Estar 'melos', el sueño esquivo de la Comuna 13 de Medellín

julio 24 de 2018

La banda sonora de la Selección Colombia para el mundial de Rusia nació en uno de los barrios más populares y convulsionados de Medellín. El éxito viral lleva consigo un ideal de vida que sigue en veremos.

Estar 'melos', el sueño esquivo de la Comuna 13 de Medellín

| El fenómeno de 'Estamos melos' se regó por los barrios populares de Medellín, se pegó en las emisoras y llegó a convertirse en la canción favorita de los jugadores de la Selección Colombia en Rusia 2018 | Por: Alejandro Valencia


Por:


"Bien melos, bien melos, bien melos
Estamos melos, sisas, sisas
estamos melos sí, sí, sí, sisas"

 

Así comienza el exitazo musical de Bomby y Donki Rap, que se hizo viral durante el Mundial de Rusia 2018 (aunque se lanzó en septiembre del 2017) y que ya tiene más de 9 millones de reproducciones en Youtube. La pegajosa salsa choke, que se convirtió en la banda sonora no oficial de la Selección Colombia, nació de una conversación entre amigos de la Comuna 13 de Medellín,  antes de que Bomby saliera para una gira musical por 25 ciudades del país.

 

-Ey, Bomby, ¿cómo estás? -le preguntó un amigo al que le dicen el Sayayín.

-Manito, estoy bien, ¿y vos? -le contestó.

-Bien también. Entonces estamos melos, sisas.

-Manito, yo voy a hacer una canción con eso.

-Pero, ¿quién hace una canción con eso?

-Manito, pues yo soy el rey del corrinche, el sucesor de Michael Jackson. Yo soy el único que tiene la potestad de hacer una canción con eso.

 

Y ahí empezó “el corrinche”. En medio de la gira, Bomby no dejaba de pedirle a Dj Way que le pusiera el bam bam jamaiquino -un dembow muy parecido al que tenían los reggaetones de principios del 2000- para cantar el coro de la canción. “En cada uno de los lugares donde cantaba el coro, a la segunda vez todos los niños ya lo estaban cantando”, recuerda Bomby, que con 23 años ya tiene su primer éxito en las listas.

Según él, todo músico sabe que cuando un niño canta su canción es porque será un éxito.
 


Bomby (izquierda) junto a Donki, que tiene 30 años y es de Bagadó, Chocó. Canta desde hace 10 años y apenas llegó a Medellín en 2017, buscando nuevas oportunidades para su carrera musical y con este éxito siente que se le han dado. / smiley ALEJANDRO VALENCIA


 

Después de la gira, acordó con Chiqui Records y Dj Way la grabación de un álbum que se llamaría “La Nación del Corrinche”. Las dos primeras canciones fueron Baila como niga y Estamos melos. Esta última con la participación de Edinson Martínez, o Donki Rap.

Cuando Donki llegó al estudio de grabación de Son Batá, Chiqui Records ya había hecho la pista. Pero sentían que hacía falta algo. “Se me ocurrió el “bien melo, bien melo, bien melo y es la parte de la lírica que yo meto: “Bien, bien, bien, bien, bien melo. Donde bailamos el sabor se siente entero, los negros que hacemos que te sueltes el pelo, la raza que pone a bailar al mundo entero””, canta Donki.
 


Producción audiovisual: 36 Grados - Directora: Paloma Valencia - Audio grabado en AM Records? Producido por ChikyRecords y Dj Way Composición e interpretación Bomby y DonkiRap Sello AM Records


 



MELOS Y VIRALES

El día que terminaron de producir la canción la pusieron a sonar en “El cielo del Corrinche” (un lugar del barrio Nuevos Conquistadores, en Medellín), pasó lo mismo que con los niños en la gira. Y, como acostumbra a pasar en un barrio, el chisme se regó.
 


Estar melo es estar bien, estar relajado sin pasar por encima de nadie. Así mismo yo necesito que esté el mundo”...

BOMBY


 

“Eso era un chisme a voces, se regó por toda la 13 y Juan Fernando Quintero la conoció, porque él es de acá (de la Comuna 13). Él empezó a viralizarla, eso pasó cuando él jugaba en el Medellín, la ponía en el carro, en el camerino, se volvió su himno personal”, cuenta Bomby.

Para el mundial, casi todos los 23 convocados ya conocían la canción y estaban en “modo estamos melos”, durante la concentración.
 

Pero dice Bomby que, incluso meses antes de Rusia, todos los futbolistas preguntaban por su tema. Yerry Mina, por ejemplo, lo escuchó cuando aún jugaba en el Palmeiras de Brasil con Miguel Borja. “Todo lo que publicaban en redes decía “Estamos melos”.
 

La canción se pegó en la Comuna 13 y luego se regó como pólvora en la ciudad. Después, varios artistas como Tostao de Chocquibtown, Juanes y hasta J Balvin se empezaron a contagiar del ritmo y la compartían en sus historias de Instagram.
smiley 
ELIZABETH OTÁLVARO


 

 

LOS INICIOS EN 'LA 13' 

Bomby nació en Zamora (Medellín) y llegó a la Comuna 13 cuando tenía nueve años. Un par de años después de la Operación Orión. A su familia le ofrecieron un terreno para construir casa propia y no tener que pagar arriendo.

Fue allí donde conoció a John Jaime Sánchez (hoy su mánager); junto a Jhon Fredy Asprilla y Carlos Alberto Sánchez son fundadores de Son Batá; una organización cultural, artística y social de la que hacen parte jóvenes de la Comuna que son, en su mayoría, afrodescendientes.


“Nació en el 2002, cuando suceden las operaciones Orión y Mariscal. Fue la idea de tres raperos que querían contar lo que ocurría en el territorio y tratar de incidir positivamente en las siguientes generaciones. Fue un sueño desesperado por intentar cambiar la historia de las próximas generaciones de la Comuna”

JHON JAIME SÁNCHEZ (Manager)


 


En ese tiempo eran los músicos de las planchas, es decir, los que se “parchaban” en una especie de mirador amplio parecido donde aparecen bailando Bomby y Donki en el video de la canción Estamos melos. Todos los días, en la plancha de la vecina Marlenis, este colectivo tocaba chirimía y a veces, en el fondo, las ráfagas de los enfrentamientos acompañaban el sonido de los instrumentos.  

“Eso fue un choque cultural muy teso, pero ganamos renombre y un poco de respeto por parte de los actores armados por lo que hacíamos”, recuerda John Jairo. Bomby se escapaba de la casa y llevaba una flauta para unirse a esos parches de música en las planchas.

Le gustaba el sonido del clarinete. John Jairo le dijo una vez que si lograba hacerlo sonar le enseñaría a tocarlo. “La primera vez no pude, pero yo no soy de quedarme con esas cositas. Le soné el clarinete y ahí de una vez descubrieron al rey del corrinche”, recuerda Bomby con su tonito de charla.

Hoy tienen la escuela 'Son Batá, el arte como herramienta para la transformación social', y el estudio AM Records, en homenaje a Andrés Medina, uno de sus líderes culturales asesinado en el 2010. Han dictado talleres con el CDS y la Alcaldía de Medellín sobre hacer proyecto de vida, habilidades para la vida y prevención del reclutamiento en la Comuna 13, el barrio Castilla y el corregimiento San Antonio de Prado.


LEJOS DE ESTAR MELOS EN LA COMUNA 13

 


Este año, con un aumento del 100 por ciento en los homicidios y una política de seguridad municipal que parece estar enfocada en la presión militar, la Comuna 13 revive un ciclo de violencia que nunca ha terminado.
smiley 
ELIZABETH OTÁLVARO


 

 

Andrés Tobón, secretario de seguridad de Medellín, explicaba hace un par de semanas desde la Comuna que “el desorden criminal” que vive hoy Medellín obedece a “la persecución” por parte de la Policía a las bandas criminales. Aseguraba que el fin último de las operaciones debía ser “definitivamente desestructurar y desarticular las estructuras criminales que tienen presencia aquí en el territorio”.

 

Reconocía, además, que en esta comuna “hay dinámicas de reclutamiento de menores” y que los homicidios se explicaban con el reacomodamiento de los grupos ante la presión de la Fuerza Pública: “Eso ha generado confrontaciones entre estructuras criminales”.

Para académicos como Lukas Jaramillo, director de la Fundación Casa de las Estrategias, ese argumento de Tobón no aclara el panorama, sino que justifica la situación actual.

“Es un discurso que cuando se repite muchas veces se empieza a volver cínico. ¿Si estuvieran reduciendo los homicidios entonces qué diría?, ahí es cuando uno siente que el debate en la ciudad es muy pobre. Ese mismo argumento lo han usado Aníbal Gaviria y Alonso Salazar”, dice.

Un líder social de la Comuna 13, que pidió no revelar su identidad, asegura que no se puede leer el contexto de este territorio ignorando lo que sucede en el resto de la ciudad. Para él, el problema está generalizado en Medellín y se concentra en la Comuna 13 por la histórica conflictividad que allí se ha vivido y porque “la geografía de este territorio permite moverse, trasladar armamento, hacer control”, explica.

Este líder social, así como Lukas Jaramillo y John Jaime Sánchez coinciden en que la poca efectividad de las políticas se debe a la interrupción en los periodos de gobierno. Pues cada cuatro años hay un alcalde con otra perspectiva de ciudad y una forma distinta de administrar los recursos.

“Hay que posicionar intervenciones de Estado, si hay una política pública con una proyección e indicadores a 20 años, el gobierno que entre tiene que adecuar su plan de gobierno y su plan de desarrollo a esa política pública”, dice el líder social que pidió no mencionar su nombre.

Para el director de Casa de las Estrategias, lo más preocupante en el gobierno actual es que pareciera que hay muertos menos costosos que otros: “Son esos “nadies”, esos pelaos sin redes de apoyo que han estado en guetos históricos de esta ciudad. Va quedando demostrado que hay pelaos que son muy baratos de asesinar en términos morales y de costos de institucionalidad, porque si fueran los pelaos de la élite o personas de la Alpujarra ya hubiéramos hecho algo mucho más radical”. smiley ALEJANDRO VALENCIA


 

John Jaime, por su parte, insiste en la necesidad de “crear nuevas sendas para los jóvenes y no para perseguirlos y volverlos criminales”.

Cuando le preguntan a Bomby qué mensaje enviaría a los jóvenes de su comuna que se enfrentan todos los días a la decisión de pertenecer o no a un combo armado, dice, una vez más, con esa voz simpática que lo caracteriza: “Que se vengan pa’ acá pa’ mi lado. Ellos están viendo que yo soy de aquí y si yo puedo ellos también pueden”.

Es decir, los invita al “Cielo del Corrinche” a hacer música con él, porque “para eso vivo acá. Por eso el estudio queda acá, uno lo que tiene que generar es oportunidades en la gente”.

 


 

 POR:  ALEJANDRA MACHADO MEDELLÍN
 

 

¡Suscríbete!

Y recibe primero una selección de los mejores contenidos y novedades de SEMANA RURAL. Nada de spam, promociones comerciales ni cosas aburridas.

Ingresa el correo que más utilices, gracias por ayudarnos




¡Comparte!



Foto de perfil del autor del comentario






Semana Rural. Un producto de Proyectos Semana S.A. financiado con el apoyo de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) a través del programa de Alianzas para la Reconciliación operado en Colombia por ACDI/VOCA. Los contenidos son responsabilidad de Proyectos Semana S.A. y no necesariamente reflejan las opiniones de USAID o del gobierno de Estados Unidos.