Café con aroma a lucha y persistencia

julio 07 de 2021

Tres historias donde el trabajo asociado con la producción y siembra de café es sinónimo de empuje rural. .

Café con aroma a lucha y persistencia

| Niños indígenas nasa participan de una clase practica en la escuela de catación liderada por ASOPEP | Por: ASOPEP


Por: Johan Hernandez
johandhr


El café, además de ser el producto insignia de Colombia, es también un poderoso motor de desarrollo rural y reconciliación, a juzgar por 169 proyectos productivos (164 individuales y 5 colectivos) relacionados al grano que están en marcha y que vinculan a 383 personas en proceso de reincorporación, víctimas del conflicto, comunidades indígenas y jóvenes rurales (305 hombres y 78 mujeres).

Cada café es una historia diferente, aunque todas tengan en común el aroma del empuje y la resiliencia. Está, por ejemplo, el que produce la comunidad indígena Nasa en Caldono (Cauca), un producto sagrado y de altísima calidad; el de una asociación de campesinos de Guayabal de Síquima (Cundinamarca), famoso por sus sabores frutales y dulzones; y el que produce un grupo de jóvenes rurales en Planadas, Tolima. 

Estas tres historias, y las otras 166, hacen parte del denominado proyecto de capacidades empresariales en el campo, liderado por la Agencia para la Reincorporación y la Normalización (ARN) y la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), una iniciativa que está inundando los territorios de paz y, definitivamente, del aroma exquisito del café. 

smiley

Dentro de los procesos de formación para incentivar el amor por el cafe  las mujeres nasa también participan del proceso procutivo comunitario en las fincas cafeteras de Planadas , Tolima

El café especial de la comunidad Nasa, un camino a la esperanza

Entre las montañas más recónditas de la región andina del suroccidente de Colombia está Caldono, un municipio del Cauca con seis asentamientos poblados, 86 veredas y 6 resguardos indígenas: uno de los territorios con mayor cantidad de habitantes del pueblo Nasa, junto a Toribio y Páez. Según el Centro Nacional de Memoria Histórica, allí ocurrieron más de 244 incursiones armadas de las Farc, lo que ubicó a este municipio como el segundo del Cauca con mayor número de tomas y ataques entre 1997 y 2015.

Los pueblos indígenas han sido una de las comunidades más golpeadas por la ola de violencia, por tal razón, decidieron transformar el territorio donde el abono de sus frutos por mucho tiempo siempre fue la sangre derramada por la guerra. Según cifras del Instituto de Estudios para el Desarrollo y la Paz (Indepaz), en 2020 fueron asesinados 310 líderes sociales y defensores de derechos humanos y 64 firmantes de los acuerdos de paz o excombatientes de las Farc.

No obstante, el pasado 10 de octubre nació “La Esperanza”, un lugar sagrado para el pueblo indígena Nasa de la Vereda Santa Rosa en donde siembran, producen, compran y venden café pergamino seco de alta calidad. Además, cuentan con una pequeña máquina despulpadora de grano, hilo para secar el café, báscula y medidores de humedad.

“Cafés Especiales la Esperanza” como se llama realmente el proyecto, inició con 14 miembros y ahora son 20, todos perteneciente al pueblo Nasa. Son 40 hectáreas de matas de café, algunas siembras de maíz y otros pequeños cultivos, un planchón en obra gris que va ser una bodega para almacenar bultos de café y una pequeña casa de ladrillo donde vive Juan Vizque Cabiche, líder de la comunidad. “Esa idea salió a raíz de que a mí siempre me ha gustado trabajar y tratar cafés especiales, entonces se me ocurrió la idea de sembrar en mi finca, transportar y poder vender directamente a otros países, pero hasta ahora vamos en ese proceso”, dice Juan.

El café “La Esperanza” de los nasa es vendido directamente a Banexport, una empresa que por más de 11 años se ha dedicado a la exportación de los mejores cafés especiales de Colombia.“Lo que hemos logrado es ciertos programas especiales para grupos especiales (…) lo que hemos hecho es visualizarlos en el exterior para que el importador los conozca, se interesen en ellos y les den un precio justo” , afirmó Josefina Hurtado, directora de recursos humanos de Banexport.

Juan vive con su esposa y sus tres hijos y la mayor parte del tiempo hablan en nasa yuwe, su lengua original. En un mal español, dice que él y su comunidad tratan siempre de satisfacer las necesidades de los consumidores bajo el lema “compra café a mejor precio y de mejor calidad”. Estamos en un clima templado a 1880 metros sobre el nivel del mar, la recolección, lavado y secado es especial, mantenemos un trabajo más adecuado, seleccionamos grano por grano, nos fijamos en que no sea pintón ni verde, ese tiene otro precio”, menciona Juan.

Todos los días, antes de que se vaya la oscuridad, Juan se levanta para dirigir los procesos de recolección y tratamiento del café. Actualmente, su comunidad construye un local nuevo para almacenar el café e  incrementar las ganancias. "Estamos construyendo un local para la compra y comercialización de café , recibir la mercancía y tener nuestra sede administrativa ahí", explica. Aunque el proyecto de la finca apenas lleva un año y medio, la comunidad Nasa de la vereda Santa Rosa tiene ahí años y años de planes y sueños de paz.

 

Click aqui , para conocer más sobre el pueblo indigena nasa en Colombia 

 

 

 

smiley

Proceso de secado de cafe pergamino, el tipo de cafe que exportan los campesinos de Guayabal de Síquimia . Este cafe cuenta con diferentes sabores dulces y citricos     .

Guayabal de Síquima, donde crece el mejor café de Cundinamarca  

A hora y media de Bogotá, sin salir de Cundinamarca, está ubicado Guayabal de Síquima, la puerta de entrada a la provincia del Magdalena Centro. El 80 por ciento de sus pobladores se dedican a la producción de café, pero también hay otras actividades que aportan a la economía del territorio como la ganadería, siembra de plátano colicero y banano.  En 2015 nació la Asociación de Caficultores de Guayabal De Síquima, compuesta por pequeños productores, mujeres cabezas de familia y víctimas del conflicto, que en promedio producen de 5 a 10 cargas de café cada 15 días. Iniciaron en instalaciones cercanas a la plaza de mercado del pueblo y ahora cuentan con su propia fábrica.

José Libardo Rojas, representante legal de la Asociación, enfatiza en que la idea de este proyecto es incentivar a la economía de los pequeños productores rurales. “Nosotros pretendemos mantener uno o dos empleos directos permanentes, que eso para un municipio de esta naturaleza es un gran logro”. Una trilladora, una tostadora y un molino son los tres equipos básicos que conforman la planta de la Asociación, son 700 productores que cuentan con 400 hectáreas de café.

Café Guayabaluno se llama el producto que actualmente está registrado en el mercado y que con algunas participaciones en ferias regionales y nacionales ha mostrado esta iniciativa comunitaria de alta calidad que se produce en la región. “El café pergamino de Guayabal de Síquima mantiene unos sabores únicos. Según pruebas de tazas realizadas  por catadores de la  Federación de Cafeteros, se ha encontrado una alta calidad en el producto de este territorio. Son cafés arábicos que ofrecen sabores frutales, aromas buenos, sabores dulzones”, menciona José Libardo.

Coodecafec, la cooperativa departamental cafetera de Cundinamarca, es la compradora mayoritaria y, además, es la encargada de incentivar a que las comunidades cafeteras mantengan un trabajo comunitario sólido, donde se ofrezca la mejor calidad de café de la región. “Nosotros lo que hacemos es recibir el café pergamino seco a los caficultores, con un precio base más una bonificación por el tema de calidad”, explica Jonathan Colomba, administrador de Coodecafec.

Los guayabalunos, como se les dice a los habitantes de este municipio, buscan seguir construyendo territorio a través de iniciativas productivas donde toda la comunidad esté involucrada. “La intención es que los agricultores aprendan a valorar su producto, no se lo entreguen al comerciante que es el que se queda con toda la utilidad, sino que sea capaz de mejorar la calidad, realizar todo el proceso, lo tueste y pueda incursionar en el mercado internacional”, aclara José Rojas.

 

 

smiley

Arbol  de cafe en Planadas , Tolima. En diferentes veredas son varias las   fincas que forman parte del proyecto "su cafe" .

“Su Café”, el producto de los jóvenes rurales en Planadas 

Nancy Hincapié es una joven de 25 años que, aunque es madre cabeza de hogar, tiene un compañero que la apoya de forma incondicional —su hijo de 8 años— y un equipo de otros jóvenes que son como su familia. Todos conforman la Asociación de Líderes Eco Silvestres, conformada por  nueve  jóvenes hijos de caficultores , dedicados totalmente a la producción de café y conservación del medio ambiente.

Nancy, que es la representante legal de la organización, define así su misión: "Nosotros nos dedicamos al café porque es la raíz de la economía del municipio, acá todos somos caficultores, somos nacidos en fincas cafeteras” , dice Nancy .

 

smiley

Nancy , lider de Ecosilvestres, participando en un mercado campesino organizado por la camara de comercio y la alcaldia muniicipal. Ya son varias las ferias en las que han participado . 

 

Cuando Nancy tomó las riendas para dirigir el proyecto con los jóvenes rurales, no estaba en su mejor momento. Se encontraba en un proceso de recuperacion por su accidente  , usaba muletas y aveces silla de ruedas . La organización fue lo que la motivó a renacer y crear una empresa, según dice. 

El proyecto se llamó Su café, sabor de nuestra tierra, un producto 100 por ciento orgánico que fomenta  la producción y comercialización de café Caturro, Castilla, Bourbon y Geisha, entre otras variedades. Este proyecto fue financiado desde el comienzo con 40 millones de pesos y después con una intervención de 10 millones Por el accidente yo estaba en muletas, sin ánimos y sin motivación, uno piensa que ya no es capaz de nada” (...) una muchacha recibió el cargo, pero se empezó a sentir presionada por la responsabilidad, y todos se echaron para abajo y fue en ese momento cuando tomé la batuta del asunto”, comenta Nancy.

Los jóvenes de la Asociación de Líderes Ecosilvestres que en su mayoría tienen entre 18 y 28 años, cuentan con una tostadora, una trilladora, un molino, una selladora, equipos para oficina, impresoras, un computador, mesas en acero inoxidable, vitrinas, empaques y etiquetas para trabajar con la marca. Planadas ha visto nacer varias guerrillas, incluidas las Farc,  pero también está iniciativa de paz. 

Muchos de estos jovenes son los encargados del funcionamiento de las maquinarias,  con su conocimiento  empirico en siembra y manejo , son capaces de realizar la recoleción del grano y tencificar el pocesamiento del cafe  en la planta." Somos una junta directiva, cada uno tiene su ocupación y pues como casi todos viven en el campo pues conocen sobre el funcionamiento de mauinaria y procesos productivos cafeteros", comenta Nancy .

 Me gustaría terminar la carrera de contabilidad y administración financiera, estoy con ese proyecto y poder capacitar al resto de asociados (…) Las expectativas son grandes, lo que he aprendido en esta escuela ha sido gratificante, me ha generado muchos conocimientos, me gustaría crecer más, quisiera expandirme a nivel nacional e internacional y generar muchos empleos en el municipio”. dice Nancy con voz emotiva.  

smiley

Proyectos de  integración con idigenas nasa . Organizado por la escuela de catación de niños en Planadas , Tolima

Conzoca más sobre ASOPEP aqui 

¡Suscríbete!

Y recibe primero una selección de los mejores contenidos y novedades de SEMANA RURAL. Nada de spam, promociones comerciales ni cosas aburridas.

Ingresa el correo que más utilices, gracias por ayudarnos
Al suscribirme, acepto los términos y condiciones y autorizo el tratamiento de mis datos personales conforme a las finalidades y demás condiciones descritas en la política de tratamiento de datos personales de SEMANA.





¡Comparte!



Foto de perfil del autor del comentario






Semana Rural. Un producto de Proyectos Semana S.A. financiado con el apoyo de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) a través del programa de Alianzas para la Reconciliación operado en Colombia por ACDI/VOCA. Los contenidos son responsabilidad de Proyectos Semana S.A. y no necesariamente reflejan las opiniones de USAID o del gobierno de Estados Unidos.