Protestas, renuncias y cese de actividades: la dura realidad de hospitales en varias regiones del país

abril 21 de 2020

Este es el panorama de centros hospitalarios de Amazonas, Chocó y Urabá, donde el personal denuncia falta de condiciones de seguridad, demoras en los pagos y falta de equipos y medicamentos.

Protestas, renuncias y cese de actividades: la dura realidad de hospitales en varias regiones del país

| El pasado sábado varias agremiaciones médicas, centrales obreras y sindicatos exigieron medidas para la seguridad en su trabajo y remuneraciones justas. | Por: Archivo Semana


Por: Tannia Ardila
@tanniamarcela1

 

Varios municipios se encuentran hoy sin el servicio médico, pues debido a la falta de garantías en temas de bioseguridad,  pago de salarios del personal y falta de infraestructura las operaciones en los hospitales de varios departamentos han disminuido.

 

Los casos de covid-19, que inicialmente se concentraban solo en las ciudades, se están presentando en los municipios y departamentos más alejados. Según el último informe del Ministerio de Salud, en el Amazonas ya se presentan cuatro casos; en San Andrés seis; en el Chocó ocho, y  en la Guajira dos.

 

Pese a que el número de casos es bajo, lo que más preocupa es que la curva de contagios aumente rápidamente sin que haya mecanismos que permitan controlarlo. A esto se suma la falta la falta de servicios públicos y alimentos,  la mayor preocupación en los municipios.

 

Uno de los casos más recientes ocurrió este lunes 20 de abril cuando renunciaron 32 médicos contratistas que trabajaban en el hospital San Rafael de Leticia (Amazonas). A través de un comunicado anunciaron la renuncia de médicos generales y especialistas. La misiva se hizo efectiva a las siete de la noche. 

 

 

«El hospital debe ser cerrado en la mayoría de sus servicios por cuanto se han presentado cinco casos positivos para el nuevo coronavirus y, por lo tanto, el personal debe entrar en cuarentena y por eso se limitan los servicios»

Carolina Córdoba, secretaria del Interior de la Gobernación del Chocó

 

 

Entre las razones que dio el personal de salud para tomar la decisión se cuentan:  falta de una ruta clara para atender los posibles casos de coronavirus, equipos insuficientes y falta de medicamentos necesarios para hacer frente a la enfermedad. La muerte de un paciente masculino de 56 años este domingo, debido a un posible contagio de coronavirus, fue el detonante de la decisión. 

 

Según datos del Instituto Nacional de Salud, las personas que registran como  afectadas en el Amazonas son tres mujeres de 16, 41 y 47 años de edad y un hombre de 26. Todos residen en Leticia y se encuentran en sus casas. La gravedad de sus síntomas son leves. La mayoría tuvo síntomas el 11 y 12 de abril y hasta el sábado 18 fueron diagnosticados.  Aún no se tiene registro oficial de la muerte de un paciente por coronavirus en esta región.

 

Hasta el momento el hospital no ha dado declaraciones respecto a lo que sucederá con el funcionamiento de sus instalaciones o cómo se atenderán los casos de coronavirus si se agravan los pacientes que por el momento están en sus casas. Por medio de redes sociales se han visto mensajes donde se anuncia la búsqueda de personal médico para el hospital. Roberto Sierra, gerente del hospital, confirmó que sí se está solicitando personal.

 

 

 Las cinco enfermeras contagiadas con coronavirus en el Hospital Francisco de Asis se encuentran en cuarentena dentro de sus casas en Quibdó  ©Matts Olsson

 

Así mismo, en  Chocó la situación empeora luego de que este sábado el único hospital de segundo nivel, el San Francisco de Asís, restringió sus servicios.  Según fue anunciado por el hospital sólo se atenderían casos de urgencias. Sin embargo líderes de la zona aseguran que el centro médico está cerrado.

 

Carolina Córdoba, secretaria del Interior de la Gobernación del Chocó, dijo que “El hospital debe ser cerrado en la mayoría de sus servicios por cuanto se han presentado cinco casos positivos para el nuevo coronavirus y, por lo tanto, el personal debe entrar en cuarentena y por eso se limitan los servicios”

 

En el caso de Chocó están diagnosticadas seis mujeres y un hombre. Sus edades están entre los 24 y los 49 años de edad. Cinco de las mujeres son enfermeras de hospital San Francisco de Asís. Todas se encuentran en sus casas con un nivel de gravedad leve. Por otra parte, el hombre de 35 años está hospitalizado y su estado es grave. 

 

Según Luis Ernesto Olave, líder social en Chocó, este lunes se adelantó una reunión con la bancada Afro y el Ministerio del Interior en la que se anunció la instalación de un hospital de campaña. Sin embargo, no se precisaron fechas para el inicio del proyecto.

 

 

La falta de pago de personal médico es sólo uno de los problemas que afronta el hospital. Ni enfermeras ni doctores sienten que se les está garantizando las medidas de seguridad para atender pacientes.

 

Pero la demora en los pagos no es solo en  Chocó. Mientras en Leticia el personal médico renunciaba en Urabá  protestaban. Es la segunda manifestación en menos de una semana, los médicos se quejan por el atraso de tres meses de salario. Se trata de la Clínica Apartadó, un centro de salud privado que atiende a aproximadamente 22.000 usuarios de la EPS Medimás. Los médicos aseguran que les deben el pago de febrero, marzo y abril. Además, ni la IPS que los contrató ni la ARL les ha entregado indumentaria de protección.

 

El descontento generalizado del personal de la salud se manifestó en una carta enviada al presidente Duque y al ministro de salud, Fernando Ruiz el pasado viernes. Varias agremiaciones médicas, centrales obreras y sindicatos exigieron medidas para la seguridad en su trabajo y remuneraciones justas. 

 

Por el momento el Gobierno Nacional adelanta acciones para contrarrestar otras de las enfermedades que presentan en las regiones. Se destinaron algunas de las transferencias del Presupuesto de Gastos de funcionamiento del Ministerio de Salud para cofinanciar programas de prevención, control y eliminación de las enfermedades transmitidas por Vectores (ETV) como: dengue, chikunguña, zika o malaria.

 

Son más 31 mil millones de pesos que se girarán directamente al fondo de salud de los departamentos y distritos dentro de los siguientes 10 días hábiles.

 

¡Suscríbete!

Y recibe primero una selección de los mejores contenidos y novedades de SEMANA RURAL. Nada de spam, promociones comerciales ni cosas aburridas.

Ingresa el correo que más utilices, gracias por ayudarnos
Al suscribirme, acepto los términos y condiciones y autorizo el tratamiento de mis datos personales conforme a las finalidades y demás condiciones descritas en la política de tratamiento de datos personales de SEMANA.





¡Comparte!



Foto de perfil del autor del comentario






Semana Rural. Un producto de Proyectos Semana S.A. financiado con el apoyo de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) a través del programa de Alianzas para la Reconciliación operado en Colombia por ACDI/VOCA. Los contenidos son responsabilidad de Proyectos Semana S.A. y no necesariamente reflejan las opiniones de USAID o del gobierno de Estados Unidos.