Titulación exprés, la técnica holandesa para mapear la tierra ‘de nadie’ en Colombia

noviembre 09 de 2018

Tierra en paz, un proyecto diseñado y financiado por el Gobierno holandés, les enseña a campesinos a levantar el croquis de sus terrenos utilizando una aplicación y una antena. De ser implementada por Colombia, podría convertirse en la respuesta a la formalización de la tierra pactada en los Acuerdos de Paz.

Titulación exprés, la técnica holandesa para mapear la tierra ‘de nadie’ en Colombia

| Los ingenieros catastrales toman fotografías aereas de las parcelas que van a  ser dibujadas con esta tecnología. | Por: Liliana Merizalde


Por: Laurasofía Polanco
@SonrisaDeLima

El año pasado, Colombia era el segundo país con más desplazados internos, según la Agencia de las Naciones Unidas para los refugiados. Además del drama humanitario que representa, esta crisis ha provocado que cuando se habla de trámites inmobiliarios, especialmente en el sector rural, los colombianos no confíemos entre nosotros para cerrar negocios, a menos que haya un título o certificado de por medio. Esa es una de las razones por las que el Acuerdo de Paz con las Farc incluyó entre sus metas la normalización del catastro rural, en su primer punto. Saber de quién es la tierra a los ojos del Estado, y de cualquiera que pretenda reclamarla, es una prioridad del posconflicto.

El gobierno Holandés, la Agencia Nacional de Tierras y la Universidad Distrital están trabajando en el proyecto Tierra en Paz, una propuesta del ministro de relaciones exteriores de Holanda para apoyar el Acuerdo de Paz. Consiste en usar sistemas de localización satelital accesibles desde cualquier teléfono o tableta, y una antena, para levantar croquis de los terrenos de las comunidades que llevan esperando años la normalización del catastro de sus fincas. Ahí no acaba el proceso, también se recopilan documentos que ayuden a las familias a demostrar que son dueños legítimos del terreno.

Entre febrero y julio de 2018 se hicieron dos pruebas prepiloto en la vereda Los Mandarinos, zona rural de Apartadó, Antioquia y en la vereda Termales, en Vista Hermosa, Meta. En ambos casos, según Sytske Jellema, miembro del equipo de Tierra en Paz, la actitud de los pobladores no fue de desconfianza hacia unos extraños que llegan con antenas raras y hablando un idioma extraño: las comunidades de ambas veredas han visto en este proyecto la posibilidad de llenar un vacío que han sentido por parte del Estado durante décadas. El próximo año la prueba piloto se realizará en Boyacá. El balance hasta el momento es positivo y, a finales de noviembre, el Primer Ministro Holandés Mark Rutte vendrá a Colombia a entregar los primeros títulos obtenidos a través de este proyecto.
 

 


Haz clic en los puntos en el mapa para ver el croquis obtenido en cada prepiloto y la cantidad de hectáreas delimitadas


 

Hector Timoté recorrió su terreno con una antena GPS en la mano. Para el final del día ya había mapeado su terreno. © LILIANA MERIZALDE




 

La antena la llevan los propietarios de los predios a delimitar, igualmente guían el recorrido por los linderos. © LILIANA MERIZALDE


 


1.4

millones de euros



es la inversión del gobierno holandés para la realización de este proyecto. 

No es ‘tierra de nadie’

De acuerdo con el Instituto Geográfico Agustín Codazzi, entre 2003 y 2011 la actualización del catastro rural fue del 40%, mientras que en las ciudades fue del 70%. Por esta razón, el año pasado la institución se comprometió a actualizar el catastro de 3.3 millones de predios rurales en 845 municipios del país. A la fecha, en todo caso, solo se ha finalizado la recolección de información en 23 municipios focalizados por el catastro multipropósito., según el Segundo Informe Sobre El Estado Efectivo De Implementación Del Acuerdo De Paz En Colombia del Instituto Kroc.

Adelina Capera, una de las campesinas de Termales, vive hace 30 años en uno de los predios que hasta ahora estaban entre el 60% de los que no se tenía actualización ni registro catastral, hasta que llegó el proyecto. “Esta tierra la compramos, tenemos testigos, la gente que vive acá. Esto no es condicionado, es comprado. Por acá, a la gente de Vista Hermosa no les hacen escritura, sino que tienen sus finquitas por ‘carta venta’, entonces como ahora como el gobierno está diciendo que toca hacer escrituras, uno tiene asegurada la tierrita” explica Adelina.
 

¿Cómo funciona?

© EFRAÍN TARRIBA | KAIKKI ESTUDIOS


Al alcance de un clic

El costo de mapear cada hectárea no está confirmado, pero los fondos para desarrollar el proyecto corren por cuenta del gobierno holandés. La Universidad Distrital también pone su parte: dispuso de sus estudiantes de Ingeniería Catastral y Geodesia (tanto pregrado como maestría) para el acompañamiento técnico y el control de calidad de los datos que se recogen de los terrenos. Este proceso resulta en mapas e información confiable que luego se entrega a la Agencia Nacional de Tierras, encargados de la parte jurídica.

Kadaster, la oficina de control de propiedades de Holanda, ya tiene experiencia en retos como el que quiere asumir en Colombia. Con el mismo tipo de antena y de aplicación móvil han levantado terrenos para su regularización en Nepal, Indonesia, Cuba, República Democrática del Congo, Kenia, Mozambique, Uganda y Brazil. En Colombia podrían hacerlo más rápido:

 


«Si bien hemos aplicado esta metodología en varios países, Colombia es un caso especial porque es un país muy grande y la situación de la tierra es difícil. Entre todos los países en los que hemos aplicado esta metodología Colombia es el más avanzado, tenemos más presupuesto para Colombia porque el Ministro de Relaciones Exteriores vino en febrero de 2017, justo después del Acuerdo de Paz y dijo que nosotros debíamos ayudar a la paz»

SYTSKE JELLEMA — Kadaster



Los recursos asegurados por el Ministerio de Relaciones Exteriores de Holanda van hasta 2020, por eso no es descabellado pensar que el proyecto podría alcanzar la meta de formalizar la tierra que se pactó en el Acuerdo de Paz.  

El proyecto no está diseñado para depender de expertos, por el contrario, el propósito es capacitar a los propietarios y a los jóvenes de las veredas para que puedan levantar los mapas de sus terrenos ellos mismos, utilizando esta metodología.

 

El acompañamiento incluye la recolección de formularios y documentación que sirvan para agilizar los procesos de formalización de tierras en la oficina de catastro.  © LILIANA MERIZALDE


«Llegamos(estudiante y profesores) a campo y hacemos una socialización con toda la gente de la comunidad para explicarles qué vamos a hacer, siempre nos gusta encontrar jóvenes de la vereda que nos quieran acompañar, que conocen y que quieran aprender. Caminamos los terrenos con antenas con GPS y con celulares que tengan un ESRI Collector, una aplicación que ya existe pero la compañía nos ayuda a mejorarla un poco según lo que queremos. Vamos siempre con los propietarios de las parcelas y medimos todos los linderos, la antena siempre la lleva el propietario y el celular lo lleva alguno de los jóvenes o nosotros, y va mirando todo en tiempo real. No necesitamos conexión a internet, se utiliza bluetooth»
 

 NICOLÁS PORRAS, estudiante de la Universidad Distrital y miembro del equipo de Tierra en Paz.


 

Los procedimientos en Apartadó y Vista Hermosa son prepilotos porque la verdadera prueba será en Boyacá, en el 2019, cuando ya se tenga información sobre posibilidades y dificultades de la aplicación en el contexto colombiano. El próposito de la metodología es que se ajuste para ser efectiva en el país en que se desarrolla, de ahí que se llame Fit for Purpose (A la medida de un propósito).

Las dificultades para la ejecución, en todo caso, están a la vuelta de la esquina, y tiene que ver con el aparataje estatal colombiano, plagado de burocracia y tramitomanía:

«Por ahora la dificultad que identificamos en la parte jurídica, los procedimientos en Colombia son lentos y complejos. El desafío es hacer que la recolección de información y formularios sea más eficiente sin sacrificar la seguridad jurídica. El gobierno pide muchas veces la misma información y eso solo crea un volumen de datos que hacen más difícil procesarlos. Creo que el 80% de los formularios y procedimientos son innecesarios para obtener seguridad jurídica. Es una preocupación que compartimos todas las instituciones del proyecto», inisiste Mathilde Molendijk, gerente de Kadaster Internacional.

Los resultados de las pruebas prepiloto hasta el momento son 1.400 hectáreas levantadas, incluyendo croquis resultantes del levantamiento en La Balsa del Tigre, Apartadó, según cuenta Laura Becerra, estudiante de maestría de la Universidad Distrital y miembro del proyecto. Igualmente, esta ingeniera catastral cree que puede que al principio haya cierta desconfianza por parte de las instituciones hacia la propuesta.


«Como es algo innovador, a la gente le parece extraño, son escépticos. ‘¿Será que sí sirve?’, pero al final van mirando que sí funcionan. Eso nos ha pasado con las entidades porque no es la manera que ellos lo hacen, pero es solo una manera diferente».

 

LAURA BECERRA, estudiante de maestría de la Universidad Distrital y miembro del proyecto


 

Gracias este proyecto, muchas de las tierras que el Estado -y muchos colombianos- daban por baldía o selva virgen, ahora podrían tener dueños legítimos para 2020. Además, para los que han vivido mucho tiempo en zonas más alejadas de los centro urbanos, esta es la oportunidad de asegurar su forma de vida y la pertenencia de su tierra. “Como no ha habido mucha presencia del gobierno en los dos últimos años entonces la comunidad muestra mucho interés cuando llegamos, siempre está muy entusiasmados quieren empezar a levantar apenas estamos en la socialización”, cuenta Porras.

 


» Video | ¿Cómo Tierra en Paz aplica está metodología?


 

 


POR: Laurasofía Polanco | Bogotá
@SonrisaDeLima


 

¡Suscríbete!

Y recibe primero una selección de los mejores contenidos y novedades de SEMANA RURAL. Nada de spam, promociones comerciales ni cosas aburridas.

Ingresa el correo que más utilices, gracias por ayudarnos




¡Comparte!



Foto de perfil del autor del comentario






Semana Rural. Un producto de Proyectos Semana S.A. financiado con el apoyo de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) a través del programa de Alianzas para la Reconciliación operado en Colombia por ACDI/VOCA. Los contenidos son responsabilidad de Proyectos Semana S.A. y no necesariamente reflejan las opiniones de USAID o del gobierno de Estados Unidos.