Turismo sostenible, una apuesta en el renacer de San Carlos

noviembre 27 de 2018

Académicos, representantes del sector público, privado y organizaciones se reunieron para discutir cómo está este municipio del oriente de Antioquia en relación con su nueva apuesta económica: el turismo .

Turismo sostenible, una apuesta en el renacer de San Carlos

| El 23 de noviembre se llevó a cabo el encuentro Turismo sostenible: una ventana de oportunidades para San Carlos. | Por: Marcela Madrid V


Por: Yenifer Aristizabal
YenAristizabal

.“Turismo sostenible: una ventana de oportunidades para San Carlos” fue un espacio local propuesto por SEMANA RURAL, donde diferentes ponentes discutieron sobre un tema que aparece una y otra vez en los hogares, espacios públicos y de participación política.

En este pueblo de 702 kilómetros cuadrados, las casi 80 quebradas y numerosas cascadas fueron la puerta de su potencial económico, sin embargo, ahora todos hablan de cómo ir más allá de su riqueza hídrica y de construir un plan de desarrollo turístico que integre todos los sectores y ofrezca una alternativa realmente competitiva para sus habitantes.

El Concejo municipal recién aprobó un aumento histórico en el presupuesto para el turismo en San Carlos. En 2019 este municipio pasará de tener 90 a 190 millones destinados para este sector. Jesús Castaño, representante de la Asociación de Hoteleros, considera que aún no se ha invertido lo suficiente en este municipio considerando su alto potencial turístico: “desde la parte regional y nacional ha faltado gestión, considerando que un municipio de sexta categoría no necesariamente tiene recursos suficientes para invertir en turismo”.

 

 

 

“Nos tenemos que pensar San Carlos a futuro, repensar y actualizar el plan de desarrollo del turismo. El turismo no es solo que un extranjero venga a visitarnos, es necesario que nos apropiemos del territorio”.

JOHN JAIRO OCHOA, integrante de la Corporación turística y ambiental Natybos

Las cascadas son un atractivo para el turismo de aventura en San Carlos. © MARCELA MADRID VERGARA.


 

La conservación como oportunidad

Se habló de la economía naranja como una estrategia del gobierno actual para fomentar, entre otros sectores culturales, el turístico. Sin embargo, la gestora cultural y asesora del Instituto de Cultura y Patrimonio de Antioquia, Clara Mónica Zapata, aclaró que este concepto llegó mucho antes del actual gobierno y que surgió en el 2005 en la convención de Unesco “donde se habló de manera concreta de la importancia y el valor que tenía la cultura, los valores propios del territorio para ser generadores de riqueza”.  

El patrimonio material e inmaterial, según la economía naranja o economía creativa, es la “materia prima” de esta riqueza. Para Zapata la ruralidad tiene actualmente un protagonismo importante después de que por mucho tiempo dirigentes y actores políticos enfocaron sus esfuerzos en lo urbano, en gran parte por factores asociados al conflicto.

San Carlos no le apuesta a un turismo masivo y “depredador”. Esta fue una de las principales conclusiones de este encuentro y Sandra Restrepo, Coordinadora de la Oficina de Turismo, insistió en que “no queremos que vengan y nos hagan daños visuales y ecológicos, debemos tener una conciencia del cuidado del prestador y el turista, no queremos explotar, queremos personas que nos dejen mejoras cada nos visitan”.

Este municipio del oriente antioqueño aún no ha logrado consolidar el turismo sostenible al que le apuesta, pues en diferentes momentos han visto cómo la llegada descontrolada de turistas los ha perjudicado. Por eso, actualmente los operadores trabajan no solo para su legalización sino para articularse de forma que entre todos tengan una amplia oferta turística con un especial sentido cultural y de sostenibilidad ambiental.  

 

Actores del sector privado, público y cívico compartieron ideas sobre cómo impulsar un turismo sostenible en el municipio. © MARCELA MADRID VERGARA.

 

Manuel Giraldo, uno de los operadores y guía en deportes extremos y de aventura en San Carlos, viene trabajando desde hace un año justamente en la legalización de todos los operadores del municipio: “debemos organizar todo el sistema para atender con calidad a los turistas. Si nos proyectamos como destino natural, también debemos conservar las veredas, los bosques y ríos”, dice.

Esta articulación que tanto se menciona es quizá uno de los principales desafíos. En San Carlos hay decenas de iniciativas, públicas o privadas que trabajan sin unir esfuerzos. Sin embargo, después de ocho años “de trajín” para constituirse como organización, los hoteleros han logrado liderar el sector turístico e iniciativas que aportan a la construcción de las políticas públicas del turismo y la cultura en este municipio.

Jesús Castaño explica que durante todo este tiempo han trabajado con instituciones gubernamentales para prestar un mejor servicio y ve urgente hallar el equilibrio entre lo público y lo privado a través de las políticas públicas y de la vinculación de las unidades productivas (café, cacao, piscicultura, apicultura) a una oferta turística; “de esto depende que el componente económico del turismo beneficie a toda la comunidad”, señala.

Para Castaño, es fundamental aprovechar la estrategia Colegios amigos del turismo, liderada por el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo que integra instituciones voluntarias que han decidido formar estudiantes sensibilizados con los riesgos sociales, ambientales, culturales y económicos del turismo al mismo tiempo que se forja “una ética para el sector”.

“Las escuelas deben formar en conocimiento del territorio”, dice Castaño y añade que, en San Carlos, especialmente, sería ideal si los planes de estudio pudieran tener en su núcleo el conocimiento de cada oferta turística y enseñar el cuidado de la misma.

 

“Debemos traer más instituciones que nos generen conocimiento del turismo. Desde ahí debemos empezar los lineamientos para que sea competitivo en el municipio y tener en cuenta al campesino para hacer el turismo sostenible”.

JESÚS CASTAÑO, representante de la Asociación de Hoteleros de San Carlos

 

Para la gestora Clara Mónica Zapata, la cultura debe estar en el centro del turismo y este beneficio comunitario, ambiental y cultural es lo que se entiende por turismo sostenible. Explica que “hay que pensar un modelo de desarrollo cultural desde lo patrimonial que permita la generación de acciones productivas”, pues el aprovechamiento sostenible de los recursos está asociado con el bienestar humano y a través de este se debe generar calidad de vida para los operadores.

“Tenemos que integrar la perspectiva del patrimonio material e inmaterial y generar una política clara sobre hasta dónde quiere llegar San Carlos con sus propuestas turísticas. Es claro que pueden tener una oferta turística selectiva para evitar el turismo de depredación”, explica.


San Carlos hoy cuenta con 59 murales que ilustran las tradiciones campesinas, un atractivo que podría potenciar una ruta de la memoria. © MARCELA MADRID V.

.

El turismo de memoria, una nueva ruta en San Carlos

En este municipio se han adelantado varias iniciativas para pasar la página de la violencia proveniente de múltiples actores del conflicto que hicieron presencia, especialmente en la década de 1990 y 2000. Este pueblo que padeció 33 masacres y que vio cómo miles de familias de las 78 veredas abandonaron sus hogares para huir de la guerra, quiere ahora narrar su proceso de memoria.

Gestores de memoria formados por la Corporación Región, Rutas de memoria establecidas para que los turistas y habitantes locales conozcan lo que pasó en el pueblo, corregimientos y algunas de sus veredas y, los murales del artista José López, son algunos de los adelantos. Este último consiste en hacer de San Carlos “el pueblo de los murales” y aprovechar el mismo lugar que usaron los violentos para atemorizar a través de sus “pintas”, para contar una historia relacionada con las tradiciones o los personajes del pueblo.

Manuel Giraldo considera que aún se tiene que hacer más para proteger esta memoria y que en esto no han ayudado las voluntades políticas locales “Granada tiene el Salón del Nunca más, José (López) le ha dado un auge mayor con los murales, porque lo importante es cuidarla para poderla mostrar. ¿Hasta qué punto estamos cuidando la memoria para poder ofrecer algo desde el mismo municipio? las voluntades políticas no se interesan por cuidar ese patrimonio”, asegura.

 


POR: Yenifer Aristizábal | Editora regional

@YenAristizabal


 

¡Suscríbete!

Y recibe primero una selección de los mejores contenidos y novedades de SEMANA RURAL. Nada de spam, promociones comerciales ni cosas aburridas.

Ingresa el correo que más utilices, gracias por ayudarnos




¡Comparte!



Foto de perfil del autor del comentario






Semana Rural. Un producto de Proyectos Semana S.A. financiado con el apoyo de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) a través del programa de Alianzas para la Reconciliación operado en Colombia por ACDI/VOCA. Los contenidos son responsabilidad de Proyectos Semana S.A. y no necesariamente reflejan las opiniones de USAID o del gobierno de Estados Unidos.