Así va el plan del Gobierno para hacer del turismo el ‘nuevo petróleo’

noviembre 15 de 2018

Aunque la versión final del plan sectorial de turismo no ha salido a la luz pública, esto es lo que se sabe sobre la visión del Gobierno de convertir al sector en el eje central de la economía colombiana.

Así va el plan del Gobierno para hacer del turismo el ‘nuevo petróleo’

| Paisaje del desierto de la Tatacoa. Colombia está en la posición 62 entre 136 países que están en el Índice de Competitividad de Turismo de 2017. | Por: Juan Carlos Sierra


Por: Ángela Palacios
AngelaPalaciosG

 

El Gobierno considera al turismo como ‘el nuevo petróleo’, pero ¿qué tan cierto es y qué tan explorado está el sector? En 2017, el aporte del turismo al PIB nacional fue de apenas el 1,2 por ciento (comercio, restaurantes y hoteles), una cifra del DANE que está muy por debajo de los sectores agropecuario (4,9 por ciento) y financiero (3,8 por ciento).  Todo indica que para hacer de ese eslogan una realidad, la inversión y formalización en el sector debe ser mucho más contundente. Por ahora, el turismo no despega.

Las regiones que antes vivían el conflicto están en un proceso de apertura, el número de viajeros nacionales e internacionales sigue en aumento y, basado en esos buenos síntomas, el Gobierno está proponiendo acciones concretas para el crecimiento del turismo en los próximos años, de ahí nace el Plan Sectorial de Turismo 2018 – 2022 ‘Por un turismo que construye país’.

Aunque no se conoce la versión final del documento, ya son varios los datos que vaticinan la dimensión del aporte que quiere generarle al turismo en Colombia. Es un plan ambicioso que busca “emprender acciones estratégicas que solucionen a largo y mediano plazo, los problemas que enfrenta el sector turismo, que van desde una infraestructura insuficiente para responder a los requerimientos del mercado, hasta la inestabilidad fiscal y jurídica que desincentiva la confianza inversionista", explica el documento.

Una de las grandes apuestas de esta política pública es aumentar las entradas de turistas extranjeros para el 2022, que pasarían de 3 millones (cifra de 2017) a 6 millones. También se calcula que los empleos directos e indirectos generados por el sector asciendan a por lo menos 2 millones, que los hoteles tengan un promedio de 62 por ciento de ocupación, aumente la frecuencia de vuelos nacionales e internacionales, existan zonas turísticas especiales y se impulse la capacitación para guías, a quienes hoy les cuesta certificarse por la falta de oferta educativa de calidad. Se espera que la suma de estas acciones cuadruplique el aporte del turismo al PIB y llegue al 5,7 por ciento en cuatro años.

 

El turismo en la ruralidad

Parte de los retos del Plan es llevar el negocio del turismo a sectores rurales que no tienen experiencia en el sector, al respecto el Viceministro Juan Pablo Franky le dijo a SEMANA RURAL que "se desarrollará una estrategia de fortalecimiento de la competitividad y promoción de los productos y servicios turísticos especificamente en el campo colombiano. La meta es facilitar sus condiciones de accesibilidad, infraestructura, desarrollo empresarial y comercialización. El desarrollo del turismo comunitario, con énfasis en nuevos territorios turísticos con alta vocación turística, es otra oportunidad que este Plan brinda a estas zonas.

 

 

Los 6 pilares que apalancan el Plan Sectorial de Turismo

Para lograr esas cifras, el Plan propone implementar 6 líneas estratégicas, 30 variables y 200 acciones enfocadas en el turismo así:
 

I.

 

PREPARAR A LOS DESTINOS 

(Gestión integral de destinos para la productividad del sector)

Tiene que ver con “la administración de actividades, recursos y actores involucrados en el desarrollo turístico de un territorio, a través de la definición y ejecución de políticas y medidas pertinentes, que tengan efecto en la demanda y la oferta, garantizando la sostenibilidad de la actividad turística en el destino”, promete el Plan.

Este punto propone crear zonas especiales turísticas en Colombia e incluir el turismo en los planes de ordenamiento territorial, trabajar por la sostenibilidad y la preservación de la diversidad cultural y natural y reforzar la gobernanza de las entidades del sector, para que estas se articulen con las políticas nacionales y regionales.

Según el Foro Económico Mundial 2018, ocuparse de estos factores es fundamental para alcanzar altos niveles de sofisticación y desarrollo productivo en las regiones.

¿De dónde saldrá la plata?

Habrá un plan de inversiones a largo plazo para el desarrollo de la infraestructura, la tecnología y la promoción turística, se asegurará que los impuestos fiscales y parafiscales con fines turísticos se entreguen en su totalidad y se inviertan satisfactoriamente. Además, se fortalecerán los mecanismos y herramientas de recaudo, administración, control y ejecución del impuesto al Turismo.

El presupuesto únicamente lo recibirán las regiones que tengan un plan de desarrollo turístico vinculado al Plan Regional de Desarrollo y a los Planes de Ordenamiento Territorial; a quienes cuenten con niveles básicos de calidad en su oferta y posean la capacidad para destinar recursos al cofinanciamiento de proyectos de promoción y competitividad turística.

El Viceministro de Turismo Juan Pablo Franky ha insistido que hay que trabajar por mejorar la calidad e invitar a los grandes protagonistas del turismo mundial, para que vean a Colombia como un país donde pueden tener operaciones.
 

El país cuenta con 86 programas de educación en turismo, de los cuales 26 son profesionales y solo 6 están acreditados. ©DANNA DONCEL


 



6 millones para 2022


es el número de turistas extranjeros que espera atraer el Gobierno con este plan.
 

II.

QUE NO LE FALTE NADA AL TURISTA

(Mejor infraestructura y conectividad)

Uno de los grandes rezagos del turismo en las regiones es la infraestructura, que no es suficientemente robusta para atender la demanda de turistas que hay. Esto exige una inversión considerable si se quieren mejorar sus estándares de calidad.

Aquí, el Plan sugiere “aumentar la inversión extranjera, diversificar las fuentes de financiamiento para la construcción de obras en el sector, desarrollar megaproyectos mediante la creación de incentivos para atraer hoteles y parques temáticos de talla mundial, aumentar la conectividad, simplificar las cargas e impuestos aeroportuarios, construir infraestructura turística sostenible para complementar la prestación de servicios y fortalecer los productos turísticos de alto valor”.

La infraestructura debe ser amigable con el medio ambiente, es decir, que todas las obras se realicen basadas en las necesidades y características de los territorios, “buscando el aprovechamiento de estas por parte del turista y el beneficio socioeconómico para las poblaciones locales”, asegura el Plan.

El negocio del turismo está creciendo y la gente está viajando. Según el Informe de Competitividad de Viajes y Turismo del Foro Económico Mundial, se espera que para el año 2030 viajen alrededor de 1.800 millones de turistas internacionales, por lo que apostarle a la infraestructura le permitirá al país responder a esa expansión del mercado turístico, ser competitivo y más productivo.

Chile es un ejemplo de cómo un país latinoamericano, similar a Colombia, se supo adaptar a las condiciones de un mercado en crecimiento. Impulsó con fuerza el transporte férreo y acondicionó puertos y servicios de carga, amplió las redes de energía y se preocupó por elevar los niveles de agua potable. Esto le permitió expandier sus ventajas comparativas y aumentar su participación en el mercado mundial del sector frutícola, un esfuerzo que reconocen organizaciones como la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL)

Con la idea de obtener resultados como los de Chile, el Plan Sectorial propone aumentar la inversión pública en infraestructura turística y en conectividad aérea, marítima y terrestre, que debe ir de la mano con mayor cobertura de servicios públicos. También disminuirá el tedioso trámite de licencias y permisos y los costos y tasas de impuestos que impiden el desarrollo del sector, un karma que padecen casi todos los renglones de la economía en Colombia.

Además, se consolidará una estrategia de turismo de alto valor y lo catalogará en cuatro ejes:

TURISMO CULTURAL

TURISMO DE NATURALEZA

TURISMO DE SALUD 

TURISMO DE REUNIONES


La Organización Mundial de Turismo ha insistido en que una de las nuevas tendencias mundiales del sector es la búsqueda de la autenticidad en los productos turísticos; ahora, los viajeros buscan destinos exclusivos, llegar a sitios donde pocos pueden acceder, lugares exóticos e inexplorados y lejos de las grandes propuestas de turismo masivo. Colombia lleva las de ganar en este punto, pues además de ser el segundo país más biodiverso del mundo después de Brasil, empieza a descubrir destinos que estaban ocultos por el conflicto.

 

Hoy a informalidad en Colombia representa el 40 por ciento. Esta cifra es uno de los indicadores que quiere disminuir el Gobierno con este plan. © PROCOLOMBIA


 



5,7 % del PIB


son los ingresos que se espera aporten el turismo para 2022

 

III.

FORMAR A PROFESIONALES DEL TURISMO

(Educación para el turismo con altos estándares internacionales)

Para convertir a Colombia en un destino de clase mundial es necesario que quienes hagan parte del sector sean en su mayoría profesionales, por lo que esta línea propone capacitar en un segundo idioma a los operadores, guías y demás operadores relacionados con el sector, a través del programa online ‘Inglés para el Turismo’, que beneficiará a 5 mil usuarios. Según el Viceministro Franky, las plataformas tecnológicas serán los aliados de la transformación de la industria.

Además, busca promover la acreditación de alta calidad en los programas de turismo de las regiones y regular a las universidades o instituciones 'de garaje' que ofrecen programas alrededor del tema.

El Foro Económico Mundial 2017 destacó que, a pesar de que la industria turística es un gran generador de riqueza, podría verse afectada por la falta de personal capacitado, poniendo en juego casi 14 millones de puestos de trabajo si no se gestiona adecuadamente.

Para potencializar y generar una mayor cultura turística, se creó el programa Colegios Amigos del Turismo (CAT), que integra a instituciones de educación primaria, secundaria, técnica vocacional o normalista, que se comprometen a liderar proyectos de formación en turismo para sus alumnos.

 


«Me complace ver que en el borrador del Plan Sectorial de Turismo se haga énfasis en el fortalecimiento del programa con el Sena, aumentar las becas y la inmersión en bilingüismo para profesores. Pero es importante que se incorpore la capacitación en servicio, en conocimiento de geografía nacional y local, de la flora y fauna, del patrimonio cultural, de las posibilidades de productos, para evitar situaciones como la de tener bilingües sin contenido ni vocación»

 

MARIA CLAUDIA LACOUTURE, Directora Ejecutiva AmCham Colombia y exministra de Comercio, Industria y Turismo de Colombia


 


A pesar de algunos vacíos del Plan Sectorial,  un objetivo que sí está en marcha es hacer que la educación en turismo llegue a los habitantes de zonas rurales, pues son cada vez los visitantes interesados en conocer estos lugares.

 

Actualmente, Colombia cuenta con 83 aeropuerto, 9 de ellos tienen rutas internacionales. ©JUAN CASTAÑEDA 


 

IV.

LA CARRERA POR LA FORMALIZACIÓN
(Emprendimiento, formalización y productividad)

Colombia no será potencia turística si no ataca la informalidad, por eso la idea es facilitar el emprendimiento y el desarrollo empresarial, aumentar las fuentes de financiamiento para crear empleo y de negocios turísticos formales y simplificando y reduciendo los trámites del Registro Nacional de Turismo (RNT) para incentivar a las empresas que prestan servicios de manera informal a incluirse en este registro. Este último estará acompañado de cursos virtuales de legislación y formalización y expedición del manual de buenas prácticas.

Las autoridades nacionales prometen atacar los focos de informalidad en Playa Blanca, Barú, El Rodadero, San Andrés, entre otras playas críticas.

La meta es certificar a 2.500 prestadores de servicios turísticos en normas de sostenibilidad o calidad, aumentar a 30 los destinos certificados en Sostenibilidad Turística, potenciar la integración de actividades culturales para el desarrollo del ‘Turismo Naranja’ (o cultural), y crear la primera guía turística gastronómica de Colombia virtual.

 

Para 2017 la ocupación hotelera en Colombia era de 56,2 por ciento. © CÉSAR GARCÍA GARZÓN 


 

V.

MARKETING Y MÁS MARKETING

(Información y promoción eficiente para la productividad)

Los destinos en Colombia necesitan un empujón en mercadeo. Para fortalecer la promoción de destinos y productos, el Plan Sectorial de Turismo propone generar campañas de divulgación que promuevan los atractivos propios de las regiones y respondan a las tendencias turísticas mundiales. Este componente integra acciones avanzadas de marketing digital y big data, para mapear los clientes potenciales y llegar a nuevos mercados.

VI.

COLOMBIA TAMBIÉN PARA LOS COLOMBIANOS

(Impulso al turismo interno)

Esta línea pretende aumentar el potencial del sector de los destinos nacionales con un enfoque especial en el desarrollo inclusivo y sostenible. "Esto implica que haya una mayor distribución del ingreso nacional y una mayor identidad, brindando a los colombianos la oportunidad de conocer su territorio, así como sus tradiciones y costumbres”, promete el Plan. Entre las prioridades está la de hacer que el turismo sea accesible para la población con necesidades especiales, para comunidades locales y adultos mayores.
 


«La gran motivación que hay para los nuevos emprendimientos, la innovación, la sostenibilidad del medioambiente, los espacios y la accesibilidad para el turismo, hacen que los departamentos en Colombia se afiancen, crezcan y se posicionen como grandes destinos turísticos»

 

GUSTAVO ADOLFO JIMÉNEZ, director de turismo Meta


.

Turismo comunitario

Los líderes en turismo comunitario necesitan formación complementaria, la idea es consolidar 52 iniciativas para impulsar el turismo en las regiones. Una manera de hacerlo es impulsar la asistencia técnica para generar emprendimientos a partir de prácticas culturales. La promesa es promover y comercializar esas iniciativas en la páginas web y con material publicitario.

 


«Alcanzar un turismo que coloque a las comunidades en el centro del desarrollo, es al mismo tiempo, un turismo que fortalece económica y socialmente el territorio donde se desarrolla»

 Plan Sectorial de Turismo.


 

Seguridad para el turista

La seguridad es determinante para que un colombiano o extranjero elija un destino, por eso el Plan Sectorial propone aumentar los policías de turismo, consolidar comités departamentales y consejos nacionales de seguridad turística, crear una línea de atención al turista y apps que la complementen. Asímismo, aumentar la cantidad de rutas seguras y controlar las practicas informales e ilegales que se presenten de diferentes lugares.

El borrador del Plan Sectorial de Turismo está en la puerta del horno, según fuentes del viceministerio se espera que para diciembre esté listo el texto definitivo. La importancia del plan tiene que ver también con los retos del sector y, en ese contexto, es llamativo el resultado, pues es producto de la construcción conjunta entre autoridades regionales de turismo, gremios, academia entidades del Gobierno nacional como la Comisión de Ordenamiento Territorial, el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo, el Ministerio de Ambiente, Parques Nacionales Naturales, el Instituto Von Humboldt y distritos especiales. Es la apuesta más ambiciosa que se ha hecho sobre turismo en Colombia, un sector que el gobierno Duque ha bautizado como el 'nuevo pertóleo' y que también se juega su futuro como actor dentro de la economía colombiana. El reto está servido.

 


POR: Ángela Palacios | Periodista de turismo
@AngelaPalaciosG


 

¡Suscríbete!

Y recibe primero una selección de los mejores contenidos y novedades de SEMANA RURAL. Nada de spam, promociones comerciales ni cosas aburridas.

Ingresa el correo que más utilices, gracias por ayudarnos




¡Comparte!



Foto de perfil del autor del comentario






Semana Rural. Un producto de Proyectos Semana S.A. financiado con el apoyo de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) a través del programa de Alianzas para la Reconciliación operado en Colombia por ACDI/VOCA. Los contenidos son responsabilidad de Proyectos Semana S.A. y no necesariamente reflejan las opiniones de USAID o del gobierno de Estados Unidos.