá. En la siguiente tabla puede encontrar el reporte de dicho departamento sobre el estado de las vías, con corte a las 11 de la mañana.

 

smiley

©Gobernación de Cundinamarca

 

Sesquilé, bloqueo total en  la vía Bogotá-Tunja-Sogamoso

Este 6 de mayo, la vía Bogotá-Tunja-Sogamoso, a la altura de La Playa, en el municipio de Sesquilé, amaneció bloqueada por completo. Durante toda la mañana, el alcalde de la población, Héctor Orlando Díaz, se reunió con un comité de derechos humanos para establecer una mesa de diálogo con los manifestantes, varios de los cuales no son del municipio. Algunos de ellos, han denunciado los habitantes, están cobrando para dar paso por la vía a los transeúntes. La mayoría de habitantes resolvieron devolverse ante la presencia de extraños en la manifestación. 

 

smiley

©Semana

 

Desabastecimiento en en el país

A medida que ha avanzado la movilización social, los pasos cerrados han permitido el flujo intermitente del vehículos, lo cual tranquiliza un poco a los productores. Según dijo el ministro de Agricultura y Desarrollo Rural, Rodolfo Zea, en Caracol Radio, luego de hacer un barrido por las diferentes centrales de abasto del país, “solo llegó el 50 por ciento de los vehículos que llegan normalmente". A pesar de esto, de acuerdo con la denuncia de varios mayoristas, los precios se han visto golpeados por los bloqueos y los cierres. De seguir el paro, continuarán subiendo. “Hoy el derecho a la protesta no debe interferir con la salud y el derecho a la vida de las personas. Cuando se interrumpe la cadena de abastecimiento y la seguridad alimentaria se vulnera la salud y la vida de los colombianos”, dijo el Ministro.

 

Los transportadores del Valle de Tenza se suman al paro

 

 

¡Suscríbete!

Y recibe primero una selección de los mejores contenidos y novedades de SEMANA RURAL. Nada de spam, promociones comerciales ni cosas aburridas.

Ingresa el correo que más utilices, gracias por ayudarnos
Al suscribirme, acepto los términos y condiciones y autorizo el tratamiento de mis datos personales conforme a las finalidades y demás condiciones descritas en la política de tratamiento de datos personales de SEMANA.





¡Comparte!



Foto de perfil del autor del comentario






Semana Rural. Un producto de Proyectos Semana S.A. financiado con el apoyo de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) a través del programa de Alianzas para la Reconciliación operado en Colombia por ACDI/VOCA. Los contenidos son responsabilidad de Proyectos Semana S.A. y no necesariamente reflejan las opiniones de USAID o del gobierno de Estados Unidos.