¿Qué le espera a la Colombia rural en la presidencia de Iván Duque?

junio 18 de 2018

Colombia ya eligió presidente y, en cualquier caso, este nuevo periodo promete ser un punto de inflexión para el campo colombiano. ¿Qué piden desde las regiones y qué expectativas tendrán ahora con Iván Duque?.

¿Qué le espera a la Colombia rural en la presidencia de Iván Duque?

| La Colombia rural de Iván Duque tiene como objetivos principales la formalización del empleo en el campo y la llegada de los bienes públicos a las zonas rurales. Aunque tiene varias propuestas, su plan de Gobierno no desarrolla las estrategias para hacerlas realidad. | Por: León Darío Peláez / SEMANA


Por: SEMANA RURAL
SemanaRural

Colombia decidió. Con el 99% de mesas informadas y 10.370.478 votos, Iván Duque Márquez se posesionará como presidente de Colombia el próximo 7 de agosto. Gustavo Petro creció respecto a la segunda vuelta pero no le alcanzó, con 8.031.654 votos, deberá conformarse con una curul en el Senado.

Las elecciones más tranquilas en la historia de Colombia, como las calificó el registrador nacional Juan Carlos Galindo, terminaron en calma y se reportó normalidad en las regiones a través de nuestros corresponsales. La participación se ubicó en un 53% y fue prácticamente la misma que la primera vuelta presidencial.

 

Los resultados de hoy son históricos por varias razones: son las primeras elecciones con las Farc desmovilizadas, tendremos al presidente más joven en la historia y habrá por primera vez una mujer vicepresidente. En cifras, ambos candidatos obtuvieron votaciones sin precedentes, Duque como ganador con más de 10 millones de votos, y Petro como representante de la izquierda con un poco más de 8.
 


 TE PUEDE INTERESAR:  Así transcurrió la segunda vuelta presidencial en las regiones



Pero la importancia de estas elecciones está apenas por escribirse, pues uno de los retos más cruciales que afrontará el nuevo Presidente es el de encontrarse con una Colombia rural que está en un punto de inflexión por cuenta del posconflicto y de necesidades que no dan espera.

SEMANA RURAL le ofrece un analisis de los resultados en las regiones para pronosticar lo que le espera al campo y a las regiones más afectadas por el conflicto con este nuevo periodo del Centro Democrático en cabeza de Iván Duque:

Primero, las cifras:
 

TOTAL DE VOTOS
[ 99.94% mesas informadas ]

-Con relación a la primera vuelta, el dato que más llama la atención es el aumento de la votación de Gustavo Petro, que creció en 3.165 millones de votos, mientras Iván Duque sumó 2.770 millones de votos más.

-Otro fenómeno que llama la atención es la conquista de la región pacífica para Petro, pues el Valle del Cauca cambió su opción en la segunda vuelta.


 



La Colombia rural de Iván Duque tiene como objetivos principales la formalización del empleo en el campo y la llegada de los bienes públicos a las zonas rurales. Aunque tiene varias propuestas, su plan de Gobierno no desarrolla las estrategias para hacerlas realidad.

 

Algunos de los compromisos que plantea son:
 


 

- Dar estabilidad y seguridad al trabajo de los pequeños productores con créditos y seguros.
 

- Adelantar un programa de sostenibilidad ambiental en la pequeña y mediana minería y combatir la criminal.


- Dar 10 años de incentivos tributarios para inversiones productivas que generen empleos en el campo.


- Invertir al menos 50 % del presupuesto agrícola en bienes públicos como distritos de riego, vías e infraestructura digital.
 

- Modernizar y tecnificar el Ministerio de Agricultura, con enfoque agroindustrial, aprovechamiento de mercados internacionales y nuevas tecnologías.
 

- Garantizar la protección a la propiedad (titulación transparente) y el acceso a la tierra (tenencia de buena fe).
 

- Implementar la jornada única y la formación técnica en los últimos tres años de la educación media. Un cambio que necesariamente hará efecto en los bachilleres campesinos.
 

- Comprometer todas las actividades productivas con la protección del medioambiente.
 

- Articular la agroindustria con los pequeños productores.
 

- Modernizar las fuerzas de tarea para el control territorial, para enfrentar al ELN, al narcotráfico, las bacrim, las disidencias de las Farc, entre otros, que hacen presencia en su mayoría en zonas rurales.
 

- Continuar con la erradicación de cultivos ilícitos y hacer obligatoria la sustitución.


 

¿Qué espera el campo con Duque?
 

"Se tiene la idea que durante el gobierno de Duque vamos a tener un crecimiento agrícola importante impulsado por los apoyos y las exenciones de impuestos que se les otorgará a los grandes empresarios agro pecuarios y, muy secundariamente a los campesinos.

Esto podría lograrse si se nombran funcionarios capaces y se dispone de los recursos necesarios. Sin embargo, el gobierno tendrá que lidiar con el incremento de las importaciones agrícolas pactadas en los TLC que competirán con la producción nacional y deberá afrontar las enormes dificultades que tienen nuestros productores para penetrar los mercados internacionales.

De otro lado se prevé que Duque frenará la implementación del catastro multipropósito, no va a corregir la concentración de la tierra, no impulsará la restitución de los predios usurpados a los desplazados, ni la recuperación de baldíos que los particulares se han venido apropiando ilegalmente.

 

Que restablecerá las medidas punitivas para los cultivos ilícitos, que no apoyará la consolidación y expansión de las Zonas de Reserva Campesina y no negociará con el ELN. Si Duque procede de esta manera el mundo rural colombiano seguirá una peligrosa senda de deterioro de las relaciones sociales, la violencia se saldrá aún más de madre y gran parte de los habitantes del campo tendrán que vivir bajo el poder despótico de los actores armados.

¿Qué debería replantear Duque?

Debería llevar a cabo la Reforma Integral que se propone mínimamente saldar la deuda social con el campo. Tendrá que continuar decididamente con el catastro multipropósito para legalizar y normalizar los derechos de propiedad de los predios rurales. Deberá restituir las tierras usurpadas a los desplazados y devolvernos a los colombianos los humedales, páramos, ciénagas, playones, riveras y bosques que están siendo sistemáticamente deteriorados comprometiendo los recursos indispensables para la supervivencia de las ciudades.

Y por último tendrá que reducir el control territorial de los violentos y/o de los corruptos de vastas zonas del país en las cuales a la población civil se le priva de sus derechos fundamentales". 
 


 

Implementación del acuerdo de paz y posconflicto

Desde el departamento del Meta, Gonzalo Agudelo, profesor de la ESAP en Villavicencio y experto en políticas públicas, pronosticaba que en su departamento Duque volvería a ganar por una amplia diferencia.

Así fue, de los 29 municipios, el candidato del Centro Democrático solo perdió en La Uribe.

Señala como principal reto del gobierno Duque el de mantener lo que se ha avanzado hasta ahora en materia de implementación del Acuerdo de Paz. “Si bien es cierto la implementación no va al ritmo que se hubiera deseado, también lo es, que lo logrado hasta hoy, ha significado un cambio profundo en la vida de las comunidades que estuvieron desde siempre sometidas a la fuerza de las FARC por un lado y, a la estigmatización y el  olvido por parte del Estado”.


Agricultura y tierras

En los Montes de María, en Bolívar, el panorama para el desarrollo del agro gira en torno a una pregunta que plantea Amaranto Daniels, director del Observatorio de esta subregión en la Universidad de Cartagena: “¿Hasta dónde es posible que en el territorio puedan convivir la agroindustria de palma, de maderables, el tema minero-energético y la pequeña economía campesina?”.

El debate por el uso de la tierra y las fuentes de agua es hoy el origen de múltiples desencuentros entre campesinos e industriales en varios municipios de esta zona. Una de las premisas de Duque en su programa de gobierno es precisamente lograr la articulación de la agroindustria con los pequeños productores.

Daniels es escéptico con respecto al aterrizaje de esta idea en esta subregión: “El modelo de la palma está en cabeza de una firma en Montes de María que tiene toda la cadena de producción; mientras que la teca es un proyecto que por su naturaleza de 15 a 20 años de explotación, y por la extensión, es para grandes productores. ¿Cuál es la articulación ahí?”.
 

En Montes de María tienen como prioridad la consolidación de la economía campesina y la conservación de los recursos naturales.   / FOTO: Corporación Desarrollo Solidario.

 


Otra de las propuestas que manifestó Duque durante la campaña consiste en eliminar las nuevas instituciones del agro creadas a partir del Acuerdo de La Habana y compensar esto fortaleciendo el Ministerio de Agricultura. Para Daniels, sería un retroceso para el país acabar con estas entidades que apenas están en fase de arranque, “más aún cuando el Ministerio cada día tiene menos capacidad de hacer presencia en los territorios”.


¿Cambios en la economía?

El presidente electo propuso incentivos a la creación de unidades productivas para contratación, 10 años de incentivos tributarios e inversión del 50% del presupuesto del agro en bienes públicos (especialmente distritos de riego). También se comprometió a mejorar el mercado con múltiples propuestas, con temas específicos generar una campaña de compra colombiano, un acercamiento de la industria con pequeños productores.

Estas propuestas no cambian sustancialmente el actuar de los últimos presidentes en materia económica. Habrá que esperar soluciones específicas sobre cómo focalizar recursos en temas que puedan generar ingresos para los productores rurales. El politólogo y analista Santiago Londoño, de la Universidad Javeriana de Cali, explica que, si bien el sector rural demanda infraestructura y educación, también es necesario tener una hoja de ruta para la transformación, diversificación y generación de valor agregado en el campo.
 


Los retos en educación rural
JAVIER SERRANO R. | Mesa Nacional de Educaciones Rurales 


Los jóvenes se van del campo porque no quieren repetir la historia de sus padres. Más que buscar educación técnica agropecuaria para que se queden, la educación debe ofrecerles la formación necesaria para vivir mejor y aportar al desarrollo del país en cualquier contexto.

Eso significa atención adecuada en la primera infancia y condiciones para ingresar al sistema, permanecer y avanzar en él hasta la educación superior; alcanzar el pleno desarrollo de sus facultades y tener posibilidades de opción sobre su futuro.

Lo anterior significa atención en su entorno social durante la primera infancia y la básica primaria; posibilidades de albergue adecuado y seguro cuando se requiera a partir de la educación secundaria. Escuelas que, además de aprovechar los aprendizajes en el contexto, compensen sus carencias con instalaciones dignas y dotadas y maestros bien formados durante el año escolar completo; posibilidades de optar sobre su formación terciaria con una oferta diversa y que responda más a sus intereses que a los de las empresas de educación superior.
 


¿Qué se requiere para lograrlo? Asumir con coherencia y para todo el país la planeación territorial, lo que significa destinar los recursos que durante mucho tiempo se han negado; es decir, continuar y cerrar la discusión actual sobre los cambios necesarios en el Sistema General de Participaciones con decisiones técnicas que establezcan recursos acorde con las circunstancias regionales e incrementen los destinados a inversión.

Una buena guía es el documento de recomendaciones de la OCDE en eduación, que el Ministerio de Educación lanzará en julio. Al parecer allí reconocerán la necesidad de corregir la inequidad y harán referencia directa a la enorme desventaja de los territorios rurales. Es de esperar que el gobierno Duque y los legisladores hagan con esas recomendaciones más que un saludo a la bandera.

 

 

 

¡Suscríbete!

Y recibe primero una selección de los mejores contenidos y novedades de SEMANA RURAL. Nada de spam, promociones comerciales ni cosas aburridas.

Ingresa el correo que más utilices, gracias por ayudarnos




¡Comparte!



Foto de perfil del autor del comentario






Semana Rural. Un producto de Proyectos Semana S.A. financiado con el apoyo de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) a través del programa de Alianzas para la Reconciliación operado en Colombia por ACDI/VOCA. Los contenidos son responsabilidad de Proyectos Semana S.A. y no necesariamente reflejan las opiniones de USAID o del gobierno de Estados Unidos.